Las confesiones de Rodrigo De Paul sobre el Mundial: el rol de Tini, la decisión tras perder ante Arabia y el ritual con Messi y Papu Gómez

El mediocampista de la selección argentina repasó algunos momentos icónicos de la conquista en Qatar

Compartir
Compartir articulo
De Paul, con su nuevo look en Asia (REUTERS)
De Paul, con su nuevo look en Asia (REUTERS)

Siempre hay una nueva historia, perlita o detalle. El Mundial de Qatar 2022 da para todo y así lo confirmó Rodrigo De Paul en una entrevista que realizó para el primer capítulo de la serie “Llave a la Eternidad” (frase que él mismo patentó hace algunos meses) en la TV Pública. El número 7 de La Scaloneta contó algunas infidencias inéditas y aseguró que la conquista en Doha le cambió la vida: “Soy mejor persona que antes de la Copa del Mundo”.

Con el trofeo colgado en una cadenita, obsequio que le hizo su novia, De Paul repasó lo importante que fue Tini Stoessel durante los primeros momentos en Doha: “No es para nada fácil controlar la cabeza. Me apoyé mucho en ella. Sabía que estaban mis amigos y familia, pero a veces tener varias opiniones te desordena la cabeza. Intenté elegir una persona y fue ella, que me sacaba de esos momentos y me hacía despegar un ratito de todo lo que estaba sintiendo”.

La mentalidad del grupo aun en el momento más crítico tras la derrota contra Arabia Saudita fue clave para reponerse: “Si intentás sentir que no te pasa nada, es una batalla que vas a perder. No puedo decir que no tenía miedo, obvio que lo tenía. Si perdés, te volvés y se termina el sueño. Hay una lucha interna de controlarlo, de creer que el miedo no te tiene que paralizar o ganar. Siento que en mi caso pude controlar esa lucha aunque hubo momentos en que te sobrepasa”. Y confesó: “Hubo noches en las que me puse a llorar. Estaba en la habitación con Nico (Otamendi) y lloraba, pero no de angustia ni nada, muchas veces de felicidad. Pero necesitás descargarte. Otros no lloran o se descargan jugando a algo. Eran pequeños puntos para no perder el eje o equilibrio”.

Hubo instantes en los que no la pasó nada bien: “Quisieron instalar cosas y dijeron que no iba a poder jugar el Mundial o que tenía la cabeza en otro lado. Llevaron todo a un lugar feo cuando en los últimos dos meses prácticamente no salí de mi casa. A las 2 de la mañana grabé videos entrenando y contando los días que faltaban para el Mundial. Me preparé así. No iba a salir a decirlo y, aunque es súper injusto, la única manera es demostrar adentro de la cancha. Si la cosa sale mal, no hay explicación que valga. Muchos momentos antes de la Copa fueron hostiles, pero eso también me hizo y me hace”.

El momento más crítico de Argentina en el Mundial: la derrota con Arabia Saudita (REUTERS/Dylan Martinez)
El momento más crítico de Argentina en el Mundial: la derrota con Arabia Saudita (REUTERS/Dylan Martinez)

“Antes del debut me acuerdo estar muy nervioso. Con Scaloni tengo una relación muy fuerte y si tiene que cagar a pedos a alguien, es a mí. Vino a ver un partido entre Atlético Madrid y Mallorca y charlamos del sorteo del Mundial. Le dije que qué bueno arrancar con Arabia Saudita, porque había muchos chicos que debutábamos y era un buen rival. Me respondió ‘¡no, es lo peor que nos pudo pasar! Porque pensamos que va a ser una selección fácil y yo jugué un Mundial, el primer partido es el peor de todos, cuando toca el silbato el árbitro, por más fuerte que te creas, te baja todo’. Dicho y hecho”, fue otra de las memorias inéditas de Rodrigo.

Sobre la caída con los saudíes, el campeón del mundo recordó: “Con la cabeza más fría me di cuenta de que no fui yo, algo me ganó. No controlé las emociones los 90 minutos, me controlaron a mí. Pero me sirvió para encarar los partidos de otra manera. No puedo explicar lo duro que fue el golpe”. De Paul dio detalles de lo que fue la cena posterior al 1-2 en Lusail, en la que las autoridades de la delegación tomaron la decisión de retirar a los mozos y ayudantes de cocina: “Tengo en la cabeza la imagen de escuchar solo los tenedores haciendo ruido en los platos. No volaba una mosca. A los que ayudaban en el mediodía anterior, les pidieron que se fueran para que no hubiera ruido. Se escuchaba pac, tac, tic. Fue muy duro, pero estabamos preparados para el golpe y lo gestionamos bien. Tuvimos un pequeño duelo y entendimos que todo seguía”.

La confianza del capitán Lionel Messi fue clave para alzar el ánimo del equipo de cara al segundo partido: “Hablábamos de todos los escenarios posibles y yo le decía ‘boludo, nuestro Mundial puede durar cinco días si no le ganamos a México’. Yo había sacado entradas hasta la final, imaginate la confianza que tenía. Pero Leo siempre habló desde el lugar que contra México no nos íbamos a ir del Mundial. ‘No va a ser el último partido’, decía. No sé si de negación o inconsciencia, pero podía ser el último partido de él en Mundiales. Siempre habló con mucha confianza y lo transmite. Cuando el 10 habla así...”.

De Paul y Messi en el duelo clave ante México (REUTERS/Kai Pfaffenbach)
De Paul y Messi en el duelo clave ante México (REUTERS/Kai Pfaffenbach)

“Leo tiene magnetismo, te lleva a mirarlo, escucharlo y hacer silencio. Si yo cuento alguna anécdota acá, atrás de cámara hablan de otra cosa, pero si Leo se pone a contar cualquier gilada, lo tenés que escuchar y se concentra todo en él”, dijo De Paul, confidente de Messi. Y enseguida repasó el ritual que tenían junto al Papu Gómez en la concentración de Doha: “Nos tomábamos la mañana, había un lugar donde había pasto, nos descalzábamos y decíamos que íbamos a agarrar buena energía ahí. Poníamos música y una ronda de mates. Estábamos un rato ahí y volvíamos a la pieza. Eran pequeñas cositas que nos gustaban”.

De Paul le “robó” un presente a Messi en la última gira amistosa por el país: la cinta de capitán con el escudo de la AFA y las tres estrellas. Así es el grado de confianza que manejan entre ambos: “En lo primero que pensé cuando el penal de Montiel entró fue en Leo. Me di cuenta por todo lo que había pasado. Al ser una de las personas más importantes del mundo del fútbol, cuando Argentina quedaba afuera de los Mundiales era la cara de la derrota. ¿Qué le diría? Le agradecería por ser quien es conmigo. La confianza que tiene conmigo para mí pasó todo tipo de barrera. Lo considero un amigo, lo quiero un montón”.

OTRAS FRASES DE RODRIGO DE PAUL

El campeón del mundo Rodrigo De Paul (REUTERS/Lee Smith)
El campeón del mundo Rodrigo De Paul (REUTERS/Lee Smith)

· “Cada partido con los hinchas era ‘o te hago feliz o me vas a odiar, me vas a amar u odiar’. Y capaz que uno hacía todo para que lo amen, pero depende de muchas cosas. ¿Qué es ser campeón del mundo? No lo sé”

· “Antes de jugar con Países Bajos me tenía que recuperar de la lesión en dos días. A 48 horas, caminé en la cinta y no sentí nada, me fui contento. El Enano (Messi) me acompañó a que probara correr, miraba sentado en una pelota. Hice las primeras dos y vi que el profe se miró con el fisio. Las dos o tres que quedaban cerré los ojos y corrí 10 metros a velocidad. Me dolía, pero iba a aguantar. El problema era que el médico me dijo que había 80% de chances de que quedara afuera del Mundial”

· “Hice la entrada en calor para el partido con Países Bajos y me sentí bien, pensé que no me iba a doler. Pero cuando rematé, vi las estrellas. Ahí me hice el boludo, empecé a juntar pelotas para no patear más y me vieron el Ratón o Pablo, que le dijeron a Scaloni. El Kinesiólogo me apretó bien la zona para que se me durmiera y escuché que el técnico le dice a Exequiel Palacios y Leandro Paredes que apenas empezara el partido fueran a calentar. No se me fue el dolor, pero sí el pensamiento de que me podía pasar”

· “No sé cuánto disfruté el Mundial, pero sí lo recontra viví. Mirábamos todos los partidos y analizábamos qué rivales se podían cruzar. Los tres partidos del día los vivíamos al máximo. No lo disfruté tanto, pero lo viví y eso estuvo bueno”

· “Messi dijo que disfrutó el Mundial como ningún otro”

· “Siento que no volveré a vivir esas emociones tan extremas. Alegría, miedo, nerviosismo, ansiedad, todo fue muy extremo”

· “Si vos me decís que el final es levantar otra vez la Copa del Mundo, obvio que aguanto el dolor. Pero nadie me lo va a asegurar. No sé cuánto una cabeza puede aguantar sentir ese miedo extremo de fallarle a un país. Esos nervios de no poder controlarte y caminar por la habitación una hora. Estar en el medio de un Mundial es como estar en medio de un tornado. Por eso cuando las cosas salían bien, la alegría es totalmente imposible de describir”

· “El Mundial emocionalmente me cambió un montón, en relación al cariño y reconocimiento de la gente. Todos los días pienso en el Mundial”

Seguir leyendo:

Últimas Noticias

Miss Universo Argentina: las últimas ganadoras del concurso que buscará obtener a los 60 años Alejandra Rodríguez

Será la primera vez que compitan candidatas mayores de 28 años, tras una modificación en las reglas. Participarán representantes de distintos puntos del país
Miss Universo Argentina: las últimas ganadoras del concurso que buscará obtener a los 60 años Alejandra Rodríguez

Atentado a la AMIA: el gobierno argentino pidió la detención internacional del ministro del Interior de Irán

Se trata de Ahmad Vahidi, acusado de ser uno de los autores ideológicos del ataque terrorista que se cobró las vidas de 85 personas en 1994
Atentado a la AMIA: el gobierno argentino pidió la detención internacional del ministro del Interior de Irán

Marcha universitaria: Kicillof encabezó una columna propia en la que juntó a intendentes y dirigentes peronistas

“El pueblo no está desatento, ni dormido”, dijo. Estuvo escoltado por quiénes vienen forjando su mesa política
Marcha universitaria: Kicillof encabezó una columna propia en la que juntó a intendentes y dirigentes peronistas

El Gobierno reconoció la legitimidad de la marcha universitaria, pero cuestionó la politización del conflicto

En el oficialismo consideraron que se trata del “primer golpe” que les “entra” desde que asumieron, pero negaron un desfinanciamiento en el sector. El plan “a largo plazo” que forma parte de la base ideológica de La Libertad Avanza
El Gobierno reconoció la legitimidad de la marcha universitaria, pero cuestionó la politización del conflicto

Una multitud colmó la Plaza de Mayo y alrededores y criticó el recorte presupuestario

Estudiantes y docentes participaron del reclamo en la Ciudad de Buenos Aires, por más fondos para gastos de funcionamiento y salarios. La protesta se repitió en distintos puntos del país. La medida sumó apoyo del ámbito político y sindical. “Lucharemos en una irrenunciable resistencia pacífica y democrática”, afirmaron
Una multitud colmó la Plaza de Mayo y alrededores y criticó el recorte presupuestario