El desagradable gesto de Garnacho en el banco de suplentes tras la derrota del Manchester United ante el City en el clásico

El delantero fue sustituido sobre el final y las cámaras de la transmisión oficial se quedaron con su imagen tras abandonar el campo

Compartir
Compartir articulo
La imagen de Garnacho que se volvió viral

El último Clásico de Manchester ofreció momentos memorables tanto dentro como fuera del terreno de juego, culminando en una victoria por 3-1 a favor del Manchester City sobre el Manchester United. Sin embargo, uno de los episodios que capturó la atención del público mundialmente no ocurrió en el césped, sino en el banco de suplentes, gracias a las redes sociales y la transmisión oficial del encuentro.

Alejandro Garnacho, joven promesa del Manchester United, se convirtió en el involuntario protagonista de un episodio que, si bien no tuvo relación alguna con el desarrollo del juego, sí provocó un gran revuelo en las plataformas digitales.

Tras ser sustituido por Omari Forson en los minutos finales del encuentro, las cámaras captaron a Garnacho en una situación un tanto embarazosa, pareciendo hurgarse la nariz para, posteriormente, llevarse el dedo a la boca. Este momento fue suficiente para que miles de fanáticos lo convirtieran en un fenómeno viral, generando toda clase de reacciones y comentarios jocosos en la red, evidenciando cómo momentos triviales pueden convertirse en tendencia global.

“Lo más destacado de la segunda mitad para el United”, bromeó un usuario que compartió la grabación de su pantalla. Otro lo acompañó: “El muchacho necesita una buena comida”, mientras que otro consideró: “Lo más relevante del partido de Garnacho es que se ha comido un moco”.

Garnacho disputó 80 minutos del derby (Reuters)
Garnacho disputó 80 minutos del derby (Reuters)

Más allá de este curioso detalle, el partido tuvo implicaciones importantes para ambas escuadras en la lucha por la supremacía en la Premier League. Con este triunfo, el Manchester City se colocó a solo un punto del Liverpool, líder de la competencia, manteniendo viva la carrera hacia el título. Por su parte, el técnico del Manchester United, Erik Ten Hag, reconoció la solidez de su equipo durante el partido, lamentando los momentos clave que eventualmente llevaron a la derrota tras haberse adelantado en el marcador.

“Creo que en general fue una buena actuación, nos pusimos 1-0 arriba y tuvimos nuestros momentos posteriores para marcar el segundo. Defendimos muy bien y hubo dos momentos decisivos en los que casi logramos avanzar y concedimos el primer gol. Entonces estás decepcionado, tenemos que aceptarlo y aun así tuvimos oportunidades de al menos sumar un punto, pero la victoria también fue posible”.

El gol inicial del United, obra de un potente disparo de Marcus Rashford, parecía presagiar un resultado favorable para los Red Devils. No obstante, la reacción del City fue contundente, con Phil Foden revirtiendo el marcador gracias a un doblete y Erling Haaland sellando el triunfo con un gol en los momentos finales. Esta derrota deja al United en una posición complicada, ocupando el sexto lugar en la tabla y alejándose de la zona de clasificación a competiciones europeas, actualmente a seis puntos del Tottenham, equipo que ostenta el último cupo disponible.