A pesar de la inflación, las pretensiones salariales de los argentinos bajaron por primera vez en tres años

En julio, los postulantes a nuevos puestos de trabajo redujeron su sueldo promedio pretendido, aceptando recibir un ingreso menor a cambio de un empleo, según un estudio privado

Compartir
Compartir articulo
La incertidumbre económica y la inflación llevan a muchos a reducir sus aspiraciones salariales
La incertidumbre económica y la inflación llevan a muchos a reducir sus aspiraciones salariales

El avance constante de la inflación pone a prueba a los salarios todos los meses y ahora, por primera vez en tres años, los postulantes a nuevos puestos de trabajo están aceptando una “derrota” antes de empezar.

El sueldo promedio pretendido por los nuevos trabajadores que acudieron a una entrevista laboral durante el mes de julio, fue de $289.883 brutos, lo que representa una caída del 1,39% respecto al mes anterior, cuando los postulantes solicitaron $293.967, según el Index del Mercado Laboral elaborado por Bumeran.

(Fuente)
(Fuente)

Por otro lado, la consultora informó que el último dato disponible de Remuneración imponible promedio de los trabajadores estables (Ripte) fue de $279.820 en mayo, un valor que estuvo 1,29% por encima del sueldo pedido por los postulante a puestos de trabajo en ese mes. Eso significa que, quienes buscan ingresar al mercado laboral, están aceptando ganar menos que los asalariados que ya están trabajando.

Habrá que esperar a que se publique el Ripte de junio y julio para conocer cuánto se agrandó la brecha en los últimos dos meses, pero la tendencia muestra que en el acumulado de los últimos doce meses lo que más subió fue la inflación, luego el salario promedio de los asalariados y por último el ingreso pretendido por los postulantes a nuevos empleos.

(Fuente)
(Fuente)

Con la baja del “salario pretendido” en el séptimo mes del año, es posible adelantar que la diferencia con la inflación se profundizó en las últimas semanas.

“Si la inflación aumenta, la evolución lógica del salario pedido debería ir en la misma dirección. ¿Qué puede llevar a que bajen las remuneraciones pretendidas? Hay varias razones. El contexto de incertidumbre previo a las elecciones puede generar ansiedad y llevar a algunos talentos a preferir pedir inicialmente menos, con tal de incrementar las posibilidades de acceder al trabajo que desean. Además, con la inflación se hace complejo para los trabajadores saber cuánto exactamente deberían cobrar”, explicó Federico Barni, CEO de Jobint, dueña de Bumeran.

Cuánto pidió cada trabajador

Los $289.883 brutos mencionados anteriormente corresponden al sueldo promedio que pidieron los postulantes a nuevos puestos de trabajo, pero la realidad es muy diferente según quien estuvo del otro lado del currículum.

Si se divide por género, se observa que los hombres solicitaron en julio un ingreso promedio de $303.724 brutos, mientras que las mujeres solicitaron $262.723.

Ahora bien, si se evalúa la pretensión salarial de acuerdo a la categoría del puesto a solicitar, se observa que los aspirantes a una jefatura pidieron ganar $475.471 promedio bruto en julio. Fue el único segmento que no decreció en relación al mes anterior, por lo que la brecha con las otras categorías se agrandó.

(Fuente)
(Fuente)

Quienes buscaron un puesto intermedio (senior - semi senior) solicitaron $285.606 y los junior (principiantes) requirieron $199.135 brutos.

También se encuentran diferencias importantes según el área en el que se desempeñan las empresas. Tomando como ejemplo la categoría “junior”, se observa que el sector de “tecnología y sistemas” es el que más cayó en su pretensión salarial en el último mes (5,62%), aunque sigue siendo el rubro en el que se pide mejor salario y es la actividad con mayor variación anual (132,39%).

También cayó con fuerza la pretensión salarial de los aspirantes a puestos de “producción, abastecimiento y logística” (-5,25%) y lo solicitado por quienes buscaron desempeñarse en el área de recursos humanos (-2,35%).

(Fuente)
(Fuente)

El área de “márketing y comunicación” fue a contramano del resto, con una mejora nominal del 0,63% en la pretensión salarial (por debajo de la inflación), al igual que los sectores contemplados en el rubro “otros”, que tuvieron una variación positiva del 1,89%.

Cabe aclarar, que el estudio se centra en los sueldos pedidos por los aspirantes, pero eso no implica necesariamente que las empresas acepten pagar esos salarios. En la práctica, los sueldos promedios de cada caso pueden ser más altos o más bajos que los que sobresalen en las solicitudes.

Oportunidades laborales

Por el lado de la oferta, el estudio analiza qué sectores se mostraron más dinámicos en el mercado laboral.

En la división por áreas, se destacó el rubro de “producción, abastecimiento y logística”, que concentró el 25,73% de los avisos. Le siguieron de cerca “administración y finanzas” (22,4%) y el rubro comercial (21,09%).

(Fuente)
(Fuente)

Si en cambio se busca cuáles fueron los puestos de trabajo más ofrecidos por las empresas, independientemente del área al que pertenezcan, sobresalen en primer lugar los puestos de ventas (9,51%), seguidos por los de administración (8,13%) y el rubro comercial (6,53%).

Seguir leyendo: