Invasión de Rusia a Ucrania: a la Argentina le pueden faltar dólares para importar gas y enfrenta riesgos de cortes en el servicio

El precio del gas se disparó y podría haber desabastecimiento por la alta demanda europea. En el último informe de la consultora Economía & Energía, se analizó el costo que de la importación de GNL ante diferentes escenarios de precios internacionales

Si el precio del GNL por millón de BTU se consolidara en USD 40, Argentina necesitaría USD 6.500 millones para hacerle frente a la importación de gas este año
Si el precio del GNL por millón de BTU se consolidara en USD 40, Argentina necesitaría USD 6.500 millones para hacerle frente a la importación de gas este año

El precio del gas natural licuado (GNL) experimenta una fuerte suba y volatilidad desde la invasión de Rusia a Ucrania, lo que pone en jaque el abastecimiento en invierno para la Argentina dado que el país no cuenta con los dólares para importar la cantidad necesaria para cubrir la demanda estacional en un contexto con estos valores.

Ayer, el valor del GNL se disparó en Europa hasta tocar los USD 100 por millón de BTU debido a la amenaza de Occidente de dejar de importarlo desde Rusia en medio del conflicto bélico cuyo desenlace sigue siendo impredecible. Sin embargo, pese al pico mencionado, el valor se redujo sobre el final de la jornada a casi la mitad, aunque sigue siendo un precio cinco veces más alto que el que pagó la Argentina en el invierno de 2021.

En suma, el escenario de incertidumbre es tal que en el mercado aseguran que hoy “no hay precio” para el gas licuado. “La distorsión es absoluta, con un valor de más de 50 dólares que antes de la guerra estaba entre 8 y 9. A falta de precios razonables, el costo lo puede fijar Rusia cerrando una llave y dejando sin gas a Europa”, ilustró a este medio un ex funcionario que conoce el mercado energético. Explicó que Estados Unidos podría incrementar su actividad de fracking para tratar de sustituir a Rusia como proveedor en diversos mercados, a la vez que los rusos buscarán abastecer con mayor intensidad la demanda de China.

En 2021 la Argentina importó GNL por USD 1.100 millones y en 2022 deberá enfrentar un factor adicional a la suba del precio: la restricción de dólares que traerá el acuerdo con el FMI, que incluye la firme obligación de recomponer reservas del BCRA

Esta compleja situación internacional hace que el abastecimiento de GNL para el invierno en la Argentina sea una incógnita, ya sea porque el precio que convalide el mercado internacional sea demasiado elevado para las menguantes reservas en dólares de la Argentina, o porque el volumen disponible en el mercado resulte escaso como consecuencia de la fuerte demanda que se generó en Europa a raíz del conflicto bélico.

El ex funcionario repasó algunos datos que en su visión explican el riesgo de que este año la Argentina tenga que aplicar cortes en el suministro ya sea a industria o a usuarios residenciales. En 2021 la Argentina importó GNL por USD 1.100 millones y en 2022 deberá enfrentar un factor adicional a la suba del precio: la restricción de dólares que traerá el acuerdo con el FMI, que incluye la firme obligación de recomponer reservas del BCRA.

A la vez, el 60% de la electricidad consumida en la Argentina depende de la generación de gas, por lo que los riesgos en el aprovisionamiento impactan sobre ambos servicios. La compleja relación de subsidios y tarifas, eje central de la letra chica del acuerdo con el FMI (y de los desacuerdos dentro del gobierno) está atravesada por los precios internacionales, algo en lo que el Gobierno no tiene injerencia alguna.

Fuente: Economía & Energía
Fuente: Economía & Energía

En el último informe de la consultora Economía & Energía, se analizó el costo que de la importación de GNL ante diferentes escenarios de precios internacionales. En ese sentido, se indicó que en un marco en el que el GNL cotice a 20 dólares por millón de BTU -un nivel inferior al que hoy refleja el mercado-, la Argentina deberá desembolsar USD 3.252 millones por el mismo volumen que importó el año pasado. Asimismo, indicó que por cada 10 dólares adicionales por millón de BTU el costo sube en 1.626 millones de dólares.

En tanto, si el precio del GNL por millón de BTU se consolidara en USD 40, la Argentina necesitaría USD 6.500 millones para hacerle frente a la importación de gas. Y en caso de que el costo se redujera a USD 30 por millón de BTU, algo impensado por estas horas, la importación de GNL demandaría USD 4.877 millones, una cifra muy alta para el país.

Mientras que en un escenario de precios altos como el que se convalidó hoy, de USD 100 millones el BTU, si Argentina consumiera el mismo volumen que el año pasado se necesitarían USD 16.260 millones, según estimó la consultora.

“El aumento que verificaron los precios de la energía en el mercado internacional, en conjunto con la crisis hídrica y la disminución de la oferta de gas natural boliviano, supondrán una sensible presión sobre el nivel de los subsidios a la energía en la economía argentina durante el 2022. A su vez, por primera vez desde 2019, se asistirá a un deterioro sensible en el saldo de la balanza comercial de productos energéticos”, señaló el informe de Economía & Energía, que dirige Nicolás Arceo.

Fuentes del sector dijeron a Infobae que esta situación sería inviable para el Gobierno considerando la escasez de divisas. Y afirmaron que aunque dispusiera de esa cantidad de dólares, el problema también pasa por la disponibilidad del GNL, ya que Europa demandaría grandes volúmenes.

Fuente: Economía & Energía
Fuente: Economía & Energía

Cabe destacar que para este invierno se va a requerir de la importación de unos 69 buques de GNL, 13 más que el año pasado, de acuerdo a fuentes cercanas a la operación. En 2021, de acuerdo a la información publicada por la empresa Ieasa (la ex Enarsa), se importó gas licuado con 56 buques —a través de cinco licitaciones— por un total de USD 1.096 millones a través de los puertos de Escobar y Bahía Blanca y con un precio promedio de USD 8,33 por MMBTU.

El ex funcionario que conversó con Infobae señaló que para evitar los cortes el Gobierno “debe tomar las riendas” del mercado y revisar varios aspectos de su política energética, en especial en el plano de las exportaciones: “No tiene sentido exportar a Chile a un valor favorable para después tener que importar a un precio elevado a través de los barcos gasificadores. En los últimos años le regalamos a Chile 20 puntos de su PBI, que hubiera tenido gastar importando por otra vía si no le hubiéramos vendido el gas barato”.

“Hay que priorizar el abastecimiento al mercado interno. Lo mismo con Brasil, que es nuestro socios pero también nuestro competidor”, agregó el ex funcionario quien, conocedor de las obras públicas, estimó que el gasoducto Néstor Kirchner podría estar terminado en un año. Una vez terminado, ese gasoducto conectará Vaca Muerta, en el norte de la Patagonia, con el corazón de la provincia de Buenos Aires. En el Gobierno manejan objetivos en esa línea y esperan que en el invierno de 2023 las importaciones de GNL comiencen a reducirse.

El invierno va a ser durísimo para las arcas del Estado y potencia aún más este tipo de proyectos y también el gasoducto a Vaca Muerta (Martínez)

Pero para eso falta mucho. El secretario de Energía, Darío Martínez, afirmó que la reducción de las importaciones llegará gracias a Vaca Muerta, pero también advirtió que en el invierno de 2022 la Argentina deberá “importar mucho gas a valores insólitos”. Y admitió que en el Gobierno están “muy preocupados con las importaciones de gas para el invierno porque la necesidad de demanda de dólares se tremenda y sigue subiendo”.

“El mundo hoy está en una crisis energética, con una brutal disparada del precio del gas natural licuado (GNL). Para el mundo esta exploración offshore es una gran oportunidad y los argentinos tienen que tomarlo de esa manera”, afirmó Martínez en declaraciones al diario Río Negro.

“Ya hicimos el cálculo tres veces, a 11, 17 y 24 dólares por millón de BTU -hoy los futuros se esperan en torno a 40- y con el nivel de consumo y la baja hidraulicidad, el invierno va a ser durísimo para las arcas del Estado y potencia aún más este tipo de proyectos y también el gasoducto a Vaca Muerta”, afirmó Martínez.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

El peso uruguayo es la moneda más fuerte de la región: por qué el dólar baja del otro lado del Río de la Plata

Después de rezagarse frente a monedas de la región la mayor parte del año, la moneda del país vecino repuntó desde que el banco central de ese país señaló que planea elevar su tasa de referencia

Guzmán afirmó que la caída de los bonos y la suba del dólar luego de los nuevos controles a las importaciones era “esperable”

El ministro de Economía destacó las compras de divisas que hizo el Banco Central en los últimos tres días. Dijo que el país “necesita poder reducir el déficit fiscal”

El BCRA acapara los dólares del mercado y acumuló compras por casi 1.000 millones desde el endurecimiento de los controles

La entidad monetaria compró USD 583 millones en el día, el monto más grande desde 2016, y se quedó con el 85% de la oferta. Los bonos en dólares rebotaron un 3,2% en su segundo día de alza. El dólar libre cerró sin variantes en su récord de $239

Aviones, cuentas bancarias y propiedades en la mira: un grupo de fondos del exterior buscan embargar activos argentinos para cobrar juicios

En su mayoría se trata de inversores que reclamaron en tribunales de los Estados Unidos por la deuda que cayó en default y que no aceptaron los canjes que abrió el Estado. Cuáles son las posibilidades reales de que puedan lograr la confiscación

Por la falta de gasoil, la Mesa de Enlace convocó a un paro nacional del campo el 13 de julio

Las 4 entidades agropecuarias convocaron a una “jornada federal” de protesta, anunciaron un cese de comercialización y marchas por todo el país pero sin cortes de rutas
MAS NOTICIAS