El holding del cannabis: Terraflos, el proyecto biotech de un argentino que se expande desde Uruguay

Aprovecha el potencial de otras plantas para la producción de medicamentos y alimentos. “Llegaremos al país, pero estamos esperando un cambio de Gobierno que genere mayor previsibilidad”, dice su fundador, Facundo Garretón, exdiputado del PRO

Compartir
Compartir articulo
El empresario tucumano se radicó en Uruguay, pero mantiene negocios en Argentina
El empresario tucumano se radicó en Uruguay, pero mantiene negocios en Argentina

Biotecnología, salud, naturaleza y nutrición son cuatro conceptos que definen el campo de trabajo de Terraflos, un holding de empresas basadas en Uruguay que pertenece al argentino Facundo Garretón y se reconoce internacionalmente por su incursión en el desarrollo de cannabis medicinal.

El holding, que funciona en Garzón, en lo que fue “La Tertulia”, una chacra que perteneció a Susana Giménez en el vecino país, está invirtiendo para expandir el alcance del negocio y como parte de ese relanzamiento analiza poner un pie en Argentina a partir del año que viene. “Eso se hará cuando exista un escenario macroeconómico más definido”, aclaró a Infobae el empresario, en diálogo desde España, donde se encuentra por estos días.

“En Terraflos trabajamos en la intersección entre la tecnología y la naturaleza para producir sustancias que se encuentran en las plantas y que mejoran el funcionamiento de órganos y sistemas del cuerpo humano. Desarrollamos una bioplataforma que combina un grupo de empresas que permite liberar el potencial de las plantas para la producción de medicamentos, suplementos, alimentos funcionales, cosmética y demás, mediante el uso de tecnología”, resumió Garretón.

La biotecnología apunta al aprovechamiento de los ingredientes activos de las plantas en los medicamentos
La biotecnología apunta al aprovechamiento de los ingredientes activos de las plantas en los medicamentos

El grupo nació en 2021, invirtió desde entonces en empresas como BlueberriesMed, YVYlife, DrGea, Cannect, Caliz y Hedonix y está relanzando su negocio con una nueva inversión de unos USD 2,5 millones en tres empresas. “En una primera etapa nos enfocamos en producción de ciertos cannabinoides (CBD, THC, CBG), ahí invertimos en Blueberries Medical (Canadá). El año pasado levantamos aproximadamente USD 8,5 millones y nos enfocamos en otros ingredientes activos. Nuestros principales inversores son Glassford, Fla Ventures, Flow Capital, MPE y Yaax Ventures, pero tenemos varios inversores ‘angeles’ que entraron como ‘smart money’. Las dos nuevas inversiones de este primer semestre son en Caliz y Hedonix y en la segunda mitad del año haremos tres nuevas adquisiciones”, adelantó.

Garretón nació en Tucumán y se autodefine emprendedor, pero en su currículum aparece también una incursión en política: fue diputado nacional del PRO entre 2015 y 2019, período durante el cual impulsó la Ley de Emprendedores. Además, en el año 2000 creó el sitio de Invertir Online (que vendió en 2018 a Banco Supervielle), fundó una empresa proveedora de Internet y desarrolló un negocio tecnológico para mejorar el estilo de vida de los sectores marginales en varios países de Latinoamérica.

¿En qué consiste esta nueva versión de Terraflos?

— Terraflos 2.0 es una nueva plataforma que permite diseñar biocomponentes y moléculas de plantas e ingredientes activos para combinarlos en dosificaciones precisas para el armado de productos que pueden ser alimentos (nutracéuticos), suplementos (dietarios) y medicamentos (fitofármacos) que contribuyen con la salud y el bienestar de las personas.

Están invirtiendo en nuevos proyectos.

— Hoy los dos proyectos más relevantes de biotech de Terraflos son Caliz y Hedonix. El primero se enfoca en agricultura celular, donde se utiliza una técnica de producción que utiliza células cultivadas en laboratorio para crear productos sin necesidad de cultivar plantas. En el caso de Hedonix, se usa biología sintética y herramientas y técnicas como la edición genética (CRISPR), la ingeniería metabólica y la construcción de circuitos genéticos para diseñar organismos con características específicas. Ambas son una nueva forma de producción de alimentos y medicamentos en forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente que ayudan a abordar algunos de los desafíos que enfrenta la industria alimentaria actual, como la escasez de recursos naturales y la contaminación. Son proyectos enfocados en producir ingredientes activos más allá de cannabinoides y en forma alternativa, por ejemplo neem, calendula, tejo, ginko, moringa, curcuma y cannabis, entre otros biocomponentes.

¿Cuánto están invirtiendo en Hedonix y Caliz?

— En esta primera etapa estaremos invirtiendo aproximadamente USD 500.000. Esta inversión irá aumentando en función de ciertos “milestones” (hitos), las necesidades y el crecimiento de cada equipo.

La web de Terraflos
La web de Terraflos

¿Consideran invertir en Argentina en los próximos años?

— Si, esperamos invertir en Argentina pronto. Estamos esperando un cambio de Gobierno que genere mayor previsibilidad en el país.

¿Cuánto invierten en investigación y en qué están avanzando en ese sentido?

— Este 2023 estimamos que invertiremos alrededor de USD 1 millón en investigación y desarrollo. Estamos armando una “unidad de inteligencia” que se enfocará en patentar distintas iniciativas. Pero eso recién está comenzando.

¿Qué aplicación tienen los biocomponentes que producen?

— Producimos diversos biocomponentes para distintas industrias. Por ejemplo, estamos produciendo caléndula para la industria alimenticia. Se usa como aditivo, ya que puede actuar como antioxidante y mejorar la estabilidad de los alimentos grasos, proveyendo a empresas como NutriCo en México y Perú. También producimos cannabinoides para la industria farmacéutica e incluso cosmética. Obviamente, también para la industria farmacéutica hay bastante demanda. Sirve de ejemplo el taxol, un compuesto que se encuentra en la corteza del árbol de tejo del Pacífico (Taxus brevifolia) y se utiliza como agente quimioterapéutico para tratar diversos tipos de cáncer. Para producir 5mg de taxol se necesitaban 200 árboles de más de 70 años cada uno. Ahora, con la biotecnología, se puede producir el ingrediente activo sin talar ningún árbol.

Las Caléndulas se utilizan como antioxidantes en la industria alimenticia.
Las Caléndulas se utilizan como antioxidantes en la industria alimenticia.

¿Cómo está conformada la infraestructura de la empresa?

— Terraflos funciona como un “network of teams” es decir una red de equipos; cada uno de ellos es una empresa específica. Ese concepto se refiere a una estructura organizacional de equipos interconectados y autónomos que colaboran entre sí para lograr objetivos comunes. Cada equipo tiene una clara responsabilidad y autonomía en su trabajo, pero al mismo tiempo está conectado y coordinado con la organización. Esto permite una mayor flexibilidad y capacidad de respuesta a los cambios en el entorno empresarial, ya que los equipos pueden adaptarse y trabajar juntos de manera más efectiva para lograr los objetivos de la organización. En esta red de equipos, participamos aproximadamente 150 personas.

El contexto mundial

Desde Terraflos destacaron que cerca de 4.000 millones de personas dependen hoy de los recursos vegetales para obtener medicamentos y alimentos a nivel mundial. “Aproximadamente el 70% de los medicamentos tienen ingredientes activos provenientes de las plantas, pero solo el 6% de las plantas han sido investigadas”, dice Garretón. “A su vez, el Banco Mundial predice que necesitaremos producir otro 70% más de alimentos y medicamentos para 2050″.

Garretón en el ciclo "Como llegué hasta acá", que organizó Infobae en 2021
Garretón en el ciclo "Como llegué hasta acá", que organizó Infobae en 2021

En este contexto, Terraflos busca seguir desarrollando tecnología que permita sacar provecho de la naturaleza, una fábrica de moléculas complejas y únicas producto de la evolución en millones de años.

Terraflor produce los ingredientes activos de Cannabis, Tejo, Ginko Biloba, Hiperico, Argán, Moringa, entre otras plantas, a partir de una bioplataforma que permite proveer soluciones a la salud y bienestar de las personas. Lo hace, reafirman en la empresa, a partir del descubrimiento, diseño, producción, escalado, transformación y comercialización de moléculas de plantas para hacer materia prima de medicamentos y alimentos para los próximos 2.000 Millones de personas que se sumarán al planeta”.

Seguir leyendo: