El último dato conocido de anuncios de inversiones a corto, mediano y largo plazo correspondiente al cierre de octubre último daba cuenta que desde que asumió el Gobierno de Cambiemos se habían registrado anuncios de inversiones por poco más de USD 79.000 millones.

Sin embargo, pese a que en noviembre la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional anotó 42 nuevos proyectos que sumaron USD 3.900 millones, la cifra total acumulada se elevó a USD 102.575 millones, con 778 emprendimientos por parte de 574 empresas.

Semejante diferencia de poco más de USD 20.000 millones se explica por la revisión de la estadística, con datos más precisos y comprobables correspondiente a octubre, en el mes de las elecciones de medio término, en particular por parte de la petrolera estatal YPF, que tras le liberación de los precios en el canal mayorista presentó su plan estratégico para los próximos 5 años (2018-2022), que prevé una inversión de más de USD 30.000 millones; aunque  según pudo saber Infobae,  "aportará USD 21.500 millones de manera directa y el resto lo sumará a través de asociaciones y de sus empresas participadas". Semejante agregado elevó el total de ese mes al récord histórico de USD 25.200 millones.

Además, reafirmó el liderazgo de la actividad de petróleo y gas como el sector que se proyecta más activo en inversiones, con unos USD 59.000 millones, de los cuales USD 25.363 millones están en cabeza de YPF; USD 4.207 millones de Pampa Energía; USD 3.077 millones Pan American Energy; USD 2.660 millones; Tecpetrol USD 2.660 millones; Total Austral USD 2.230 miillones; Edenor USD 1.800 millones y Axion Energy USD 1.500 millones.

Le siguen muy atrás, la actividad minera, los desarrolladores inmobiliarios; y telecomunicaciones, entre otros.

Sobresalió el anuncio de YPF en octubre con su plan quinquenal por USD 21.500 millones de modo directo y otros USD 8.500 millones por parte de empresas vinculadas con las obras

En noviembre, la estimación del estudio Orlando Ferreres y Asociados había arrojado un aumento de la inversión bruta interna fija del 11,7% interanual, medido en términos de volumen físico (descontando el efecto de los precios); con un incremento acumulado en los primeros 11 meses de 9,7%, en comparación con igual período del año previo. La ubicó en el equivalente al  21,9% del PBI mensual, medido a precios, con un total de USD 9.508 millones.

Las tasas de corto plazo no afectan las inversiones de largo

Más allá del oportuno anuncio de la petrolera estatal para no sólo quebrar la barrera psicológica de los USD 100 mil millones de inversión a plazos diversos, algunos a seis meses  y otros a 5 o 10 años, de la lectura agregada de los datos relevados por la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional se desprende que el nivel de las tasas de interés de regulación de la política monetaria no afecta las decisiones de las grandes empresas sobre emprendimientos de todo tipo, productivos, infraestructura, como energías renovables, ni tampoco por parte del comercio y los bancos en estructuras modernas y acordes con los cambios tecnológicos.

Pareciera que el nivel de las tasas de interés de regulación de la política monetaria no afectó a las decisiones de las grandes empresas sobre emprendimientos de todo tipo

Y tampoco afectó la recuperación, aún modesta del consumo de las familias, como semanas atrás informara el Indec sobre las cuentas nacionales correspondientes al tercer trimestre último.

De todas formas, a partir de las acciones correctivas que tomó el Gobierno ayer, y en la medida en que no se observen nuevos desvíos negativos entre las nuevas metas de inflación y la realidad, es probable que en el correr de 2018 no sólo persistan los anuncios de inversiones, sino que además empiece a acelerarse el ritmo de ejecución.

LEA MÁS: