La verdad detrás de la posible vuelta de Erik Lamela a River Plate

El futbolista argentino quedó con el pase en su poder tras su salida del Sevilla de España

Guardar

Nuevo

Erik Lamela quedó con el pase en su poder tras su salida del Sevilla de España (Reuters/Paul Childs)
Erik Lamela quedó con el pase en su poder tras su salida del Sevilla de España (Reuters/Paul Childs)

A falta de pocas semanas para la finalización del semestre en el fútbol argentino producto del parate por la Copa América, el mercado de pases comenzó a moverse de manera paulatina en estas latitudes y una de las instituciones que promete ser protagonista es River Plate, entidad que tiene como gran objetivo la Copa Libertadores y que ya se encuentra clasificada al mega Mundial de Clubes que se realizará en Estados Unidos en 2025.

Como es una costumbre en las últimas ventanas de transferencias, los primeros nombres que salen a la luz son los de jugadores que pasaron por la institución y que dejaron una huella con el Manto Sagrado. Este es el caso de Erik Lamela, quien recibió una emotiva despedida tras su salida del Sevilla de España.

“Fue un honor vestir la camiseta del Sevilla. Este es un club que siempre va a estar en mi corazón”, remarcó el deportista de 32 años, quien se destacó durante la obtención de la Europa League la pasada temporada, siendo decisivo en la semifinal al anotar el 2-1 ante la Juventus en tiempo suplementario. Luego, se impusieron ante la Roma por penales en la definición. “Pasé tres años maravillosos en este club, pero los ciclos se acaban. Este club se metió en mi corazón, fue un honor vestir la camiseta del Sevilla”, añadió Coco, que en total disputó 92 encuentros oficiales con el equipo andaluz y marcó 16 goles.

Erik Lamela surgió de la cantera de River Plate
Erik Lamela surgió de la cantera de River Plate

Con el pase en su poder, no tardó en demorarse la pregunta sobre su futuro. Al ser consultado por la posibilidad de retornar al país para calzarse la camiseta del Millonario, el extremo o mediocentro ofensivo, aunque fue cauteloso, no cerró las puertas: “No quiero crear falsas expectativas. Estoy en un momento en el que solo pienso en recuperarme de una pequeña lesión, ya arranco a correr en estos días y tengo todas las vacaciones para prepararme bien de cara a una próxima pretemporada. El club que me quiera se tendrá que contactar conmigo y si yo veo que hay interés, voy a poner de mi lado lo mío. Es algo que todavía no tengo decidido”.

Lamela debutó en 2009 en River Plate de la mano de Néstor Pipo Gorosito y alcanzó su pico de rendimiento en el Millonario un año después. Sin embargo, pese a su talento, no pudo evitar que el equipo dirigido por entonces por Jota Jota López cayera en la Promoción y perdiera la categoría ante Belgrano de Córdoba. Una vez consumado el descenso fue transferido a la Roma de Italia y luego pasó por Tottenham de Inglaterra. Con la banda roja cruzada en el pecho disputó 36 encuentros, en los que anotó cuatro goles y brindó seis asistencias.

Aunque es un nombre que gusta dentro de la cúpula dirigencia y que la posibilidad de regresar al país generó entusiasmo entre los aficionados del Millonario, lo cierto es que hoy la cabeza del futbolista oriundo de Carapachay está abocada principalmente en primera instancia en tratar de dejar atrás la lesión que lo marginó de la recta final de la actual temporada.

Según lo que pudo averiguar Infobae, pese a que cuenta con sondeos de algunos equipos de Europa (especialmente en Turquía), la posibilidad que pica en punta por estas horas es la de continuar su carrera en una liga de menor exigencia y no descarta su desembarco en alguna competencia del fútbol árabe. Pese a que todo indica a que el Diablito Echeverri abandonará el club en diciembre (su pase lo adquirió el Manchester City, principal cabeza del City Group), Martín Demichelis también cuenta con varias opciones en la zona ofensiva donde se puede mover Lamela, como Esequiel Barco, Nacho Fernández, Pity Martínez (se encuentra en plena recuperación de la rotura de ligamentos cruzados), Manuel Lanzini o el joven Franco Mastantuono.

En su regreso al país tras la finalización de la temporada con el Sevilla, Lamela se mostró en una línea similar; al asegurar que hoy su prioridad es la de recuperarse y remarcó que “hasta ahora no me llamó nadie de River, vivo el día a día”.

Por otra parte, develó que Argentinos Juniors lo contactó para intentar seducirlo, pero Coco no tiene intenciones de vestir otra camiseta en el país que no sea la banda roja cruzada en el pecho. “Me contactaron, pero en Argentina sólo jugaría en River Plate”.

Un caso diferente podría ser el de Germán Pezzella, otro hombre surgido de la cantera de River Plate. El marcador central bajó su cláusula de rescisión de 50 a cuatro millones de euros luego de la última renovación, algo que le permite al elenco de Núñez soñar con la posibilidad de repatriar a un campeón del mundo en Qatar 2022.

“Se habla mucho. No quiero hablar de eso ahora por respeto a mi club, por respeto a River que está en plena competencia. Hoy estoy con la cabeza en la Selección y después veremos”, manifestó el marcador central en su arribo al país antes de sumarse a los entrenamientos con la Albiceleste de cara a la gira previa a la Copa América de Estados Unidos.

Guardar

Nuevo

Ver más

Últimas Noticias