Granos en el suelo, camiones varados y exportaciones frenadas: se extiende el conflicto de transportistas en el puerto de Bahía Blanca

Es una terminal en la que aumentó la carga de buques por la bajante del Río Paraná que impide el tránsito fluvial. Los motivos de la protesta

Compartir
Compartir articulo
En la zona del puerto de Bahía Blanca, uno de los camiones afectados por la protesta.
En la zona del puerto de Bahía Blanca, uno de los camiones afectados por la protesta.

Una protesta de camioneros autoconvocados sigue en el puerto de Bahía Blanca, en momentos cuando a raíz de la bajante histórica del río Paraná la actividad en esos complejos portuarios había verificado un fuerte aumento por el traslado de operaciones de exportaciones agroindustriales desde los puertos cercanos a Rosario a los del sur de la provincia de Buenos Aires. Además, en el día de ayer se decidió levantar la protesta en el puerto de Necochea.

En la zona del Puerto de Bahía Blanca, en el sur de la provincia de Buenos Aires, se registra un bloqueo a los ingresos y las salidas del lugar, una problemática que afecta a las exportaciones agroindustriales. La misma comenzó el pasado viernes y tiene su epicentro en la zona denominada “El Triángulo”. Una protesta similar, en febrero pasado, registró una paralización de la actividad durante 10 días, en esa zona de la provincia de Buenos Aires.

En las imágenes, a las que accedió Infobae, hay situaciones particulares como la de aquellos camiones que pretenden ingresar al puerto, y los encargados de realizar la protesta abren las boquillas de los camiones para descargar la mercadería que transportan. Una situación que también se registró en la protesta anterior. Es por eso que desde el sector privado reclaman el accionar del Estado para destrabar el conflicto.

El reclamo de los transportistas autoconvocados consiste en una tarifa fija y la suspensión de la ley de peso y potencia, la cual establece un un plazo para sacar de circulación los camiones de motores de baja potencia, que hoy trasladan hasta 45 toneladas. Esta normativa, según detalló el Ejecutivo, busca aumentar la seguridad vial en las rutas.

Juan Carlos Thouluc, camionero autoconvocado, comentó a Infobae que en relación a la cuestión tarifaria “buscamos recibir la tarifa homologada, que fue acordada entre federaciones nacionales como CATAC o FETRA con entidades ruralistas, y oportunamente se sentaron con el Gobierno y definieron cual era la tarifa que se tenía que pagar. Hay una tarifa que se estipula y que se ajusta cada cuatro meses lo que hace que no vayamos perdiendo tanto frente a la inflación”.

Y agregó: “No podemos referirnos solamente a la tarifa sino que ahora sale una normativa para la relación peso-potencia, y hay homologaciones que son puntos sobre los que también estamos peleando. Para poder cumplir con las obligaciones primero deberían cumplir con nuestros derechos para poder cambiar un camión viejo de baja potencia por un motor que debería tener una potencia de 197 CV para poder llevar los kilos reglamentarios”.

Uno de los camiones a los que se le abrió la boquilla para que se descargue la mercadería transportada, en el puerto de Bahía Blanca.

Según opinó el transportista autoconvocado, con la mencionada normativa a nivel nacional dejarían de circular 1 millones de camiones, que además representan puestos de trabajo que se pierden.

Según datos del puerto de Bahía Blanca, en las últimas semanas había habido un aumento del 46% en el ingreso de camiones con respecto a igual período del año pasado. La Bolsa de Cereales de Bahía Blanca señaló que en las últimas dos semanas se habían embarcado 523.000 toneladas de maíz por el puerto de esa localidad y que “están anunciadas 583.000 toneladas para las próximas 2 semanas”.

Bajante del Paraná

En los últimos meses diversas protestas realizadas en las zonas de puertos agroindustriales, complicaron el panorama del sector exportador de la Argentina, en momentos donde la bajante del Río Paraná también genera una enorme problemática en la región portuaria del Gran Rosario, y donde muchos barcos tienen que terminar su carga en puertos del sur de la provincia de Buenos Aires, hoy afectados por la protesta de camioneros autoconvocados.

Según un informe de la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, al que Infobae accedió en exclusiva, las terminales marítimas de la ciudad del sur bonaerense vieron incrementado no solamente la llegada de barcos para completar sus cargas, en especial de maíz, entre el 3 de mayo y el 18 de julio. También hubo un aumento en el promedio cargado por buque, el cual saltó de un promedio histórico de 21.500 toneladas a 26.300 toneladas (con picos en 29.000), lo que significó un incremento del 22,5% con el tonelaje que se suele cargar.

Este salto derivó en que durante el período estudiado se despachara desde los puertos bahienses 1.791.800 toneladas de maíz, un crecimiento de 300.300 toneladas por sobre el completamiento promedio histórico. Ese volumen extra representó USD 76 millones de los USD 453,3 millones correspondientes a las exportaciones del cereal.

En el caso del poroto de soja, el completamiento promedio histórico se ubica en 23.000 toneladas , mientras que, en el periodo analizado, cada buque tuvo una carga promedio de 24.400 toneladas. Por el lado del trigo, la mayor proporción de los buques que zarpan desde el puerto de Bahía Blanca se dirigen a Brasil en embarcaciones de menor porte, con lo que la originación de la carga se da en la región. “Por ello, la bajante del río Paraná no tiene efectos significativos para este cereal”, remarcaron desde la entidad bahiense.

SEGUIR LEYENDO: