Dólar libre: se frenan las operaciones cambiarias en la City por temor a controles del Gobierno

Las principales financieras están reduciendo la cantidad de transacciones que concretan, según distintas fuentes. El miedo a operativos pesa, pero también tiene que ver con la volatilidad del precio

Guardar

Nuevo

Esta mañana no se veían operativos en la City porteña, pero los operadores del mercado paralelo se resguardaban (Bloomberg)
Esta mañana no se veían operativos en la City porteña, pero los operadores del mercado paralelo se resguardaban (Bloomberg)

Las operaciones cambiarias en la City porteña, donde se concentra el grueso del mercado cambiario informal y se provee la mayor parte de los billetes para las transacciones de dólar libre en el resto del país, se redujeron fuertemente este miércoles según distintos operadores y cambistas. La advertencia que hizo anoche el ministro de Economía y precandidato presidencial, Sergio Massa, respecto a que iba a “hacer sentir el rigor” de la agencia antilavado en el mercado cambiario informal pesó sobre las financieras más importantes de la plaza que están informando a sus clientes que hoy no realizarán negocios. Ayer el billete estuvo cerca de tocar los $600 para la venta por primera vez.

“Aparentemente van a realizar allanamientos. Y revisar mochilas. Nadie va a vender dólares. Hoy no se mueve mucho el mercado”, escribió por Whatsapp un operador de una de las principales cuevas de la City a uno de sus clientes.

El mercado informal porteño tiene distintos niveles. Los arbolitos y pequeños negocios que, bajo la fachada de otras actividades comerciales, venden montos menores a pequeños ahorristas y ofrecen cambio a turistas son la parte más visible del mercado. Pero no la más voluminosa.

“Aparentemente van a realizar allanamientos. Y revisar mochilas. Nadie va a vender dólares. Hoy no se mueve mucho el mercado”

Los negocios más grandes se realizan en tres financieras, las más importantes, que son las que en base a sus posturas de compra y venta marcan el ritmo para el resto de operadores de mayor o menor tamaño. Las divisas que utilizan como insumo suelen surgir, mayormente, de sobrefacturación de importaciones (importadores que hacen figurar montos de compras al exterior mayores a los que realmente pagan, de manera tal de quedarse con un excedente para inyectar al mercado paralelo). Estas financieras son las que proveen los precios a los servicios de información financiera y agencias internacionales de noticias, que son las que elaboran las series históricas diarias de dólar libre.

Precisamente esos son los grandes jugadores que hoy, como mínimo, se mueven con perfil bajo.

La salida del mercado de esas financieras sin embargo no frena a cero a las compras y ventas que se realizan bajo el radar de la AFIP y el Banco Central. Cuevas más pequeñas, que obtienen sus divisas de las ventas de ahorristas que necesitan pesos para afrontar pagos y turistas del exterior se mantienen en funcionamiento. También los pequeños cambistas. Y mucho más las cuevas y casas de cambio lejanas al Microcentro, del Gran Buenos Aires o Ciudades del interior del país. Es prácticamente imposible frenar a todo el mercado paralelo al mismo tiempo.

Un operador cambiario con larga trayectoria en la City confirmó a Infobae que los principales corredores del mercado hablan de pocas operaciones en el día de hoy.

El rumor, la desinformación y las “bolas” sin basamento son moneda común en días agitados en la City. De ahí que los temores de allanamientos y controles todavía no tengan confirmación alguna hasta el momento No se ven, como en otros años, ni gendarmes ni camionetas de la AFIP haciendo ostensible su presencia. Los arbolitos callejeros están visibles, como cualquier otro día. Pero una caída en la cantidad de operaciones puede tener varias explicaciones, sobre todo en situaciones de mucha tensión cambiaria. Desde la Unidad de Información Financiera (UIF) confirmaron a Infobae la participación del organismo en las inspecciones. La Comisión Nacional de Valores (CNV) no respondió a las consultas de este medio.

Pero los dichos de Massa del día anterior podrían estar pesando sobre el ánimo de los cambistas que, como mínimo, se atienen a cerrar operaciones sólo con clientes de mucha confianza.

En una consultora de la City explicaron las causas del freno al mercado de dólar libre de dos maneras.

“La primera causa, allanamientos: por el tema de lo comentado por Sergio Massa, hay miedo de allanamientos y muchos no están pasando precios directamente. La segunda, la volatilidad: por los movimientos de precios muchos están dejando de vender, y solo compran (pueden esperar que siga subiendo el blue)”, explicó el economista de la casa, que prefirió no ser mencionado.

“La idea de los allanamientos no explica que algunos sí pasen valores de compra (si queres que no te allanen, no pases ningún precio). Mientras que lo segundo, abarca mejor lo que pasa”, concluyó.

El negocio de los cambistas no tiene mucho sentido si, al final del día, terminan con más pesos que dólares. Cuando una cueva vende dólares, generalmente, se garantiza primero la recompra del monto que vendieron. En la jerga los cambistas llaman a eso “vender calzado”. Y nadie quiere vender sin estar calzado en una situación de mucha presión alcista: se corre el riesgo de que al recomprar los dólares una suba inesperada del precio cause una pérdida.

“Como no hay un techo, hay muchos que no venden. Compran, pero no venden. Yo estoy vendiendo con operaciones calzadas, te vendo USD 1.000 si tengo comprados USD 1.000. Si no no te puedo vender nada, no se puede trabajar de otra manera”, dijo un pequeño cambista que vive del “delivery” en barrios de la Zona Norte de CABA.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo