En la última jornada financiera del gobierno de Alberto Fernández, el mercado se prepara para la devaluación del peso

El mercado del dólar futuro y los bonos que ajustan por el tipo de cambio dan señales de que los mercados esperan un salto cambiario de relevancia

Compartir
Compartir articulo
(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Una mínima operación de USD 2 millones a $500 para el lunes próximo en el Mercado Abierto Electrónico (MAE), hizo creer a muchos que esa sería la devaluación de la semana próxima.

En realidad, fue una operación aislada de un banco para hacer tasa, porque al mismo tiempo apareció un dólar ofrecido a $730 que no tuvo compradores. De hecho, que la operación mínima de venta tenga ese precio -aunque no se concretó- es lo que se aproxima a lo que piensa el mercado.

Nadie en la plaza compró que después que asuma Milei el dólar mayorista va a cotizar a $500. Los inversores se pronunciaron a través de las fuertes compras de bonos dollar linked (atados a la devaluación). De hecho, es tan alta la cotización del TV24 que cotiza 67% sobre la par y tiene una tasa de retorno negativa de nada menos que 68,47%. Estos números se dan cuando se apuesta a una fuerte devaluación.

En el mercado de futuros, otra opinión válida para prever el nivel del dólar, el vencimiento de diciembre subió $31 (+4,2%) en el día a $770. Las posiciones de enero y febrero también jugaron su partido devaluatorio. Enero aumentó $33 (+3,93%) a $873 y febrero $40 (+4,19%) a $958.

Testimonios de que la suba de la cotización del dólar oficial puede ser importante, sobran. J.P. Morgan estimó al dólar en $1.100 para marzo y en $1.450 para fin de 2024 y está en línea con el mercado de futuros.

Otro dato es que, por primera vez en varias semanas, el contado con liquidación (CCL) retomó su lugar al estar más caro que el MEP. La divisa aumentó $27,68 (+3%) a $937,20, mientras el MEP subió $2,62 (+0,2%) a $936,93. El agro dejó de liquidar por eso aumentó el CCL. Si pensaran que el dólar sería fijado en $500, hubiera sucedido lo opuesto.

En el Senebi, donde las operaciones son bilaterales, en el contado inmediato el CCL subió $15 (+1,57%) a $ 950, mientras el dólar MEP avanzó $3 (+0,31%) a $948.

El dólar libre dio un importante salto de $40 y cerró en $955. Esta normalización es una señal clave de la normalización de la plaza cambiaria.

Según el trader Esteban Monte “el MEP negoció un volumen elevado contra el bono AL30 de más de $82 mil millones que muestra el ingreso de nuevos ahorristas e inversores en búsqueda de cobertura. Si las reformas estructurales logran pasar el Congreso y el ajuste fiscal se realiza, los bonos en dólares tienen más recorrido al alza”.

La firmeza de los bonos de la deuda externa reafirman la hipótesis de la devaluación. Los bonos Globales subieron hasta 3,5% y el riesgo país cayó 41 unidades (-2,4%) a 1.896 puntos básicos. Perforar los 1.800 puntos es otra señal de confianza al próximo Gobierno.

Franco Tealdi, analista financiero, comentó que “el mercado tiene la mirada puesta en el día después. Quiere saber si va a haber una devaluación de shock, gradual o si se va a salir del cepo. Todas las especulaciones giran alrededor de eso. El mercado está en una sintonía de pagar lo que sea como sea. Eso se puede observar en los rendimientos de los bonos dollar linked o CER que subieron casi 10%, que descuentan un shock muy importante tanto devaluatorio como inflacionario. Por eso, estos bonos tienen un rendimiento negativo muy fuerte. El mercado se está preparando para un salto fuerte y busca cobertura. El problema es si no sucede o sucede de una magnitud menor a la esperada y, bueno, luego vendrán las pérdidas. También se vio el posicionamiento en CCL y la consigna parece ser no quedarse con pesos. El mercado viene en esa sintonía”.

En tanto, las reservas sufrieron una fuerte baja de USD 175 millones a USD 21.168 millones tras la fuerte venta de dólares del Central en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC).

El informe de la consultora F2 de Andrés Reschini destaca que “en el MULC se operaron USD 303 millones, pero si le restamos los USD 194 millones que vendió el Banco Central tenemos una oferta genuina de USD 154 millones que es menor a los 172 millones del día anterior. Desde el balotaje, el Banco Central acumula un saldo negativo por intervenciones en el MULC de USD 400 millones, siendo el más negativo el de hoy (por ayer) y trayendo preocupaciones al mercado acerca de ventas tan grandes ante un evidente riesgo de devaluación desde el lunes. A propósito de esto, se registraron operaciones con liquidación el lunes de USD 2 millones a $500 y USD 1 millón a $450 que, al tratarse de un volumen tan bajo y con cotizaciones muy dispersas, no sería prudente tomarlo como un indicador robusto de lo que pasará a partir de la semana próxima”.

infobae

El informe agrega que “con datos oficiales se confirma que 73% las Leliq no renovadas el martes fue a Pases, lo que torna más grande al delicado (y ahora más urgente) tema de los pasivos remunerados del Banco Central”.

Sobre el mercado de futuros, la consultora indica que “se mostraron muy firmes, aunque el volumen operado fue de 321.318 contratos, el menor de lo que va de diciembre. Si analizamos la composición de valor de la curva tenemos como explicación más probable a una mayor expectativa devaluatoria para fin de diciembre que elevó la base de toda la curva pasando de pricear el martes $376 de devaluación sobre el spot a $406 para fin de año”.

En tanto, la Bolsa tuvo un regular desempeño contagiado por la mala performance de los mercados de Nueva York. Con negocios por $21.740 millones, un volumen considerable, el S&P Merval subió 1,04% en pesos y bajó 1,9% en dólares por el alza del CCL.

Los ADRs -certificados de tenencia de acciones argentinas que cotizan en las Bolsas de Nueva York- tuvieron una rueda mixta donde se destacó la caída de 4% de YPF después de la importante suba del martes.

Hoy es la última rueda del Gobierno actual, pero los inversores actúan pensando en el lunes (si no es feriado cambiario). De cuánto será el porcentaje de devaluación, se lleva el premio a la mayor incógnita.