Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de EEUU, anunció una nueva tasa de interés, por tercera vez en el año
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de EEUU, anunció una nueva tasa de interés, por tercera vez en el año

La Reserva Federal de los Estados Unidos recortó hoy la tasa de interés por tercera vez este año para garantizar que la economía norteamericana resista una guerra comercial sin caer en recesión. Cuando en otro momento esta hubiera sido una muy buena noticia para mercados como la Argentina, hoy el país no puede aprovecharse del exceso de liquidez internacional que esta medida podrá generar.

“Al estar fuera del mercado, no se alcanza ningún beneficio por la caída de tasa internacional. Lo que sí preocupa son los motivos por los que la bajaron, que es la desaceleración de la economía, lo que se terminará traduciendo en menores precios de los commodities”, aseguró el economista Javier Alvaredo, de la consultora ACM.

Cuanto menor crecimiento tenés en los Estados Unidos y si se mantiene la guerra comercial con China, eso no es bueno para países que exportan commodities (Castiglioni)

A su vez, Guido Lorenzo, de LCG, coincidió con que “en la Argentina la baja de la tasa de Estados Unidos no tiene impacto porque el país no tiene acceso a los mercados”. “Por ende, si bien existirá un excedente de liquidez a nivel internacional, nuestra calidad crediticia es muy mala para aprovecharse de ese entorno”, aseguró el economista. Sobre los precios de los commodities, Lorenzo planteó que no ve que haya demanda en un mundo que está desacelerando el crecimiento, aunque podrían subir si el dólar se deprecia frente al resto de las monedas.

Preocupa a analistas la caída de la actividad mundial, la guerra comercial, y la consecuencia sobre los precios de los commodities
Preocupa a analistas la caída de la actividad mundial, la guerra comercial, y la consecuencia sobre los precios de los commodities

María Castiglioni, de Tiscornia & Asociados, también se mostró preocupada por los motivos que llevaron a la FED a bajar la tasa debido a la expectativa de caída de la actividad económica. “Cuanto menor crecimiento tenés en los Estados Unidos y si se mantiene la guerra comercial con China, eso no es bueno para países que exportan commodities”, aseguró.

Desde el costado financiero, remarcó, al igual que sus colegas, que si bien el abaratamiento del costo de financiamiento hacen más atractivas las inversiones en los países emergentes, la situación de la Argentina hoy hace que no pueda aprovecharse ese escenario. “La Argentina está atravesando un proceso por el cual se encuentra afuera de los mercados, por lo que el impacto es prácticamente nulo. Pero el menor crecimiento global es muy mala noticia para la región y para la Argentina. Brasil no está logrando crecer", afirmó la economista.

Al estar fuera del mercado, no se alcanza ningún beneficio por la caída de tasa internacional. Lo que sí preocupa son los motivos por los que la bajaron, que es la desaceleración de la economía, lo que se terminará traduciendo en menores precios de los commodities (Alvaredo)

El presidente de la FED, Jerome Powell, señaló que “la política monetaria está en un buen lugar”, tras haber recortado la tasa entre un 1,5% y 1,75%. ”Vemos que es probable que la postura actual de política monetaria siga siendo apropiada siempre que la información entrante sobre la economía se mantenga ampliamente consistente con nuestra perspectiva", agregó.

Los riesgos relacionados al comercio global, así como con la posibilidad de que Gran Bretaña abandone la Unión Europea sin un acuerdo, se han movido en una “dirección positiva” desde la última reunión de la Fed, según Powell, quien agregó que la economía estadounidense se ha mantenido resistente. Con los efectos estimulantes de los recortes de tasas este año aún traspasándose a la economía, solamente “una reevaluación material de nuestra perspectiva” podría llevar al banco central a recortar más las tasas, dijo Powell. El organismo espera un moderado crecimiento económico, un continuo sólido mercado laboral y la inflación volviendo a su meta anual del 2%.

Seguí leyendo: