11 frases de Diego Martínez tras el empate ante River: su defensa a Cavani y por qué Boca terminó con 7 defensores

El entrenador del Xeneize analizó el 1-1 en el Monumental: “Merecemos tener más puntos de los que tenemos”

Compartir
Compartir articulo

Luego del empate entre River Plate 1-1 Boca Juniors en el Estadio Monumental por la séptima fecha de la Copa de la Liga Profesional, el entrenador visitante, Diego Martínez, analizó su primer Superclásico y dejó varios conceptos en la conferencia de prensa. Elogio a su rival por el frenético arranque, pero también destacó la labor de sus dirigidos y subrayó que, pese a que aún no encontraron el rendimiento esperado, merecen “más puntos” de los que tienen.

Sobre el comienzo en el que sus pupilos se vieron desbordados por el rival ante su presión, contó que “River no nos sorprende y juega a esto siempre. Es protagonista. En los primeros 10/15 minutos nos costó salir de la presión de River y salir de forma asociada. Hay que estar preparado para salir de ese momento en los que te toca pasarla mal. Más allá de eso, no era River con su fluidez de juego. Era clara la actitud de Facu Colidio y Solari jugando por las puntas y buscando las espaldas de nuestros centrales con envíos aéreos o para que pudiera recibir entre líneas Echeverri, o cerrándose Barco. Sí fue cierto que su presión nos hizo jugar cerca, que nos tiraron un par de centros, o en una jugada preparada nos llegaron con Herrera”.

Aunque luego resaltó la reacción de su equipo: ”Hasta que en un momento pudimos imponernos nosotros también o compartir esa posesión y se dio un partido abierto y de ida vuelta, con un tránsito rápido por la mitad de cancha”.

En cuanto al resultado, indicó que “para mí es muy valorable lo que hicimos y terminó siendo un partido parejo. Lo podríamos haber ganado nosotros o River con alguna situación. El partido se trató de las búsquedas, de los manos a mano, el 2 contra 2. El querer salir a jugar de igual en cada cancha te puede dejar expuesto y ese riesgo siempre lo queremos correr. Siempre uno sabe que lo que intentamos hacer como equipo tiene el riesgo de que en las transiciones uno puede salir herido. Fue un partido parejo, atractivo, con dos equipos con búsqueda similares”.

También defendió a Edinson Cavani y ante la pregunta de algún factor psicológico que puede afectar al delantero uruguayo, quien sigue sin poder convertir, esgrimió que “no estoy para nada de acuerdo”. Además, destacó que pese a esta sequía, el delantero es un profesional ejemplar y explicó por qué lo reemplazó: “Lo saqué porque estaba cansado. Dudamos mucho de quién era el cambio y dudamos si era él o Miguel (Merentiel). Edi es un futbolista increíble, no está convirtiendo, pero ya va a convertir. Tiene muy claro el rumbo y estoy encantado de trabajar con él. Es un ejemplo, es el primero en llegar y último en irse. Nos exige a nosotros como cuerpo técnico. Es un placer y una gran oportunidad de tenerlo en el plantel. Falta el gol, pero no tengo dudas de que ya lo va hacer”.

En tanto que aseguró que su equipo merece estar mejor en la tabla: “Desde los resultados no estamos como imaginaba. Desde el rendimiento del equipo, merecemos tener más puntos de los que tenemos. No me gustó el primer tiempo contra Platense, parte del partido contra Lanús y no merecimos perder, pero nos condicionó el gol tempranero. Fuimos más que los rivales en todos los partidos. El equipo va creciendo y teniendo buenas sensaciones. Esto es un grupo en construcción, con un entrenador que hace poco tiempo que está trabajando con ellos. El poder haber tenido una semana completa para trabajar sirvió. En cuanto al rendimiento vamos por buen camino”.

MÁS FRASES DE MARTÍNEZ

Actitud del equipo. “Cuando estás en desventaja les pedí a los jugadores que mantuvieran la calma. Que siguieran creyendo y teniendo la misma búsqueda. Los cambios fueron para mantener esa búsqueda que trabajamos en la semana. Es una muy buena jugada colectiva. Valoro lo que hizo el equipo antes del gol, porque cuando River nos hizo sentir muy incómodos pudimos aguantar”.

Medina. “Cristian tuvo una doble función hoy de jugar como un doble cinco y luego de hacer jugar hacia los costados. Jugó muy bien. El equipo tuvo fluidez en el juego y por las bandas.

Saralegui. “Son esos volantes mixtos que tienen mucho para crecer. Me gusta mucho porque tiene mucho despliegue, con mucho para crecer. Después se cansó y por eso el reemplazo por Luca”.

Por qué terminó con siete defensores. “Como Nico (Figal) amonestado y con Borja (Miguel) como referencia en la delantera de River junto a Facu Colidio, y con Cristian (Medina) mientras estuvo en la cancha, con él buscamos cubrir el rombo de ellos. Entonces entendí que necesitábamos un jugador más en el fondo y por eso entró Nico (Valentini) para tener superioridad numérica de 3 vs. 2, contra Colidio y Borja. Pareció un cambio defensivo, pero no, porque la idea era que Luis (Advíncula) y Lautaro (Blanco) se soltaran por las bandas. Por eso la entrada de Lucas (Blondel), que también puede jugar de volante interno, porque tiene la sensibilidad de recibir por los costados en caso de que Luis (Advíncula) estuviese un poco más bajo. Solucionamos una gran parte en lo defensivo y luego en el final nos quedamos un poco sin piernas, por eso el ingreso de Frank (Fabra), que jugó como interno por Kevin (Zenón). Pero faltaba poco tiempo y el equipo estaba planchado”.

Clave del mediocampo. “La superioridad la queremos tener en mitad de cancha. Ya sea con el 4-2-3-1 que usa River en la mayoría de los partidos u otro esquema, es un equipo que te puede sorprender. Los cambios fueron porque buscamos jugar por las bandas porque sentimos que podíamos sorprender. Hay cosas que han sido positivas, el equipo tiene que crecer y mejorar. Si veías el semblante de los muchachos sentían que se podía haber ganado, pero también que dimo un paso hacia adelante”.

Su primer Superclásico. “Soñaba terminarlo de otra manera. Fue una semana en la que trabajamos tranquilos. Vi el mensaje de un amigo o de gente que quizá tuviste la posibilidad de trabajar en otros países. Si no es el clásico más lindo del mundo, está entre los tres primeros. Hay muchos chicos que lo jugaron por primera vez y también fue la mía. Nos acercó una carta muy emotiva un hincha. Es realmente muy fuerte. Lo vivimos con mucha intensidad, tratando de disfrutarlo”.