“Tomé pastillas para dormir, fue el peor año de mi vida”: el descarnado testimonio de un ídolo de Vélez tras evitar el descenso

Christian Bassedas inició su carrera futbolística en el Fortín y, desde su rol como director deportivo, vivió en carne propia la lucha del club por mantenerse en Primera División

Compartir
Compartir articulo
El ex director deportivo se confesó en un extenso reportaje con Radio La Red

El año de Vélez en el fútbol argentino estuvo marcado por evitar el descenso en gran parte del curso. Cinco entrenadores pasaron en 2023 entre los interinatos de Hernán Manrique y Marcelo Bravo sumado a los ciclos de Alexander Medina, Ricardo Gareca y Sebastián Méndez, pero fue este último el encargado de mantener al club de sus amores en la máxima categoría a poco de cumplir 80 temporadas consecutivas en Primera División a partir de 2024.

La materialización de la baja de categoría y la pasión con la que se vive este deporte en el país fueron parte de un relato a corazón abierto en la voz de Christian Bassedas. El hijo pródigo de la institución ocupó el cargo de director deportivo hasta la Copa de la Liga y narró cómo transitó los días previos al decisivo cruce ante Colón en Liniers: “La semana anterior al último partido tomaba pastillas para dormir. Muchas veces se me pasó la buena y la mala por la cabeza. Me comí todas las películas de Rocky, libros de Mindfullness, fui a la iglesia. Y los días anteriores empecé a pensar que si iba mal tenía que hacer algo”.

A continuación, precisó las medidas tomadas en la antesala a un encuentro ganado por 3-1 en el Estadio José Amalfitani: “Llamé y solicité custodia policial en casa y a un amigo le pedí una casa en San Miguel del Monte para que me la preste y refugiarme un poco conmigo mismo”. Y confesó: “Fue el peor año de mi vida. Sufrí mucho. Tenía otras expectativas a principio de año y fue malo. Pelear abajo es algo que no se lo deseo a nadie”.

En diálogo con Un Buen Momento por Radio La Red, analizó las consecuencias de la peor alternativa: “No me perturbaba el descenso, sino la institución. Si me iba al descenso no podía volver a la cancha; el fútbol es pasional. Hay un nuevo mundo y te tenés que abstraer de las redes sociales, porque es un ambiente muy tóxico”.

Christian Bassedas fue director deportivo de Vélez hasta la Copa de la Liga
Christian Bassedas fue director deportivo de Vélez hasta la Copa de la Liga

El Fortín dependía de sí mismo contra el Sabalero y tenía asegurado un posible desempate, pero una derrota hubiera caldeado el escenario con un plantel que, anteriormente, denunció agresiones de la barra del club. “El hincha acompañó hasta donde pudo, pero el equipo no le transmitía lo que quería: ganar, jugar bien e irse a la casa feliz”, declaró Bassedas luego de cosechar 49 puntos en 41 encuentros del año.

Además, sorprendió al hablar del rol jugado por Carlos Bianchi. El ex futbolista surgido de Vélez y DT campeón del mundo con esa entidad es una voz autorizada en el mundo velezano: “Bianchi estuvo muy cerca nuestro en este tiempo. Y también del Gallego Méndez... Cuando se fue Gareca, fuimos a la casa a verlo con el presidente. Lo queríamos escuchar”.

“Bianchi nos dio su punto de vista de algunos muchachos que consideraba que podían hacer que el equipo tenga una reacción. Había mucha mesura en todos. Él también estaba asustado...”, le soltó el periodista Gustavo Yarroch y la respuesta no dejó margen a dudas: “Sí, por supuesto. Nadie te garantiza ganar el siguiente partido”.

Por otro lado, Christian Bassedas enalteció a Sebastián Méndez como entrenador y lanzó una llamativa comparación con ídolos que marcaron una época en el club: “El Gallego Méndez se puso a la altura de Chilavert, Bianchi y Gareca. Salvar del descenso a Vélez es como salir campeón del mundo”. El ex arquero y el Virrey alzaron la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental, mientras que el Flaco ganó cuatro títulos en su paso.

“En este tiempo, mi familia fue mi única y mi mejor burbuja. Por momentos, mis hijos fueron mis padres. Mi señora me ayudó siempre. Había que aguantarme, porque yo no era yo. Era difícil estar pleno”, contó Bassedas, quien confirmó su alejamiento del club: “Decidí dar un paso al costado y no continuar en Vélez”.