A pocos días de las PASO, el Banco Central tuvo intervenir fuerte para frenar una de la cotizaciones del dólar

Los analistas estiman que el BCRA tuvo que usar USD 200 millones en la semana con el objetivo de cubrir la demanda de inversores y estabilizar al dólar MEP en un valor inferior a los $510

Compartir
Compartir articulo
La demanda de divisas a través de activos bursátiles le pone presión a las reservas.
La demanda de divisas a través de activos bursátiles le pone presión a las reservas.

El complejo mapa político de la Argentina ya entró en una fase de definiciones, y a diez días de las cruciales elecciones primarias que definirán los candidatos a Presidente, es tarea principal para el Banco Central mantener estabilizado al dólar para reducir, dentro de lo posible, la incertidumbre sobre el futuro inmediato de la economía.

En este aspecto toma protagonismo la figura del dólar MEP, la paridad bursátil que se puede operar sin límite, con transacciones legales y registradas que conviven con el estricto control de cambios.

El dólar MEP o Bolsa concentra los montos operados en bonos, en particular en el Bonar 2030 en su especie “D” y, en menor medida, con el Global 2030 (GD30D). Quien tiene pesos puede comprar estos bonos en la Bolsa y pasado el “parking” de 24 o 48 horas, revenderlos contra dólares. El tipo de cambio implícito resultado de los pesos invertidos y las divisas obtenidas -que quedan depositadas en una cuenta local- es el llamado dólar MEP, hoy en torno a los 510 pesos.

Dada la demanda de divisas preelectoral es común que los tenedores de dólares quieran obtener cada vez más pesos por vender su tenencia. Ejemplo de ello es el dólar libre, que es operado a un récord de 560 pesos.

Para que el MEP no se dispare a precios similares al del dólar libre es que el Banco Central interviene con la oferta de dólares contra bonos en el segmento PPT (Prioridad Precio Tiempo) de ByMA (Bolsas y Mercados Argentinos) donde se cursa el mayor flujo de la demanda del dólar Bolsa.

Fuente: Portfolio Personal Inversiones.
Fuente: Portfolio Personal Inversiones.

Esta intervención cambiaria en el mercado secundario de bonos que efectúa la entidad monetaria también exige un sacrificio de reservas. Los analistas advirtieron que esta intervención se intensificó a partir del 24 de julio, cuando la vigencia de un nuevo dólar agro a $340 le permitió al Central comprar cerca de USD 1.000 millones en el mercado de cambios.

“Desde fines de julio podemos ver una aceleración en la intervención del BCRA en el mercado de bonos soberanos”, evaluaron los expertos de Portfolio Personal Inversiones.

El monto operado en AL30D y GD30D en el segmento PPT se dispararon a un promedio de USD 60 millones diarios la semana pasada, y este martes anotaron un máximo histórico de USD 67 millones en el segmento intervenido por el Banco Central. A través del Bonar 2030 (AL30D) se pactaron USD 52,7 millones y con el Global 2030 (GD30D) se negociaron USD 13,8 millones, lo que revela la creciente demanda en este segmento y el sacrificio de reservas que conlleva, pues el BCRA compró un neto de USD 74 millones en el MULC, pero las reservas subieron apenas 5 millones de dólares.

“A partir de los volúmenes operados en AL30 y GD30 por la Bolsa, creemos que el BCRA se desprendió en la última jornada de USD 53,1 millones para calmar el MEP. De hecho, el MEP vía estos títulos había tocado niveles de $513 a $514 durante la jornada para cerrar apenas por debajo de $510. Cabe destacar que es el valor más elevado de intervención desde el pico de USD 73,2 millones el 17 de mayo”, subrayaron desde Portfolio Personal, y estimaron que “el acumulado de cinco días se impulsa a los USD 216,7 millones”.

“Aunque la liquidación del ‘dólar agro’ viene reflejando una positiva evolución, en contraposición las reservas siguen bajo presión aún cuando se estarían intensificando las restricciones a las importaciones en busca de resguardar las divisas. Ocurre que frente al actual contexto de mayor dolarización de los agentes económicos se vienen detectando crecientes intervenciones sobre los dólares financieros en busca de ir morigerando el deslizamiento”, explicó Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

“Esto se debe a que evitar sobresaltos cambiarios, en el spot y en los futuros, resulta prioridad en esta etapa de transición ya que además sumarían presiones a la anticipada aceleración de la inflación por la mayor emisión monetaria y la devaluación fiscal”, definió Gustavo Ber.

Más demanda de los ahorristas

El domingo 23 de julio, el Gobierno anunció una “devaluación fiscal” que implicó, entre otras cosas, un aumento de los impuestos que se aplican sobre el dólar para atesoramiento personal, llamado “dólar ahorro” o “dólar solidario”, a un 75%, equiparado con el dólar “tarjeta”, lo que encareció su precio y sumó incentivos a los inversores para acceder al denominado “dólar Bolsa”.

“En el mes de julio, más ahorristas optaron por comprar dólar MEP en un click. Consideramos que esto tuvo que ver con las últimas medidas cambiarias, que incentivaron de alguna manera a más inversores a considerar este tipo de dólar, que además de ser 100% legal y no tiene límite máximo por mes”, asegura Agustín Honig, CEO de Banza.

Las nuevas medidas económicas ampliaron del 35% al 45% la percepción a cuenta de Ganancias y Bienes Personales sobre el dólar al público en bancos -con un cupo de USD 200 mensual-, y mantuvieron en un 30% el Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria (PAIS), lo que encareció el precio de este dólar “ahorro” casi en un 8%, dejándolo muy cerca a nivel precios del dólar MEP.

Cabe resaltar que la intervención oficial sigue volcada al dólar MEP. ¿Por qué? “En primer lugar, intuimos que el motivo yace en que estos dólares se mantienen por más tiempo en el sistema financiero a diferencia de los ‘contado con liquidación’, que salen del sistema y ya no forman parte de los encajes. Por otra parte, el MEP es más relevante a la hora de evaluar el impacto de los dólares financieros en los precios”, describieron los analistas de Portfolio Personal.

Seguir leyendo: