Cuál es el dólar que reciben los exportadores y qué esperan para liquidar la próxima cosecha

La creciente inflación está haciendo que los exportadores pierdan competitividad al atrasarse el tipo de cambio real luego de la devaluación de diciembre. Esto podría desincentivar la liquidación de la cosecha gruesa.

Compartir
Compartir articulo
Según Wise Capital, el tipo de cambio debería estar de 35% a 40% por encima del nivel que alcanzó con la última devaluación. EFE/Gustavo Ércole/Archivo
Según Wise Capital, el tipo de cambio debería estar de 35% a 40% por encima del nivel que alcanzó con la última devaluación. EFE/Gustavo Ércole/Archivo

Los exportadores están liquidando sus ventas al exterior a un dólar a $916,20, de acuerdo al nuevo Indice Dólar Exportación de Matba Rofex. Sin embargo, un rápido ingreso de divisas de la cosecha gruesa podría depender de una nueva devaluación.

El valor del tipo de cambio que reciben los exportadores es resultado del Programa de Incremento Exportador (PIE), medida tomada por el gobierno anterior y renovada con modificaciones por el actual, que permite liquidar el 80% de las divisas a través del mercado único y libre de cambios (MLC) y el 20% al tipo de cambio Contado Con Liquidación (CCL).

Pero después de la devaluación de diciembre que llevó el dólar oficial a $800 y con una inflación que corre al 20%, según Wise Capital, el tipo de cambio debería estar de 35% a 40% por encima de ese nivel.

Esto, en base a las proyecciones de inflación de la consultora, arroja un dólar entre $1.740 y $1.850 para fin de 2024.

“Hay que tener en cuenta que en los últimos dos meses se perdió la mitad de la ganancia de competitividad de la devaluación. A favor, la inflación se está desacelerando pero aún quedan por delante ajustes de tarifas y los efectos de la segunda ronda de devaluación”, indicó Wise Capital.

Mirando los futuros de Rofex, el mercado ve un salto cambiario discreto en algún momento de abril. O en otro caso ajustes cambiarios relativamente suaves hasta ese mes de forma tal que el campo no espere mayores devaluaciones antes de liquidar la cosecha gruesa.

“Esos ajustes suaves serían de 2% durante febrero, para luego acelerarse al 5% durante marzo y 13% en abril (dólar Mayorista $1.006 fin de abril). Es razonable para tener un dólar competitivo antes de que comience la liquidación de la cosecha gruesa”, detalló el informe.

“El problema de ajustar el dólar Mayorista 2% en febrero, 5% en marzo y 13% en abril es que se volvería a un tipo de cambio real similar al obtenido el día después del ajuste efectuado por Sergio Massa. Sin dudas que puede llegar a ser un dólar que no tiente al campo para liquidar la soja a partir de mayo”, explicó.

Para Wise Capital, Economía va a acelerar las devaluaciones mensuales para defender el tipo de cambio real, en el marco de la cosecha gruesa, porque los ingresos de divisas que habrá por parte del campo no sólo van a fortalecer a las reservas del Banco Central, sino que también van a reducir la brecha cambiaria por el hecho de que el 20% de las exportaciones, ingresarán vía CCL inversor.

A su vez, en línea con su compromiso con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el presidente Javier Milei dijo recientemente que podrían liberar el cepo cambiario a mediados de año.

“Estamos con una recomposición de las cuentas fiscales que todo indica que no vamos a tener problemas de llegar al equilibrio financiero en marzo. Si continuamos con este proceso de saneamiento del Banco Central, podríamos estar liberando el cepo a mediado de año”, aseguró el libertario en una parte de su discurso ante los convocados por la organización Fuente Latina, en un salón del subsuelo del histórico hotel King David.

Gran parte de los dólares necesarios para eliminar las restricciones vendrían del campo. No obstante, el factor climático haría que la cosecha récord esperada no sea tal. Este jueves la Bolsa de Cereales de Rosario señaló en un informe que “las altas temperaturas y la falta de lluvias podrían generar un fuerte declive en la cosecha de soja de la zona núcleo, ya que estas condiciones climáticas están neutralizando por completo la influencia positiva de El Niño”. Igualmente, a partir de hoy se esperan lluvias que traigan alivio.

Aún así, de acuerdo a Outlier, la cosecha no será récord, pero sí puede estar en línea con el promedio de las últimas 10 cosechas o, incluso, por encima, lo que comparado con el pésimo 2022/23 es mucho mejor.