El riesgo país superó los 2.200 puntos básicos en un día en el que dólar se movió, pero cerró estable

En el exterior atribuyen precios de default a los activos argentinos. (Reuters)
En el exterior atribuyen precios de default a los activos argentinos. (Reuters)

El Riesgo País de la Argentina volvió a escalar más de 100 puntos este jueves a nuevos máximos desde junio de 2005, cuando la Argentina encaró con acreedores privados un canje de la deuda, 14 años atrás.

El indicador de JP Morgan, que mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus similares emergentes, tocó para la Argentina los 2.300 puntos básicos por la mañana, para ceder por la tarde a 2.276 enteros.

Se trata del Riesgo País más alto desde el 10 de junio de 2005, cuando el gobierno de Néstor Kirchner, con Roberto Lavagna como ministro de Economía, concretó la reestructuración de la deuda que estaba en default desde diciembre de 2001: el indicador de JP Morgan registró entonces una abrupta baja desde los 6.606 puntos a los 794 puntos.

El dólar, en tanto, se vendió a $60 en el Banco Nación, pero tocó los 62 pesos por la mañana, cerca del récord de 63 pesos que alcanzó el pasado 14 de agosto. En el promedio de bancos del microcentro porteño se ofreció al cierre a $60,30 para la venta.

En Banco Central, en tanto, subió la tasa de interés de referencia a 78,207%.  Es una suba de 312 puntos básicos, para mantenerse como la más elevada desde el 108% anual que promediaron las Lebac en julio de 2002.

El Merval volvió a caer fuerte, un 5,7%, y los ADR locales en EEUU tuvieron pérdidas de hasta 7%, con fuerte impacto otra vez para bancos y energéticas.

El riesto país, como en 2001

El presente también es un riesgo país similar al del 1 de noviembre de 2001, entonces en 2.295 puntos básicos, en el tramo final del gobierno de Fernando de la Rúa, con Domingo Cavallo como ministro de Economía.

En la rueda anterior, el riesgo país había tocado un máximo intradiario de 2.140 puntos básicos, para atenuar el alza sobre el cierre de las operaciones financieras internacionales.

Pero la consideración que los fondos de inversión tienen sobre los bonos soberanos argentinos y la capacidad de pago del Estado nacional volvió a deteriorarse una vez conocido que el Gobierno llevará adelante un "reperfilamiento" de los vencimientos de los títulos de corto plazo.

Macri, durante el discurso que dio esta mañana (Télam)
Macri, durante el discurso que dio esta mañana (Télam)

El presidente Mauricio Macri aseguró este jueves que su Gobierno ha decidido hacerse cargo del problema que plantea la deuda y le solicitó a la oposición apoyo para avanzar con el reperfilamiento de los vencimientos.

"Nos hicimos cargo del tema de la deuda para defender la estabilidad cambiaria en el corto, en el mediano y en el largo plazo. Y vamos a trabajar como siempre, sin especular. Eso significa no patear los problemas para adelante", dijo Macri. El mandatario se expresó así en un acto por la botadura de un buque construido por la empresa estatal Tandanor.

Macri dijo que el plan de reperfilamiento de la deuda surgió "de haber escuchado a los propios y a los de la oposición porque es fundamental encontrar acuerdos entre todos".

Seguí leyendo:

Punto por punto, qué dice el decreto que estableció el nuevo cronograma de pago de letras

Las acciones argentinas caen hasta 7% en el premarket de Wall Street

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS