Javier Milei: “La dolarización llevará entre 9 y 24 meses, antes hay que solucionar el problema de las Leliq”

El candidato libertario aclaró, no obstante, que desde el primer día las retenciones sobre las exportaciones del campo serán computadas a cuenta del impuesto a las Ganancias

Compartir
Compartir articulo
Javier Milei
Javier Milei

Siguiendo la maratón de entrevistas y apariciones radiales y televisivas que concedió desde su triunfo en las PASO del domingo 13 de agosto, Javier Milei reiteró hoy su propuesta de dolarización de la economía que –dijo- demandará entre 9 y 24 meses de instrumentación, debido que antes –explicó- tiene que solucionar “el problema de las Leliq”, en referencia a las “Letras de Liquidez” que el Banco Central coloca a los bancos comerciales para evitar un exceso de circulación de dinero, ofreciendo a cambio una remuneración del 118% anual.

“El peso no vale ni excremento, porque no sirve ni para abono”, dijo el el candidato libertario y “anarco-capitalista”, como se define para identificarse con Murray Rothbard, uno de sus economistas de cabecera. “Una de las virtudes de dolarizar es devolverle a los argentinos 25.000 dólares por año, el Banco Central de la Argentina es uno de los más estafadores del mundo, porque tiene entre las más altas inflaciones del mundo”, explicó.

Cuando uno de sus entrevistadores, en el programa “Sábado Tempranísimo”, por radio Mitre, le preguntó si declaraciones así no hacen que el dólar aumente fuertemente y dañe al bolsillo de la población, Milei respondió con una pregunta. “¿Eso es culpa mía o del que emite el dinero?”, planteó. Y a continuación explicó que su partido no votó a favor de la política fiscal del gobierno, causa última de la emisión monetaria para financiar el gasto público y el déficit fiscal, como sí lo hicieron, remarcó, legisladores de Juntos por el Cambio, para favorecer el envío de fondos a sus gobernadores provinciales.

El peso no vale ni excremento, porque no sirve ni para abono” (Javier Milei)

Consultado acerca de si los 7 millones de votos que obtuvo el domingo pasado fueron por la economía o para castigar y “darle un palazo a la casta”, Milei unificó ambas causas. “Argentina hace más de diez años que no crece, los salarios reales están caídos, hay más de 40% de pobreza, la gente está enojada porque esto es un desastre. El 30% de los trabajadores en blanco son pobres. Las familias acomodadas ven como sus hijos se van del país. Y los pobres están preocupado porque sus hijos entren en la droga o algún día se lo traigan frío. Hace 40 años se hacen las cosas mal. En 2001 dijeron que se vayan todos y no se fue nadie”, se embaló.

Diferencia con 2001

Pero entre la crisis final de la convertibilidad y la devaluación de enero de 2002 y la situación actual, enfatizó Milei, hay una importante diferencia. “En 2001 no había ninguna salida, nosotros ofrecemos un diagnóstico y una solución. El problema es el statu quo y la casta, los empresaurios, los sindicalistas transa y la prensa ensobrada; son todos cómplices de un sistema que cuando viene alguien que los denuncia dicen ‘enojo, voto bronca’. La gente está siendo estafada y por eso nos vota”, afirmó.

Antes de dolarizar, es necesario resolver "el problema de las Leliq", dijo Milei. Se trata de deudas del BCRA con los bancos, equivalentes hoy a casi USD 55.000 millones al tipo de cambio oficial
REUTERS/Agustin Marcarian/
Antes de dolarizar, es necesario resolver "el problema de las Leliq", dijo Milei. Se trata de deudas del BCRA con los bancos, equivalentes hoy a casi USD 55.000 millones al tipo de cambio oficial REUTERS/Agustin Marcarian/

El candidato libertario admitió, sin embargo, que la dolarización no se puede hacer en un solo paso y de inmediato. “Puede tardar 24 meses, antes hay que arreglar el problemas de las Leliq, si no puede haber hiperinflación”, admitió.

Consultado acerca de si la unificación del tipo de cambio (es decir, el dólar como moneda) y la eliminación de los derechos de exportación (retenciones) sobre la producción del campo entraría en vigencia ya en diciembre, cuando empiece la cosecha del trigo, Milei fue algo más preciso acerca de su más importante propuesta económica. “La unificación del mercado de cambios puede llevar entre 9 y 24 meses; una vez resuelto el problema de las Leliq se puede abrir y unificar el mercado de cambios”. Señaló. De todos modos, aclaró, durante la transición hasta ese momento al campo le permitirán computar el pago de retenciones a cuenta del impuesto a las Ganancias, lo cual -subrayó´- “sería como eliminarlas desde el primer día”.

“Hay 50 tipos de cambio; lo único que importa es que los controles generan mercados paralelos y por eso hay que eliminarlos”

Además, el candidato libertario negó que la solución al “problema de las Leliq” requiera la instrumentación de una especie de “Plan Bonex”, como en 1990, cuando el Estado canjeó por bonos los depósitos bancarios y produjo una pérdida patrimonial a millones de ahorristas. Según la propuesta de Emilio Ocampo, el principal asesor de Milei en materia de dolarización, la deuda del Banco Central, integrada en buena medida por las Leliqs, se pagaría a través de la instrumentación de un fideicomiso colocado en el exterior que administraría los activos del Estado argentino e iría cancelando deudas. “Hay 50 tipos de cambio, lo único que importa es que los controles generan mercados paralelos y por eso hay que eliminarlos”, afirmó

Las “Leliq” son el principal “pasivo remunerado” o deuda del Banco Central con los bancos, sobre el cual reposa parte de la solvencia del sistema financiero argentino. El 10 de diciembre de 2019, cuando asumió el actual gobierno, los “pasivos remunerados” ascendían a 1,1 billones (millones de millones) de pesos y devengaban una tasas de interés del 63% anual, y al jueves pasado eran ya de 19,2 billones (unos USD 55.000 millones al tipo de cambio oficial) a una tasa que desde el lunes pasado es del 118% anual. Se trata de deuda “cuasi-fiscal”, cuyo stock aumentó en términos nominales más de 1.660% y cuyo flujo mensual de intereses creció más de 2.200 por ciento. La deuda “cuasi-fiscal” debe sumarse a la fiscal, del Tesoro, que supera ya los USD 405.000 millones y aumentó en unos USD 94.000 millones en los casi 45 meses de gestión del actual gobierno.

El Papa, el Conicet, Fillol y Gatti

Milei también dijo que en caso de que el Papa Francisco visite la Argentina le dispensaría un trato “acorde a un Jefe de Estado” y como máxima autoridad de la Iglesia Católica lo consideró “jefe espiritual de la mayoría de los argentinos”.

Respecto del resultado de las PASO dijo que le “robaron” entre 4 y 5 puntos y que debido a eso, si La Libertad Avanza mejora la fiscalización y logra que más gente concurra a votar, puede ganar la presidencia en primera vuelta.

Daniel Filmus calificó de "delirante" la propuesta de Milei sobre el Conicet. Aquí, firmando un acuerdo de cooperación científica
 (Giovanni Sacchetto)
Daniel Filmus calificó de "delirante" la propuesta de Milei sobre el Conicet. Aquí, firmando un acuerdo de cooperación científica (Giovanni Sacchetto)

Sobre su propuesta de privatizar o eliminar el Conicet, reiteró su comparación del organismo con la NASA, la agencia de investigación espacial de EEUU. “El Conicet tiene 35.000 científicos y la NASA 17.000 y la producción científica es más productiva”, afirmó. Y como ejemplo de la irrelevancia o improductividad de algunas investigaciones científicas mencionó un proyecto para estudiar “el ano dilatado de Batman y las letras de las canciones de Arjona”. Financiar proyectos así, señaló, “es sacarle comida de la boca a los chicos del Chaco”.

Por supuesto que su propuesta sobre el Conicet va a irritar a quienes están en esos “proyectos delirantes”, dijo Milei. “Deberían trabajar seriamente”.

Y cuando se le señaló que el actual ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Daniel Filmus calificó de “delirante” la propuesta de Milei sobre el Conicet, el candidato libertario respondió. “Me hablás de un perdedor, de parte del fracaso argentino. Los números lo condenan. ¿Les parece bien financiar la investigación sobre el ano dilatado de Batman; a mí me parece un despropósito. Son unos farsantes, unos delincuentes que protegen delincuentes”.

Como para distender el clima de la entrevista, los últimos minutos fueron sobre fútbol. Allí Milei dijo que no volvería a ser hincha de Boca, algo que consideró “una etapa terminada de mi vida”, contó que pese a que atajó en Chacarita, nunca fue hincha de ese club, y consultado si como arquero se identificaba con (Ubaldo Matildo) Fillol o con (Hugo Orlando) Gatti, no dudó en responder a favor de la “línea Fillol”. “Gatti jugaba con los pies, era ineficiente”, fundamentó.

Milei fue también muy elogioso de Mauricio Macri. Dijo que lo había “sorprendido gratamente” que no solo hablaran de economía y afirmó que en un eventual gobierno mileísta el expresidente podría ser un “representante de la Argentina” en el mundo, trabajando “por encima de la cancillería”, para “representar al país y abrir mercados”.

Seguir leyendo: