El temor de los industriales a la dolarización y la apertura y la dificultad para influir en los equipos de Milei

Preocupados por los impactos que la falta de dólares ya generan en la actividad, ahora se le suman las ideas del libertario respecto de la apertura económica. Los temores de las empresas y las promesas del espacio si llegan al poder

Compartir
Compartir articulo
El candidato presidencial Javier Milei y el presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja
El candidato presidencial Javier Milei y el presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja

A menos de un mes de las elecciones, y con encuestas que dan ganador al candidato de Libertad Avanza, Javier Milei -aunque no en primera vuelta-, los industriales están cada vez más nerviosos y con un alto nivel de preocupación por las consecuencias que el plan del libertario pueden provocar en las empresas, especialmente las pymes. Lo vivieron con el macrismo en 2015 y, más atrás en el tiempo, con la Convertibilidad.

“Si no hay política destinada al sector industrial, no crecerá el empleo. Lo digo para mirar el futuro”, enfatizó el presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, este martes en el evento “Somos industria 2023″ que organizó la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA) en Costa Salguero. Su titular, Martín Rappallini, también hizo referencia a lo que puede venir en materia de política industrial, si Milei llega a ser Presidente: “Vamos a terminar este año con tres dígitos de inflación, sin reservas y con 40% de pobreza, una descripción casi perfecta de los ´80. La sociedad nos reclama a los dirigentes que los saquemos de estas penurias y ahora estamos muy cercanos a una elección donde decidimos quien liderará el destino de nuestro país”.

Y siguió: “Y esto nos presenta otro dilema: sobrerreaccionar, como lo hicimos a fines de los ‘80, hacia el otro extremo, buscando la solución mágica en donde la ´salida´ se presenta a través de la apertura indiscriminada, la dolarización y futuro atraso cambiario, sabiendo que estas políticas dañan al sector productivo y, en consecuencia, a toda la sociedad”.

Las mencionadas por el dueño de Cerámica Alberdi son las preocupaciones de todos los industriales, especialmente de los más pequeños, que tienen menor escala para reducir costos y ser más competitivos ante una apertura comercial, y los que elaboran productos de los que abundan en el mundo, como los textiles, por ejemplo. Con estos temores, desde la UIA quieren reunirse a solas con Milei para conocer más en detalle acerca de su plan en materia industrial. ¿En qué está trabajando? ¿Quién lidera este equipo? Por el momento, sólo trascendió que el libertario le pidió al ex vicepresidente de General Motors para Argentina, Paraguay y Uruguay, Federico Ovejero, que trabaje en un plan; y así lo está haciendo junto a un equipo, pero no está claro quién ocuparía ese rol si fueran gobierno.

La preocupación de los industriales en torno al plan de Milei es que cierren fábricas y haya despidos por la dolarización y la apertura comercial
La preocupación de los industriales en torno al plan de Milei es que cierren fábricas y haya despidos por la dolarización y la apertura comercial

Por lo pronto, el candidato no tiene intenciones de juntarse con las cámaras empresarias. No sólo esquiva el bulto en la UIA sino que tampoco asistiría al Coloquio de IDEA, que tendrá lugar la semana próxima en Mar del Plata, como todos los años. Según trascendió, el asesor económico Juan Nápoli está organizando un almuerzo con una veintena de hombres de negocios en un conocido restaurante de la ciudad, pero por fuera de la agenda del evento.

¿”Para qué se va a gastar su tiempo de campaña en hablarle a un público que no lo vota y que ahora se le acerca por interés”?, contestó una fuente cercana a Milei ante la consulta de Infobae. “Nosotros también somos la casta”, dijo en tono irónico un industrial, ante las dificultades que están teniendo para concertar un encuentro. Otro economista cercano a Milei, Darío Epstein, sí aceptó una invitación de la UIA para participar de un debate entre colegas de las distintas fuerzas políticas en el marco de los festejos por el Día de la Industria, el pasado 2 de septiembre en Paraná, Entre Ríos.

En ese contexto, vía zoom, Epstein les dijo a los industriales que el plan de Milei no busca una apertura inmediata de la economía, sino que habrá un período de adaptación -que podría ser de dos años- para pueda normalizarse la macroeconomía y las empresas puedan ser competitivas. Recién en ese momento se procederá a liberar las barreras al comercio.

“Nosotros también somos la casta”, dijo en tono irónico un industrial, ante las dificultades que están teniendo para concertar un encuentro con Milei

“Cuando les decis que les vas a dar un costo financiero razonable, vas a bajar la inflación y van a poder operar libremente, te dicen que con eso se arreglan. No están pidiendo prebendas”, dijo una fuente del equipo de Milei, en relación a las posturas empresarias. Sin embargo, también dijo que “las empresas van a tener que cambiar su cultura porque muchos son planeros industriales”. “Si saliera todo bien en el país, las empresas no deberían estar golpeando la puerta del gobierno. Que trabajen y produzcan”, remarcó.

Al respecto, el directivo de una importante firma textil remarcó a este medio que el problema en la Argentina es de escala y para que las empresas puedan crecer y expandirse mediante la exportación “hay que resolver la enorme burocracia impositiva, la infinidad de regulaciones, tener una tasa de interés y una estructura de impuestos lógica, etcétera. Si todo eso está bien, las empresas que ya se desarrollaron en el mercado interno pueden empezar a exportar y ganar escala. Pero para eso tiene que haber gradualismo”. El industrial agregó que “hoy hay que cuidar cada puesto de trabajo, especialmente de las pymes. Si no, no es viable y quedará una Argentina concentrada en 4 o 5 sectores competitivos”.

También se refirió al plan industrial de Milei su candidata a gobernadora, Carolina Píparo, quien intentó llevar tranquilidad a los empresarios al participar de la segunda jornada del evento de la UIPBA. En respuesta a una pregunta de la presidenta de la Comisión de Género de la UIA y miembro de la Comisión Directiva de entidad bonaerense, Irini Wentinck, la candidata afirmó que “todos los equipos están trabajando con todos los recaudos y cuando se habla de dolarización, no va a haber nada compulsivo; lo que no se quiere es la emisión”.