El presidente Mauricio Macri y la directora del FMI, Christine Lagarde
El presidente Mauricio Macri y la directora del FMI, Christine Lagarde

El Fondo Monetario Internacional no entabló con el Gobierno ningún diálogo tendiente a renegociar los plazos del programa abierto con la Argentina, como sugirieron en los últimos días algunas figuras de la oposición para mejorar el perfil de la deuda argentina.

"No hay una discusión sobre ese escenario de cambio de los plazos del repago. El programa tal como es, creemos que está diseñado de manera que el calendario de pagos se puede cumplir", afirmó esta mañana el vocero principal del FMI, Gerry Rice.

El vocero desestimó además la oportunidad de una discusión en ese sentido. "Estamos enfocados en la implementación del programa actual, que está diseñado para enfrentar los principales desafíos de la Argentina y garantizar que el país pueda cumplir con sus obligaciones", dijo Rice en respuesta a una pregunta de Infobae en la sede del Fondo.

Gerry Rice, vocero del FMI
Gerry Rice, vocero del FMI

La necesidad de una renegociación del acuerdo con el FMI fue mencionada esta semana por el ex ministro Roberto Lavagna, con el objetivo de reprogramar los vencimientos y mejorar así el perfil de la deuda argentina, uno de los factores que generan inquietud en los mercados y entre inversores.

Lavagna abogó en su respuesta a uno de los puntos salientes del consenso convocado por el presidente Mauricio Macri con un pedido concreto de estirar los plazos de la "enorme deuda" contraída durante su gestión. En particular la deuda con el FMI.

No hay una discusión sobre ese escenario de cambio de los plazos del repago. El programa tal como es, creemos que está diseñado de manera que el calendario de pagos se puede cumplir (Rice)

"Ya todos hemos señalado la importancia de cumplir con las obligaciones, lo cual requerirá, dada la enorme deuda tomada en los últimos tres años, un proceso serio de alargamiento de las fechas de vencimiento de lo adeudado con al FMI. Este hecho es reconocido por el propio organismo internacional y sería positivo que el Gobierno, aprovechando sus relaciones con el FMI, sea quien de forma inmediata inicie un proceso que dé sostenibilidad de la deuda", había indicado Lavagna en su respuesta al Gobierno.

Rice se refirió al programa stand-by abierto con la Argentina un día después de la llegada al país del equipo de técnicos que llevarán adelante la cuarta revisión desde la firma del acuerdo, en junio del año pasado.

Roberto Lavagna pidió “proceso serio de alargamiento de las fechas de vencimiento”
Roberto Lavagna pidió “proceso serio de alargamiento de las fechas de vencimiento”

Al respecto, Rice dijo esta mañana en la conferencia de prensa que ofrece periódicamente que "las medidas están ayudando", que el programa "marcha sobre rieles" y que hubo "importantes logros" para hacer frente a las vulnerabilidades de la economía argentina. Destacó sobre todo los logros en el frente externo, aunque resaltó que "no se deben minimizar los desafíos" que todavía enfrenta el país.

En otro tramo de la conferencia de prensa Rice negó que el Tesoro norteamericano haya influido en los últimos retoques a la política monetaria, con la virtual eliminación de la banda de flotación del dólar. "Hasta donde yo sé, no hubo una comunicación del Tesoro norteamericano ni una participación en este tema", señaló el vocero. Las especulaciones de los últimos días fueron sentido contrario.

El equipo del Fondo es liderado por el economista italiano Roberto Cardarelli, al igual que en las anteriores revisiones. Carderelli es jefe de misión para la Argentina y según adelantó anteayer el Fondo en un comunicado se reunirá con funcionarios del Gobierno y del Banco Central, entre otros, para analizar en detalle los números de la economía.

El Fondo asegura que ‘las medidas están ayudando’, que el programa ‘marcha sobre rieles’ y que hubo ‘importantes logros’

Una vez que termine su tarea, el equipo del FMI difundirá un informe preliminar, que deberá ser considerado por el directorio del organismo multilateral, presidido por Recién entonces, y si el board da su visto bueno, el Fondo girará los recursos del nuevo desembolso, por unos 6000 millones de dólares.

El Gobierno cuenta con la llegada de esos recursos para reforzar la capacidad de fuego del Banco Central en su intento de extender la tregua cambiaria de las últimas ruegas. El objetivo es doble, económico y político. El presidente Mauricio Macri sabe que las chances de su reelección están atadas atadas al comportamiento del dólar.

Seguí leyendo: