Caputo, superministro: además de Energía, se quedó formalmente con toda la estructura del despedido Guillermo Ferraro

Con la publicación en el Boletín Oficial quedó oficializado un adelanto de Infobae: el titular del Palacio de Hacienda está a cargo de buena parte del extinto ministerio de Infraestructura, que incluía Obras Públicas, Vivienda y Transporte. ¿Habrá cambios de organigrama y funcionarios?

Compartir
Compartir articulo
Luis Caputo
Luis Caputo

No quiere saber nada con la idea de ser un “superministro”, y mucho menos que ese sea el tratamiento mediático que se le de. Y aunque él insista conque su perfil es bajo y técnico, es casi inevitable verlo de esa manera. Ahora, de manera formal.

Esta tarde se oficializó que Luis “Toto” Caputo tendrá bajo su organigrama la estructura del ahora extinto ministerio de Infraestructura. Hace justo un mes Infobae confirmó que así sería, luego de una crisis en el gabinete, con denuncias de filtraciones a los medios incluida, que terminó con la salida de Guillermo Ferraro del Gabinete, algo que se demoró bastante más de lo esperado. Si bien Ferraro no renunció aún y tiene licencia hasta el 29 de febrero, su ministerio ya no existe más.

Como sea, desde ese momento, Caputo no sólo está a cargo de bajar la inflación, negociar con el FMI y ajustar más de 5 por ciento del PBI este año, sino que además controla otras secretarías decisivas para la gestión económica, como Obra Pública, Vivienda y Transporte. Como también confirmó este medio a dos días antes de que asumiera Javier Milei, en diciembre pasado, otros dos organismos de relevancia, Minería y Energía, ya habían pasado de Infraestructura a Economía. En ese momento, desde el entorno de Ferraro adujeron cuestiones “de firmas” y otros tecnicismos, y juraron que el pasaje iba a ser temporario. Cerca de Caputo, sin embargo, decían que el exministro y expresidente del BCRA de Mauricio Macri se “iba a quedar con todo”. Así pasó.

“Toto viene trabajando desde hace varias semanas con toda la estructura, el proceso ya arrancó. Esto es una oficialización, nada más”, aseguraron esta tarde en el Palacio de Hacienda. “El Ministerio de Economía pasa a absorber, de esta forma, nuevas funciones y atribuciones”, destacó, escueto, el comunicado oficial.

Guillermo Ferraro
Guillermo Ferraro

De hecho, días después de que se habló por primera vez de la salida de Ferraro, Caputo se reunió con la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) y repitió el mantra mileísta: “No hay plata”.

Organigrama

Por el momento, el organigrama del ex ministerio de Infraestructura que pasó a Economía sigue con los mismos funcionarios. “¿Habrá cambios de nombres y reordenamiento de secretarías”, preguntó Infobae. Las fuentes oficiales dijeron que “no por ahora”. Nadie se anima a confirmar nada ni a nadie. “Se está trabajando normal. Todo será decisión del ministro y el Presidente”, dijo una de ella, lacónica.

Así, Economía se quedó –ahora de manera formal– con las Secretarías de Transporte, donde fue designado Franco Mogetta; la de Obras Públicas, a donde llegó Luis Giovine; la de Vivienda y Hábitat, en la que está Héctor Lostri. Economía ya tenía a Energía, que maneja Eduardo Rodríguez Chirillo, y Minería, por ahora acéfala luego de la salida de Flavia Royon, “víctima” de fracaso de la Ley Ómnibus en el Congreso (junto al ex titular de Anses, el cordobés Osvaldo Giordano).

Energía lleva adelante el recorte de subsidios y la suba de tarifas y Transporte, por donde pasa el ajuste de 0,2 puntos del PBI en subsidios que busca Caputo. Mogetta, que siempre fue defensor de eliminar las asimetrías con el AMBA, parece que se queda por el momento a pesar de que eliminaron el Fondo Compensador del Interior. Ese fue el primer conflicto de Caputo con Transporte a su cargo.

Nicolás Posse
Nicolás Posse

En medio de las dudas por las “cabezas” de las secretarías hay muchas terceras y cuartas líneas que aún no fueron nombradas en las áreas de infraestructura, obras públicas y vivienda. Son todos sectores con ejecuciones presupuestarias bajas y no sólo por el paso implacable de la motosierra, sino también porque no hay firmas para movilizar expedientes.

En resumen, los Decretos 194 y 195/2024 publicados hoy en el Boletín Oficial redujeron la estructura del Gabinete Nacional a ocho ministerios: Economía, Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Capital Humano, Interior, Salud, Defensa, Seguridad y Justicia.

Sólo una parte de Infraestructura no fue a Economía, sino directamente a la Jefatura de Gabinete de Nicolás Posse. Se trata de organismos como Corredores Viales, Agua y Saneamientos SA (AySA) y la Administración General de Puertos (AGP). En general se trata de áreas que el Gobierno buscará privatizar bajo el control directo de Posse.

También pasan a Jefatura las áreas relacionadas a telecomunicaciones, servicios de comunicación audiovisual, desarrollo satelital y servicios postales (la secretaría de Comunicaciones y Conectividad, estaba hasta el momento en manos de Ignacio Cingolani). Hoy, por caso, se autorizó el funcionamiento de Starlink, la empresa satelital de Elon Musk que llegará para competir en el mercado local de internet.