Los salarios de los trabajadores en negro crecieron 44 puntos porcentuales menos que la inflación en el último año

Los trabajadores no registrados tuvieron un incremento salarial del 94,2% frente a una inflación del 138,3% en los últimos doce meses, según el índice publicado por el Indec

Compartir
Compartir articulo
infobae

El índice de salarios del Indec tuvo un incremento de 11,7% mensual en septiembre. Con ese valor, se alcanzó un récord de aumento en los últimos 24 meses, pero aún así el nivel de ajuste no fue lo suficientemente grande como para compensar el avance del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

De acuerdo a las estadísticas oficiales, la inflación avanzó 12,7% en el noveno mes del año. Por lo tanto, los salarios perdieron por un punto porcentual en relación a las subas de precios, repitiendo el resultado obtenido en agosto. Además, los ingresos de los trabajadores acumulan una suba del 96,5% en lo que va del año y de 132% en los últimos doce meses, mientras que el IPC aumentó 103,2% y 138,3% respectivamente en esos períodos.

En síntesis, los salarios perdieron poder adquisitivo en el último mes, en el último año y en el acumulado de los primeros nueve meses del 2023.

Una excepción

Si bien el índice de salarios muestra una desventaja generalizada, hay un sector de los asalariados que sí logró un ajuste promedio superior al IPC de septiembre. Se trata de los trabajadores formales del sector privado, cuyo nivel de ingresos tuvo una alza del 13,2% el mes pasado (0,5 puntos porcentuales por encima de la inflación).

No obstante, el buen resultado de los asalariados registrados en septiembre no compensa toda la pérdida de poder adquisitivo sufrida en los meses anteriores. Tanto en la variación acumulada del año (100,2%) como en el total de los últimos doce meses (136,6%), los salarios de los empleados formales se mantienen en desventaja.

En lo que respecta a los asalariados públicos, los datos del Indec marcan que sus ingresos variaron un 11% en septiembre, por lo que perdieron por 1,7 puntos contra el IPC de ese mes. También están en desventaja en el acumulado de los primeros nueve meses del 2023 (100,2% contra el IPC de 103,2%), pero sí ganan en el repaso de los últimos doce meses (144,9% contra 138,2% del IPC).

Es diferente el caso para los asalariados informales, que sin el amparo de las leyes laborales ni representación sindical, tuvieron un suba salarial de solamente 7,5% en septiembre frente al 12,7% de inflación. También se mantienen muy por debajo de la inflación en el período enero-septiembre de este año (tuvieron 76% de ajuste) y en el balance de los últimos doce meses (94,2%). Este último dato refleja una pérdida de 44,1 puntos porcentuales para los trabajadores en negro en relación con la evolución de los precios.

Noticia en desarrollo