El ministro Caputo (centro) dio detalles del estado de la deuda. (Maximiliano Luna)
El ministro Caputo (centro) dio detalles del estado de la deuda. (Maximiliano Luna)

El escándalo por el "papelito" durante la exposición del ministro de Finanzas Luis Caputo en el Congreso opacó los datos sobre deuda pública que brindó el funcionario y que deberían haber sido el eje de un encuentro que se extendió por más de cuatro horas.

Los números aportados por Caputo, aunque desactualizados, pues corresponden a diciembre de 2017,  permiten analizar al estado actual de la deuda del sector público nacional, cuyo notable crecimiento obedeció a la continuidad de un pesado déficit fiscal en una economía que esboza un despegue después de seis años de estancamiento.

Caputo mencionó que "desde 2015 la deuda bruta subió aproximadamente en USD 80.000 millones y la deuda neta en USD 64.000 millones", mientras que esta deuda neta representa hoy "un 30% del PBI, una de las tasas más bajas de la región, si no la más baja". Sobre el cierre de la presentación señaló además que la deuda ascendió en 2017 a USD 320.934 millones.

¿Qué significan estos números?

La deuda pública total, con estos datos al cierre del año pasado, alcanzó a unos USD 334.000 millones, considerando en este cálculo los Cupones atados al PBI, por cerca de USD 14.000 millones. Esta deuda pública total representa cerca de 59% del PBI.

Este monto implica un aumento de 16% o USD 45.000 millones en comparación a los USD 288.447,8 millones contabilizados por todo concepto en diciembre de 2016, es decir con la suma de la deuda en manos de los holdouts y el Cupón PBI.

Además es un 31,5% más que los USD 253.989 millones de deuda pública total de diciembre de 2015.

COMPOSICIÓN DE LA DEUDA PÚBLICA
En millones de dólares

(*) Estimado
(**) Incluye deuda no presentada al Canje

El ministro diferenció esta deuda pública total o "bruta" de la "neta", es decir aquella contraída por el Estado con acreedores privados y organismos multilaterales y bilaterales. "Esta es la deuda que miran todos, porque es la sujeta a refinanciamiento", refirió Caputo. Estos pasivos excluyen la deuda del Tesoro con entes públicos descentralizados como el Banco Central, la ANSeS, el Banco Nación o el PAMI, es decir que al ser "intraestatal", su renovación es prácticamente automática.

Esta deuda neta sumó al fin de diciembre pasado USD 166.268 millones (excluye deuda intra sector público y Cupones atados al PBI), que el Ministerio de Finanzas estimó en un 29,6% del PBI. De este modo, el PBI implícito en este cálculo fue en 2017 de USD 562.000 millones de dólares.

El dato de deuda neta es consistente con el último informe de Balanza de pagos, posición de inversión internacional y deuda externa del INDEC, que informó que al cierre del cuarto trimestre de 2017 la deuda externa del sector público ascendía a unos 161.342 millones de dólares.

"El nivel de deuda sobre el Producto va a llegar a 38 puntos (del PBI), bajo una macroeconomía ordenada hacia 2020", adelantó Caputo, ante la Comisión Bicameral de Control de la Deuda Externa. Aseguró que este ratio se va a ir reduciendo paulatinamente a partir de 2021 si se cumplen las previsiones presupuestarias del Ministerio de Hacienda en cuanto a reducción del déficit fiscal.

DEUDA NETA COMO PORCENTAJE DEL PBI
En millones de dólares

(*) Incluye deuda con el sector privado, con organismos multilaterales y bilaterales y aquella no presentada al Canje

El diputado del Frente Renovador Marco Lavagna expresó ante el ministro y sus pares que según sus cálculos "la preocupación es para adelante: en los años siguientes vamos a tener un promedio de USD 21.000 millones adicionales, hasta el 2021, como incremento de deuda".

Otro punto crítico es que en la actualidad el 74% de deuda está nominada en moneda extranjera –dólares, yenes, euros, francos suizos. Lavagna advirtió que hay que considerar otros indicadores de sustentabilidad de deuda, "como los ratios de deuda sobre exportaciones, intereses sobre gasto total o intereses sobre ingresos totales".

SEGUÍ LEYENDO:

"Si sólo se mira deuda sobre PBI, debemos decir que estamos cerca del de 2001, cuando hubo un shock y una devaluación muy fuertes que hicieron saltar el ratio de manera insostenible y caímos en default, y tomar solo ese ratio nos puede sesgar la visión", recordó el economista.

CÓMO INCIDE EL SALTO DEL DÓLAR EN EL CÁLCULO DE DEUDA

Marco Lavagna también apuntó que hay que tener en cuenta al factor cambiario en el aumento de la deuda: "Desde los últimos 15 días de diciembre a la actualidad hubo una devaluación que implicó un aumento de tres puntos de la deuda sobre el PBI solo por la variación del tipo de cambio".

Este punto es relevante cuando se compara el monto de la deuda pública respecto del PBI. Por ejemplo, al cierre de 2015, con una fuerte devaluación en diciembre el ratio deuda/PBI trepó aún cuando el nivel de pasivos se mantuvo estable respecto de 2014 (por la licuación de la deuda en pesos medida en moneda norteamericana) y la actividad económica creció más de 2% en aquel año.

DEUDA PÚBLICA TOTAL COMO PORCENTAJE DEL PBI

(*) Incluye valores negociables vinculados al PBI

Un movimiento similar se produjo con el ajuste cambiario de enero y febrero pasados. Aunque la economía mantuvo el crecimiento, el PBI medido en dólares cayó. A septiembre de 2017, el PBI implícito en los datos de deuda del Ministerio de Finanzas ascendía a unos USD 572.000 millones, mientras que según el informe brindado por Caputo el miércoles pasado, ascendía a poco más de 560.000 millones de dólares.

Por otra parte, el diputado Lavagna consideró que "si las condiciones financieras en el mundo cambian", con tasas de interés más altas que dificulten el financiamiento argentino, "nos pueden poner, en el mejor de los escenarios, en un ratio de deuda-PBI en 2021 de 60 por ciento. Y si tenemos algún efecto de tipo de cambio podemos estar saltando al 70 por ciento".

SEGUÍ LEYENDO: