Expectativa en Argentina: cuándo se definirá la sede del Mundial Sub 20 y los pasos a seguir de cara al torneo

Infantino avisó que en los próximos días la FIFA dará a conocer la decisión tras la presentación de la única candidatura formal hasta el momento. El torneo deberá comenzar en siete semanas

Guardar

Nuevo

Javier Mascherano con el plantel del Sub 20 que no logró clasificar al Mundial en el Sudamericano
Javier Mascherano con el plantel del Sub 20 que no logró clasificar al Mundial en el Sudamericano

Es un contexto extraordinario en el que FIFA tendrá que tomar una decisión de emergencia. Resolver, apostar. Gianni Infantino viajó a Paraguay para presenciar el Congreso de Conmebol en algo que rápidamente se interpretó como un gesto político en medio de un tema central en el fútbol: el cambio de sede del Mundial Sub 20 con Argentina como principal interesada.

El guiño de estar en Asunción no fue sólo para la foto, también hizo público el proceso con frases que –leídas entre líneas– fácilmente se pueden interpretar como un espaldarazo al deseo de AFA de organizar un certamen que debe iniciarse en 50 días. Avisó que hay algunos interesados, pero Argentina fue el primer país en presentar avales gubernamentales y detalles. Definió a la candidatura como “muy fuerte” y subrayó que no se tomarán más de tres días para dar a conocer quién se queda con la sede. Es decir, como máximo el próximo lunes 3 de abril podría ser oficial lo que parece número puesto.

El contexto, los movimientos y las declaraciones parecen que el destino inexorable del Mundial Sub 20 será en Argentina. El “Bureau de la FIFA” será quien levante el pulgar definitivo en una reunión que se desarrollará este sábado, según las planificaciones iniciales. Esa mesa chica es integrada por el propio Infantino y los seis presidentes de las distintas confederaciones. El país tiene un voto positivo obvio de Alejandro Domínguez –líder de la Conmebol–, pero teniendo en cuenta el tejido político reciente bien se podría plantear que la UEFA de Aleksander Ceferin también debería acompañar, algo similar a la Concacaf presidida por Víctor Montagliani que en breve compartirá con Conmebol la organización de la Copa América. 3 de 7 sin contar a Infantino, que presenció el congreso en la ciudad de Luque sentado al lado del ex mandatario de la República Argentina Mauricio Macri, invitado allí por su rol de presidente de la Fundación FIFA.

Habrá que esperar las posturas de Oceanía, África y Asia, teniendo en cuenta que dos de esas regiones tienen en sus filas a países que tantearon la posibilidad de unirse a la puja por el Sub 20 de urgencia tras la caída de Indonesia. Las altas temperaturas en esas latitudes por esta época le juega en contra a uno de ellos.

Hasta el momento, Infantino no dejó hendija abierta a un posible cambio de fecha cada vez que él o la organización que dirige tocaron el tema. Es decir, deberá arrancar el próximo sábado 20 de mayo tal cual lo estipulado y para eso tendrán que definir cuanto antes al nuevo anfitrión. En Argentina nadie quiere dar un paso en falso. Ningún posible involucrado se anima a hablar del trazo fino de la organización sin antes tener el visto bueno definitivo de FIFA más allá de las señales cada vez más positivas.

Sonaron como sedes Santiago del Estero, San Juan, Córdoba, San Luis, Mendoza, La Plata... Pero allí tampoco se puso en marcha un mecanismo de acción por si en 50 días deben tener todo listo. No tuvieron contactos oficiales, más allá de que abren sus brazos de par en par ante la posibilidad de albergar partidos del Mundial. También se descartaron –equivocadamente– de antemano algunas sedes emblemáticas como el Estadio Mas Monumental por un supuesto impedimento en el reglamento. Un error, porque el llamado a Núñez podría caer de un momento al otro.

Es cierto que FIFA pide tener liberadas las canchas involucradas 15 días antes del inicio del certamen y hasta un día después. Aquellos que conocen la organización desde adentro precisan que la entidad casi que toma control absoluto de los recintos durante cada evento. Por ende, estadios como el de Vélez, Racing o River Plate no podrían cumplir esos requisitos porque habrá Liga Profesional y copas internacionales mientras dura el campeonato juvenil. Sin embargo, la FIFA avisa en el punto 19 del reglamento del certamen Sub 20 que puede autorizar “de manera excepcional” que esa esa exigencia no se cumpla. ¿Se imaginan una final soñada Argentina-Brasil con 80 mil personas en el Monumental?

Aunque River Plate tendrá competencia local e internacional durante el Mundial Sub 20, FIFA prevé en el reglamento una excepción. ¿Albergará algún partido? (Foto: AP/Julián Bonjovani)
Aunque River Plate tendrá competencia local e internacional durante el Mundial Sub 20, FIFA prevé en el reglamento una excepción. ¿Albergará algún partido? (Foto: AP/Julián Bonjovani)

Habitualmente, un torneo de estas características –el tercero en orden de importancia en el mundo FIFA detrás de los mundiales masculinos y femeninos de mayores– tiene una preparación con muchos meses de antelación. Un comité organizador central que nuclea a integrantes FIFA y del país anfitrión para definir cada detalle: desde accesos a los estadios hasta los formatos publicitarios que habrá. En este caso, en un contexto de emergencia, será difícil que se logre un mecanismo aceitado en 50 días para que todo funcione como un reloj. Pero no es un detalle menor que Tapia le envió a Infantino la carta oficial de candidatura con apoyos del ministerio de Turismo y Deportes y el de Economía. Inclusive, los contactos entre Lammens y Chiqui se intensificaron en los últimos días. Conmebol es otra de las patas que impulsa esta candidatura, dando otro espaldarazo clave.

Algunos se aventuran a adelantar que el lunes podría darse una reunión entre las partes para avanzar sobre la definición de las ¿seis? sedes si FIFA finalmente no pone trabas en el proceso. Habitualmente, en los procedimientos normales, los candidatos presentan sus centros de entrenamiento y estadios a oficiales del organismo mundial, que luego aceptan, descartan o indican modificaciones. En este contexto de excepción habrá que esperar cómo se resuelve y hasta dónde son flexibles en FIFA porque cada recinto tiene reglamentaciones de césped, accesos, conectividad a Internet, estado de los sanitarios y hasta un cierto entrenamiento para los oficiales de seguridad involucrados, entre múltiples ítems.

La trama está abierta a punto tal que el vicepresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Gastón Tealdi, reconoció ante el medio local Ovación que ese país “viene hablando” para compartir la sede con Argentina si finalmente se confirma. Hoy esa opción suena inviable: resolver un Mundial en 50 días sería complicado en un sólo país y los problemas se duplicarían en dos naciones.

Mientras tanto los encargados del tema deportivo se enfocan en seducir a Javier Mascherano para que continúe al mando del plantel –y son cada día más optimistas con lograrlo–. No es ningún secreto el aprecio que Lionel Scaloni le tiene al Jefecito y que incluso fue fundamental para su desembarco en la Sub 20. Las charlas entre ellos son habituales desde siempre y no es algo alocado que haya levantado el teléfono para hablar sobre el desafío que apareció repentinamente. Aquellos cercanos que veían irreversible el final del ciclo en la Selección, ahora entienden que la posibilidad de un Mundial en siete semanas pone patas para arriba el escenario. Las fichas comienzan a ordenarse también en este punto.

Si la luz finalmente es verde, rápidamente deberá pautarse una fecha y lugar para el sorteo de los grupos, algo que iba a realizarse precisamente este viernes 31 en Bali, Indonesia, antes de la cancelación de la sede. Detrás de eso vendrán detalles sobre venta de entradas, proceso de acreditación, centros de entrenamiento, etc...

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo

Ver más