Metió un cabezazo que rozó el travesaño y se lesionó: la jugada que sacó a Benedetto en el inicio del clásico entre Racing y Boca

El Pipa debió dejarle lugar su lugar a Miguel Merentiel en el comienzo del partido debido a una molestia en el aductor derecho

Compartir
Compartir articulo

El gesto, con el índice debajo de uno de sus ojos, encendió las alarmas. Apenas habían transcurrido cuatro minutos del clásico entre Racing y Boca en el Cilindro cuando Darío Benedetto le advirtió al banco de suplentes que algo andaba mal. Instantes antes, se había tocado el aductor derecho, en señal de que había sentido una molestia, que lo terminó sacando del partido.

El Chelo Weigandt trepó por la derecha y envió un centro atrás que encontró bien ubicado al Pipa, quien cabeceó y su envío rozó el travesaño. Fue la primera oportunidad de gol en el choque por la Copa de la Liga; sin embargo, el enfoque se corrió rápidamente cuando la delegación visitante notó la lesión del delantero, de 33 años. Acto seguido, Miguel Merentiel salió a calentar, en tanto que el ex Arsenal y Defensa y Justicia probaba para determinar si podía continuar.

No obstante, prefirió no arriesgar. La bajada del DT Jorge Almirón, a 10 días de la gran final de la Copa Libertadores ante Fluminense en el estadio Maracaná, fue que ante la mínima molestia, sus pupilas frenaran, en pos de llegar todos lo más enteros posible para el máximo desafío del año. Y ese lineamiento siguió el Pipa.

A los 7 minutos, Benedetto dejó el campo de juego y el uruguayo saltó al césped. Ahora bien, ¿la lesión se dio en el cabezazo? En la transmisión de ESPN Premium, el comentarista Diego Latorre develó que ya había visto contrariado al atacante, que perdió continuidad ante el arribo de Edinson Cavani y por el buen momento del mencionado Merentiel. En una disputa por el balón con Leonardo Sigali habría percibido la dolencia.

Benedetto se retira ofuscado por la inoportuna lesión (Fotobaires)
Benedetto se retira ofuscado por la inoportuna lesión (Fotobaires)

Habrá que esperar por el diagnóstico del cuerpo médico de Boca y si son necesarios los estudios para determinar el mismo. El Xeneize jugará el sábado su último partido antes de la finalísima continental: será este sábado ante Estudiantes en La Bombonera, por la fecha 11 del certamen local, en el que el conjunto auriazul busca dar pelea por clasificarse entre los primeros cuatro elencos de la Zona B, para acceder a los cuartos de final. En principio, todo indica que el Pipa allí descansará. Y dispondrá de una semana para alcanzar su mejor forma física para poder ayudar al Xeneize en su segunda definición de este calibre en el club: la primera fue en 2018, en aquella recordada serie en la que se consagró River Plate en Madrid.