La Cámara de Comercio también se presentará en la Justicia en apoyo de la reforma laboral

La CAC tomará el mismo camino que la UIA y las seis principales entidades empresarias de Córdoba. La Corte Suprema deberá expresarse sobre los amparos al capítulo cuarto del DNU 70/2023 del presidente Javier Milei

Guardar

Nuevo

La CAC se sumó a las iniciativas de la UIA y el G6 cordobés.
La CAC se sumó a las iniciativas de la UIA y el G6 cordobés.

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) se presentará ante la Corte Suprema de Justicia para expresar su apoyo a la reforma laboral decretada por el presidente Javier Milei tras los amparos que suspendieron ese capítulo del DNU 70/2023 presentados por la CGT y la CTA. Se suma así a las iniciativas de la Unión Industrial Argentina (UIA) y el G6 cordobés.

“Estamos convencidos de que, los cambios que se impulsan en materia laboral, propiciarán la creación de más puestos de trabajo, en empresas ya existentes y nuevas a conformarse, trayendo beneficios para el sector asalariado, especialmente la formalización de las relaciones laborales”, sostuvo la CAC en un comunicado emitido este viernes.

“Entendemos que nuestra participación como Cámara Empresaria de Comercio y Servicios, vigente desde el año 1924, en una actividad que comprende a cerca de cuatro millones quinientos mil trabajadores de comercio y servicios nos posiciona en un lugar esencial para poder informar y enriquecer el debate que seguramente se llevará a cabo en la Corte Suprema, respecto de los alcances del Capítulo Laboral, Titulo IV del DNU 70/2023, pudiendo aportar fundamentos fácticos, jurídicos y técnicos que recabamos exhaustivamente y hemos ido recabando en nuestros 100 años de actividad en el sector empresario”, apuntó la entidad.

Tal como explicaron la acción de respaldo se realizará bajo la figura de amicus curiae, es decir presentaciones de terceros ajenos a la disputa que aportan al tribunal argumentos u opiniones que pueden servir como elementos durante el juicio. En esa misma línea fue la UIA y las seis principales entidades empresarias de Córdoba.

La UIA fue la primera en presentarse como amicus curiae por la reforma laboral. EFE/Alejandro Bolívar/Archivo
La UIA fue la primera en presentarse como amicus curiae por la reforma laboral. EFE/Alejandro Bolívar/Archivo

Según precisó la casa fabril, lo hará “con la intención de expresar una opinión fundada respecto de la modernización de la legislación ya que considera que dichos contenidos y sus propuestas se adaptan a las nuevas realidades del empleo, sobre todo para las pequeñas y medianas industrias”. Para los industriales la reforma configura un “camino correcto” hacia la creación de empleo privado y la reducción de la litigiosidad, “y sientan las bases para que, cuando se materialice una recuperación económica, las nuevas contrataciones sean más simples y sostenibles”.

En tanto, había recordado que actualmente solo 6 millones de personas tienen un empleo formal registrado en Argentina. Eso implica que casi la mitad de los trabajadores en el país se encuentran en la informalidad.

En ese sentido, la UIA hizo un listado de las iniciativas más destacadas del capítulo laboral del decreto: “La eliminación de multas por registro deficiente de la actividad laboral y la creación de incentivos para el empleo formal, con la consecuente disminución de la judicialización de los conflictos laborales; la promoción de negociaciones colectivas dinámicas y los incentivos a la productividad; la actualización del régimen de multas para disminuir la judicialización de conflictos laborales y la modificación en el sistema de cálculo de capitalización de intereses en los fallos laborales”.

La Corte Suprema ya tiene las apelaciones presentadas por el Gobierno a los amparos de la CGT y el gobernador de La Rioja. Foto NA
La Corte Suprema ya tiene las apelaciones presentadas por el Gobierno a los amparos de la CGT y el gobernador de La Rioja. Foto NA

las seis principales entidades empresarias cordobesas quieren expresarse como terceros interesados en las causas. Este requerimiento fue realizado por: la Bolsa de Comercio de Córdoba, Cámara de Comercio de Córdoba, Cámara de Comercio Exterior de Córdoba, Federación Comercial de Córdoba, Unión Industrial de Córdoba y la Bolsa de Cereales de Córdoba. Allí pidieron que la Corte Suprema revoque la cautelar de la sala de feria de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo y la deje sin efecto.

“Las cargas, costos e ineficiencias de las normas laborales modificadas o derogadas han provocado una merma sustancial en las contrataciones de nuevos empleados y dando lugar a barreras infranqueables para el desarrollo de las PyMEs argentinas y la generación de nuevos puestos de trabajo. En Argentina “el empleo formal en el sector privado se mantiene estancado en 6 millones de puestos de trabajo desde [el año 2011], lo que ha provocado la anómala e inaceptable situación de que el empleo informal supere al formal en un 33 por ciento”, sostuvieron las entidades.

“Desde nuestra provincia, emblema de la región más productiva del país, queremos evitar que se imponga un freno a un cambio positivo y necesario para el desarrollo. Los beneficios se harán sentir desde el centro y hacia todo el territorio. Para todos los que creemos en el sindicalismo, en las empresas y en el trabajador como una fuerza de transformación positiva de la sociedad, la reforma laboral debe ser  una realidad. Las normas y quienes las aplican deben saber adaptarse a las necesidades y  horizontes de una Argentina que ha sufrido demasiado como para que unos pocos sigan  en sus poltronas privilegiadas dándole las espaldas a la realidad y a la gente”, advirtió el G6 cordobés.

Según publicó Infobae, el fallo en la causa que presentó la CGT y suspendió la reforma laboral llegó este jueves a la Corte Suprema. Los jueces de la sala de feria de la Cámara del Trabajo, Alejandro Sudera y Carlos Pose, aceptaron la apelación presentada por el Gobierno. Ya son dos los expedientes en esa instancia: el primero había sido el amparo que presentó el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela.