Fuerte baja del riesgo país: llegó a quebrar el piso de 3.000 puntos por primera vez en dos meses

Los bonos en dólares cerraron mixtos pese a las caídas en Wall Street. Ayudó la extensión del período de negociaciones por el canje, leída como una mayor predisposición del Gobierno a pactar una alternativa al default

En la Bolsa cambiaron las expectativas por el canje, aunque no los débiles fundamentos macroeconómicos. (Reuters)
En la Bolsa cambiaron las expectativas por el canje, aunque no los débiles fundamentos macroeconómicos. (Reuters)

Después de tocar los 2.987 puntos por primera vez desde el 11 de marzo pasado, el riesgo país registraba una clara baja de 101 unidades, a 3.009 puntos a las 17 horas, de la mano de nuevos avances de las cotizaciones de los bonos soberanos argentinos.

Aunque los títulos públicos argentinos terminaron con sesgo mixto, las emisiones con legislación de Nueva York cerraron con una ganancia promedio de 2 por ciento.

Los operadores hablan de que la extensión del plazo de conversaciones con los acreedores muestra una predisposición algo mayor del Gobierno a alcanzar un acuerdo que evite un default.

“La extensión de la fecha de vencimiento fue un claro mensaje que el Gobierno esta dispuesto a negociar para lograr un acuerdo y evitar un default . Aunque los tiempos ahora son muy cortos el mercado tomo muy bien el comunicado de Guzmán y eso se ve reflejado en los precios, hubo subas de hasta 10% en los bonos en los últimos dos días”, dijo Mariano Marcó del Pont, de Silvercloud Advisors.

En las últimas ruedas, el avance de los activos argentinos tiene su propio combustible. De hecho, los activos domésticos resistieron la toma de ganancias del orden del 2% en los principales índices de la Bolsa de Nueva York, con un Dow Jones de Industriales que no pudo defender la resistencia de los 24.000 puntos.

Los inversores miran atentos los avances y retrocesos de distintos países que intentan relajar sus medidas de distanciamiento social para poner a funcionar sus economías. Además, celebran la esperada recompra de deuda corporativa por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que empieza el jueves próximo.

Las subas de bonos argentinos, sin embargo, no suponen un salto o una apuesta por un acuerdo seguro.

“Es un problema de riesgos asimétricos. Si la negociación fracasa los precios de los bonos pueden perder 10 centavos, si la reestructuración tiene éxito en cambio se puede ganar más”, dijo un operador de un fondo común de inversión local que no está autorizado a hablar en público. “Entonces lo que hace el mercado, dada la extensión de las conversaciones, es ponerle precio a esa diferencia de riesgos, que hay más para ganar que para perder, no es que el mercado apueste por un acuerdo", agregó el mismo operador.

ACCIONES EN ALZA

Los ADR de compañías argentinas que se negocian en Wall Street cerraron en terreno mixto, con alza destacada para YPF, que avanzó 3,9%, a USD 4,27, en una jornada en la que el precio del petróleo trepó un 6,3%, a USD 25,65 el barril de crudo ligero de Texas para entregar en junio.

En el plano local, la Bolsa de Argentina operó con mejoras, en una plaza que se mantuvo atenta a las negociaciones para la reestructuración de su deuda soberana por unos 65.000 millones de dólares.

El presidente Alberto Fernández dijo en una entrevista realizada en la víspera quiere “buscar un acuerdo y que la Argentina no vuelva a caer en default”. Además señaló que el país está dispuesto a conversar con los acreedores pero que “no presentaron una contrapropuesta”.

El índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires ganó 1,4% en pesos, en 39.133 puntos, luego de subir en la sesión previa un 6,6 por ciento.

Argentina extendió la fecha límite para llegar a un acuerdo con bonistas internacionales hasta el 22 de mayo, luego de que al vencimiento original del viernes el Gobierno no logró un apoyo relevante de sus acreedores.

Seguí leyendo:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online