Semana financiera: la Bolsa para arriba y el dólar libre en récord marcaron la tendencia en el inicio de 2023

El S&P Merval ganó 13% en cinco ruedas y superó los 242.000 puntos. YPF subió 19% en dólares, los bonos Globales 7% y el riesgo país quedó debajo de los 2.000 puntos

Compartir
Compartir articulo
Las acciones argentinas sorprenden por sus ganancias en medio de la volatilidad global
Las acciones argentinas sorprenden por sus ganancias en medio de la volatilidad global

La última semana aportó importantes novedades desde el punto de vista financiero. En la Bolsa se sostuvo la corriente ganadora para las acciones argentina, que ya venían de sorprender por su desempeño el año pasado, también continuaron firmes los bonos en dólares y las cotizaciones libres de la divisa anotaron nuevos máximos nominales.

El S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires encadenó el viernes la octava rueda consecutiva en alza. El panel líder, en un máximo en pesos de 242.154 puntos, ganó en la semana un 13,3%, que se amplía a un 20% desde el comienzo de enero. En el arranque del año el Merval en dólares asciende un 18%, según la cotización del “contado con liquidación” implícito en los ADR argentinos en Wall Street.

Un dato saliente fue el rampante recorrido de YPF, cuyo ADR en Wall Street se acercó a USD 12 por primera vez desde el 9 de agosto de 2019, cuando en la sesión previa a las PASO presidenciales cotizó a USD 16,68, tres años y cinco meses atrás. YPF ganó en la semana un 19% en dólares, que se estira al 23% en las primera quincena de enero.

Un artículo realizado por Yahoo! Finance, sitio especializado de referencia internacional, hizo mención que el ADR de YPF se ubicaba entre “las tres mejores acciones emergentes para invertir”. Además, remarcaron que “la tasa de crecimiento de utilidades esperadas para el primer trimestre de 2023 se ubica en el 85,9%”, un excelente crecimiento entre las compañías del sector.

Fuente: Rava
Fuente: Rava

El economista Gustavo Ber explicó que “la combinación de castigadas valuaciones junto a la expectativa de un cambio de ciclo político activó un mayor apetito hacia las acciones y los bonos en dólares, más allá de reconocer los ruidos que suelen caracterizar un año con cargado calendario electoral y múltiples desafíos económicos a administrar durante esta etapa de transición”.

Los bonos en dólares también completaron una semana memorable si se tienen en cuenta las ganancias promedio de 7,5% para los títulos Globales con ley extranjera, las emisiones representativas de la deuda soberana de Argentina en el exterior. En ese sentido, el riesgo país de JP Morgan, que mide la brecha de tasas de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, quedó en los 1.980 puntos básicos para la Argentina, el nivel más bajo desde el 8 de junio del año pasado.

En el plano internacional Tavelli y Compañía indicó que “los mercados estuvieron atentos a una nueva suba de la tasa de interés de referencia por parte de la Fed (Reserva Federal de EEUU). Los funcionarios del organismo reconocieron que la inflación estaría retrocediendo, pero aún genera preocupación. El COVID-19 genera atención nuevamente en el mundo y algunos países toman nuevamente algunas restricciones”.

Los expertos de Balanz Capital observaron “un contexto en donde la desaceleración de la inflación en los países desarrollados renovó la expectativa de un aterrizaje suave de las economías avanzadas, lo que proveyó una plataforma más sólida para los avances de las materias primas, cuya dinámica será clave hacia futuro”.

El dólar libre rompió récords

Más allá de la euforia bursátil tomó notoriedad en la semana la reacción alcista del dólar libre y también de las paridades bursátiles, que cerraron con máximos nominales el viernes.

La divisa “blue” ganó 15 pesos o un 4,2% desde el viernes 6, a un récord de $369 para la venta, y encadenó seis ruedas consecutivas al alza. En enero el dólar libre aumentó 23 pesos o un 6,6% en el tercer mes seguido con incrementos que superan a la inflación.

Con un dólar mayorista que subió 2,02 pesos o 1,5% en cinco ruedas, a $181,27, la brecha cambiaria quedó en el 103,6 por ciento.

En el plano cambiario lo más positivo pasó por la compra de divisas efectuada por el Banco Central en el mercado. Con el aporte de USD 200 millones por créditos liquidados para obra de infraestructura el viernes 13, la autoridad monetaria acumuló un saldo comprador de unos USD 220 millones en la semana, que se extiende a unos USD 281 millones en enero, un monto superior al registrado en las mismas ruedas de 2022, cuando había alcanzado 204 millones de dólares.

“La compra de divisas es sólo uno de los factores que inciden en el nivel de reservas internacionales del BCRA, pero el más importante como señal de acumulación y fortalecimiento de la política monetaria y cambiaria”, explicaron fuentes del Palacio de Hacienda.

Seguir leyendo: