Más contribuyentes pagarán Impuesto a las Ganancias este año, pero con una menor carga, de acuerdo a un estudio reciente del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). La cantidad de trabajadores en relación de dependencia alcanzados por el impuesto, según los datos aportados por la Jefatura de Gabinete ante el Congreso de la Nación, se incrementó: habrían pasado de 1,2 millones en agosto 2015 a 1,9 millones en agosto del año 2018, lo que supone un aumento de cantidad de contribuyentes cercano al 60 por ciento.

Según los últimos datos disponibles, aproximadamente el 20% de los asalariados tributa el impuesto. En 2015, el porcentaje ascendía a alrededor del 13 por ciento. "Es cierto que un mayor número de trabajadores queda alcanzado actualmente por el impuesto a las Ganancias,  pero lo hacen a tasas reducidas; en tanto que quienes ya tributaban en 2015 han experimentado una significativa disminución en la presión tributaria derivada de este impuesto", señaló el informe realizado por los economistas Nadin Argañaraz y Andrés Mir.

Según los últimos datos disponibles, aproximadamente el 20% de los asalariados tributa el impuesto. En 2015, el porcentaje ascendía a alrededor del 13%

El análisis realizado por el Iaraf mostró que los nuevos trabajadores alcanzados por el impuesto que pueden deducir cargas de familia, tributan un porcentaje de sus ingresos en torno al 1% del sueldo neto. Este porcentaje es algo superior en el caso de aquéllos que no pueden deducir cargas de familia, que varía entre el 1,5% y el 5% del ingreso.

En tanto, para los trabajadores que ya estaban tributando el impuesto, de acuerdo al análisis de los economistas, se redujo la alícuota efectiva para todos los niveles de ingresos como consecuencia de la actualización de los mínimos y deducciones y, fundamentalmente, de los tramos de la escala del impuesto.

De acuerdo con el informe, los trabajadores alcanzados por el impuesto experimentaron una reducción de la alícuota efectiva de entre 10 y 8 puntos porcentuales, para los niveles de ingresos menores, y de entre 5 y 3 puntos porcentuales para los de mayor remuneración.

"La reducción en la alícuota efectiva del impuesto que pagan los trabajadores es significativa (oscilando entre el 67% y el 10%), con la particularidad que es mucho mayor en los primeros niveles de ingresos alcanzados por el impuesto que en los estratos salariales más elevados, lo que ha contribuido a restaurar en parte la progresividad perdida en el esquema anterior", según el análisis de Iaraf.

Seguí leyendo