Fue el máximo goleador de las Inferiores de San Lorenzo, jugó un Mundial Sub 17 e hizo gritar “como en el 86″ a Maradona, pero se retiró a los 29 años y fundó su propio club

Nahuel Benítez irrumpió en Primera a fuerza de goles, fue dirigido por Simeone y Ramón Díaz, y tiró paredes con Diego en Deportivo Riestra, donde fue su cebador de mate oficial. Sin embargo, las lesiones y la autoexigencia lo fueron alejando de la pelota. Decidió volver a su ciudad y abrir las puertas del Real Concordia, para formar chicos con las herramientas que él no tuvo