Quién es y cómo piensa la emprendedora que asegura que los argentinos ya hablan tanto del Bitcoin como del dólar

Hanna Schiuma cree que las restricciones para acceder a la divisa norteamericana facilitaron el acceso local a las criptodivisas y defendió el avance de la industria del conocimiento

Compartir
Compartir articulo
Hanna Schiuma, experta en economía del conocimiento y criptomonedas
Hanna Schiuma, experta en economía del conocimiento y criptomonedas

La emprendedora argentina, Hanna Schiuma, especialista en economía del conocimiento y criptomonedas, afirmó que las restricciones al dólar permitieron que las inversiones en criptomonedas crecieran en el país y estimó que Ethereum puede seguir el exitoso rally que ya tuvo Bitcoin.

En diálogo con Infobae, Schiuma, de 38 años, sostuvo que las criptodivisas se pueden convertir en reserva de valor y consideró que la ley de la economía del conocimiento que promovió el Gobierno, pese a los cambios respecto de la norma votada poco tiempo antes, sirvió para fomentar proyectos en el sector. Co-fundadora y Chief Community Officer de Belo, líder de Diversidad & Inclusión en la Cámara Argentina de Fintech, destacó que la pandemia aceleró la adopción de herramientas digitales en el país.

- ¿Hay correlación entre las restricciones para acceder al dólar y el aumento de las inversiones en criptomonedas en la Argentina?

- Bitcoin subió 300% en 2020. Gente que nunca había escuchado hablar de criptomonedas de repente se sumó al furor global por meterse. Tranquilamente hoy podés escuchar conversaciones sobre Bitcoin en cualquier café como si estuvieran hablando del dólar. Además, en nuestro país se puso de moda por las restricciones al dólar como el cepo, y por la inflación.

Claramente, Bitcoin es la más conocida y opera como la puerta de entrada, pero tenemos también a las criptomonedas estables como DAI o USDC, que son una alternativa para dolarizarse en forma legal ya que valen un dólar. Y el DAI aproximadamente lo mismo, con la ventaja de que uno los puede tener en billeteras digitales que son más seguras que el colchón, e incluso obtener un interés por tenerlas invertidas en productos similares a un plazo fijo cripto.

- En particular, esta semana hubo una suba importante en el valor de varias monedas como derivación del fenómeno de GameStop en Wall Street...

- Si; lo de GameStop es una operación es absolutamente legal, cuya novedad es que se hizo masiva y online, con un grupo en redes sociales que fueron contra un gran fondo de inversión como Melvin; lo que emerge de esto es el poder de la comunidad y el flujo de información que circula en estas comunidades y cómo se pueden coordinar por una acción en masa en donde muchos se lleven una buena tajada si están atentos. A raíz de esto, lo que pasó en el universo cripto es que, en el medio de toda esa corrida tras explosion de las acciones de GameStop se “tokenizaron”.

- ¿Son adecuadas las regulaciones en torno de estos activos, o es necesario algún incentivo más?

- Hoy no contamos con una regulación específica sobre criptoactivos. Vale aclarar que cuando hablamos de dolarización en esta operatoria no se gastan reservas del Banco Central, ya que son transacciones entre privados.

La carrera por el Bitcoin gana adeptos
La carrera por el Bitcoin gana adeptos

- ¿Espera que haya una utilización más cotidiana en el país de criptos para pagar bienes y servicios en el mediano plazo? ¿Qué se requiere para que ocurra?

- Sí, porque el costo para operar es más bajo y es un sistema más accesible y descentralizado que promueve la inclusión financiera. Para que ocurra esa utilización cotidiana hay que generar puentes con nuestra vida financiera en pesos. Para eso estamos lanzando nuestra app, Belo, que te permite cargar saldo en pesos para comprar e invertir en cripto, además del pago de bienes y servicios en la moneda que elijas, pesos o cripto, ya sea con código QR o tarjeta de crédito o débito.

Para una utilización cotidiana de criptos hay que generar puentes con nuestra vida financiera en pesos

_ Hay una gran discusión internacional en torno de la validez de las criptomonedas como refugio de valor, similar al oro, para los países. ¿Es posible que adquiera ese estatus?

_ Al Bitcoin se le viene llamando oro digital, oro 2.0. Incluso se utiliza un modelo para tratar de predecir su valor futuro, el stock to flow, que es el usado para recursos naturales escasos como oro o incluso algunas materias primas. Como reserva de valor es interesante porque se sabe que únicamente habrá 21 millones de unidades divisibles en circulación y es una forma de cubrirse frente a la incertidumbre económica global. La pandemia demostró la potencia de Bitcoin como alternativa a las tasas de interés negativas y la emisión para paliar los efectos perjudiciales de la crisis sanitaria.

_ ¿Es posible que otras criptodivisas adquieran una popularidad similar al Bitcoin?

_ Ethereum como criptoactivo es más que interesante y es el mejor candidato para popularizarse en 2021. Es posible que haya un movimiento hacia la descentralización total, las llamadas DeFi o finanzas descentralizadas, que son protocolos basados en la blockchain de Ethereum que se rigen por contratos inteligentes y están construyendo un nuevo paradigma financiero con interesantes posibilidades. Pero en sentido opuesto, estamos viendo como los bancos centrales de Europa y China vienen trabajando fuerte en el desarrollo de sus propias monedas digitales, las llamadas CBDC (central bank digital coin).

El cambio cultural

- Como integrante de la industria del conocimiento, ¿Qué opina de las modificaciones a la ley del sector?

- La ley de Economía del Conocimiento es un instrumento muy bienvenido y necesario para impulsar nuestro sector, y personalmente me satisface que finalmente se haya instrumentado, para darle un marco de promoción al que es hoy el tercer bloque exportador del país, generador de divisas y empleo de calidad.

- ¿Cómo juega la inestabilidad macro local en el desarrollo de las inversiones en este sector?

- Si bien al principio de la pandemia se notó un stand by en las inversiones debido a la incertidumbre global sobre el rumbo de la economía, pudimos notar un repunte y un crecimiento de la industria, sobretodo en el sector fintech, ya que las condiciones fueron favorables a la adopción de billeteras y productos digitales por cuestiones de seguridad y sanidad. La pandemia aceleró el cambio cultural incluso para el público no familiarizado con estas herramientas, como las financieras, educativas, de comunicación y de salud.

La pandemia aceleró el cambio cultural incluso para el público no familiarizado con estas herramientas, como las financieras, educativas, de comunicación y de salud

- Sin embargo, el año pasado se anunció la salida de varias empresas del sector y hubo muchas quejas por el cambio de reglas y la suba de la presión tributaria…

- Sí; la cantidad de recursos que se destinaron a proyectos fue inferior porque había mucha incertidumbre frente al 2019. Sin embargo, al mismo tiempo, la pandemia aceleró la adopción de herramientas digitales.

- ¿Sigue teniendo la Argentina esa ventaja competitiva en recursos humanos en este rubro de la cual se jactó durante mucho tiempo, o los países de la región ya la alcanzaron?

- La Argentina sigue siendo un pool de talento importante y relativamente barato, de hecho hay ingenieros y desarrolladores locales trabajando en los mejores proyectos y startups globales en la industria digital. Además, el siempre inestable contexto macro local potencia la creatividad y la resiliencia de nuestros emprendedores. Muestra de eso es la cantidad de unicornios, 6, que supimos fabricar, ubicándonos en tercer puesto regional detrás de México y Brasil.

Seguí leyendo: