Pronóstico 2024: cuándo volvería a crecer la economía argentina según una importante consultora de la city

La caída de las exportaciones fue uno de los principales impulsores de la contracción económica del último trimestre. No obstante, para la segunda mitad de 2024 las expectativas son positivas, según un informe privado

Compartir
Compartir articulo
El intercambio comercial cayó un 19,6% interanual en noviembre y el saldo fue negativo en USD 615 millones.
El intercambio comercial cayó un 19,6% interanual en noviembre y el saldo fue negativo en USD 615 millones.

En el tercer trimestre del año el PBI cayó 0,8% interanual y se trata de la segunda caída consecutiva. La mayoría de los indicadores económicos están en rojo. Sin embargo, la actividad podría repuntar en el segundo semestre de 2024, según un informe de Econviews.

De acuerdo a la consultora, la contracción de la economía se explica exclusivamente por las exportaciones, que cayeron 4.8% anual. “El año que viene, con una baja base de comparación esto tendrá el signo opuesto y será uno de los factores que amortigüe la recesión. Sequía mediante, los números del agro dan mal en la variación interanual y eso empuja hacia abajo las exportaciones y el PBI”, aseguraron.

En detalle, el intercambio comercial argentino con el resto del mundo cayó un 19,6% interanual en noviembre y el saldo fue negativo en USD 615 millones. Las exportaciones cayeron 31,6% interanual, por efecto de la sequía. Las ventas al exterior de productos primarios disminuyeron 54,2%, y las de manufactura de origen agropecuario, 37,5%.

“Sin embargo, estimando el PBI sin agro, vemos que también lleva dos trimestres seguidos de caída. Eso quiere decir que ya no es solo la sequía, sino que la mala situación macro empieza a pegar en el resto de los sectores”, indicó Econviews.

Econviews
Econviews

Las expectativas para 2024 en este sentido son alentadoras: la Bolsa de Comercio de Rosario proyecta que el agro realice exportaciones por casi 100 millones de toneladas en la campaña 2023/24, un 65% más que el total estimado a exportar en este ciclo. Así, el aporte del sector en términos de divisas por exportaciones ascendería a USD 35.800 millones, USD 10.000 millones más que el total aportado en la campaña actual.

Por otro lado, el consumo privado, que es el componente de la demanda con mayor peso en el PBI, viene desacelerándose. En el tercer trimestre creció 0,3% y no tuvo la fuerza necesaria para llevar la economía a terreno positivo.

En esta línea, de acuerdo a un informe de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), el consumo cayó en noviembre 4,1% interanual y 6,9% mensual. Se trata del quinto mes consecutivo a la baja.

¿Qué se espera?

“Los primeros indicadores adelantados de noviembre nos permiten pensar que el nivel de actividad siguió cayendo. Las escrituras en CABA se contrajeron 12.3%% mensual, los despachos de cemento portland bajaron 7,5%, los préstamos al sector privado -7.3%, la producción de acero - 5,5%, la producción láctea -0,9% y el patentamiento de motos -0,8%. Si bien diciembre todavía no cerró también creemos que será un mes negativo y el año terminará con una caída del producto del 0,9%”, proyectó Econviews.

“En los próximos meses la performance será heterogénea. La devaluación por un lado va a ayudar a los sectores transables, como el agro, minería, energía y pesca. Por otro lado, la caída del ingreso real provocada por la suba de la inflación pegará sobre los sectores de consumo masivo como el comercio u hoteles y restaurantes”, indicó.

También hay que tener en cuenta que la contracción económica que se espera para el próximo semestre, se dará en un contexto donde el desempleo es bajo. En el tercer trimestre de este año, la tasa de desocupación fue del 5,7%. Es decir que, en términos de empleo, el punto de partida para lo peor del ajuste no es malo.”Lógicamente es esperable que aumente, pero no tendrá nada que ver con lo que fueron otras crisis anteriores”, sostuvo el informe.

“Si el programa funciona bien, para la segunda mitad del año que viene el nivel de actividad puede pegar la vuelta, aunque, en la calle, esto se va a sentir más adelante. Para 2025 creemos que la economía podría crecer más de 8%. Pero mucha agua tiene que correr bajo el puente. La potencialidad está intacta”, consideró Econviews.