Maduro, Cristina Kirchner y Alberto Fernández llamaron al entorno de Maradona tras su operación

Matías Morla confirmó que hubo llamados telefónicos de varios líderes mundiales y contestó las versiones sobre un viaje a Cuba

Habló Matias Morla luego de la operación de Maradona

La salud de Diego Armando Maradona mantiene en vilo al mundo. Tras la operación por el hematoma subdural en la cabeza que le realizaron en la noche del martes, el abogado Matías Morla se hizo presente en la Clínica Olivos durante la mañana del miércoles y contó que recibió llamados de diferentes personalidades y líderes mundiales, incluido el presidente Alberto Fernández.

“Gracias a todas las personas que se comunicaron por la salud de Diego, desde el Presidente de la Nación, el presidente Maduro, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, Kicillof y todas las autoridades de la Nación. Así también Evo Morales y todos los mandatarios de Latinoamérica que están preocupados por la salud”, contó en rueda de prensa.

Morla dio distintas definiciones sobre el momento que vive Maradona, pero también respondió a los rumores que indicaban que podría viajar a Cuba para seguir el tratamiento: “Diego Ama a Cuba, ayer hablé con el hijo de Fidel Castro. Tanto Venezuela como Cuba son países amigos para que Diego esté, pero Diego está con la cabeza en Gimnasia. Diego va a seguir siendo técnico de Gimnasia porque la parte cognitiva no se vio nunca afectada”.

El abogado que maneja distintos temas de representación del Diez afirmó que el ídolo había presentado un “cuadro clínico de depresión” y que el licenciado a cargo de seguir esos temas había “advertido alguna cuestión anímica”, pero que inicialmente no les generó preocupación: “En principio la vinculó al cumpleaños y la depresión por la pandemia”. Sin embargo, vieron que la situación era más inquietante: “Tenía una conducta rara porque estaba muy depresivo. Tenía comentarios referentes a parientes que habían fallecido, que los extrañaba. Él siempre, en todos los cumpleaños, sufre una especie de nostalgia. Extraña mucho a su madre, muchísimo a su madre”.

Ante las críticas que recibió él y los integrantes del entorno tras la presentación del viernes en la cancha de Gimnasia, donde la imagen del entrenador generó preocupación, Morla se defendió: “Diego no es un autito que yo lo pongo para allá y va para allá. ¡Es Maradona! ¿Qué le vas a decir? ¿Qué no vaya a la cancha? Va igual. Diego quería ir a la cancha como sea, quería quedarse en el partido. Luque le dijo que no, pero a Diego con el fútbol le decís y se saca ahora la venda de la cabeza y va a la cancha”.

Alberto Fernández mostró su preocupación por la salud de Diego (Foto: Reuters)
Alberto Fernández mostró su preocupación por la salud de Diego (Foto: Reuters)

“Ayer cuando estaba en la camioneta con el sobrino fue la última comunicación que tuvo conmigo. Hablamos a las cinco de la tarde. Estaba muy ansioso por lo que iba a pasar y muy conforme por el trabajo del doctor Luque. Fue una intervención impecable. Quiero destacar algo importante: el mismo estudio que se le realizó ayer y detectó ese derrame, había sido realizado en septiembre. Lo cual demuestra el incansable trabajo del Doctor Luque en cuanto al cuidado de Diego. Si no hubiera sido detectado por él, el destino de Maradona hubiese sido otro. Esto lo quiero dejar en claro más que nada por las críticas que están haciendo”, advirtió.

Morla está en el centro de la escena a raíz del fuego cruzado que existe entre los familiares y el entorno. En relación a ese tema, el abogado pidió: “Acá no hay que hablar del entorno o no entorno. Los que queremos a Diego somos todos y debemos estar con el mismo fin que es la salud y la recuperación de Diego lo más pronto posible”.

“Recién me comuniqué con las autoridades de la Clínica Olivos. Diego está bien y sigue su recuperación”, había dicho previamente por intermedio de su cuenta de Twitter. “Haber detectado a tiempo el hematoma fue clave y se dio por el profesionalismo de todo el equipo médico y los estudios que le hicieron. Gracias doctor Luque por tu trabajo”, agregó en ese mismo canal virtual.

La referencia era para el médico Leopoldo Luque, a cargo de seguir día a día la salud de Maradona y quien determinó ayer por la tarde operarlo tras recibir los estudios que le detectaron el hematoma. “Todo se dio tal cual estaba previsto. Diego está bien y en su habitación descansando”, informó el propio Luque durante la medianoche tras la intervención al entrenador de Gimnasia de La Plata.

La intervención quirúrgica al ex futbolista de 60 años se extendió por una hora y 20 minutos, donde lograron evacuar el hematoma subdural crónico de manera exitosa. “Diego está despierto y muy bien”, advirtió Luque desde la puerta de la clínica, donde se agolpaban periodistas y cientos de fanáticos que se mantuvieron en vilo rezando por la salud de su ídolo.

Según el especialista que lo trató, el alta dependerá de la evolución que tenga durante las próximas horas: “Los pasos a seguir son la observación, tiene un drenajecito que se lo vamos a retirar mañana. El comienzo de esto fue muy bueno, el despertar es un paso grande, porque no deja de ser una neurocirugía. Está en terapia”.

Más allá de los dichos de Morla, quienes estuvieron acompañando al Diez en la clínica ayer fueron, entre otras personas, sus hijas. Dalma utilizó también sus redes sociales para agradecer a los fanáticos que acompañaron a su padre: “Acabo de salir de la clínica y solo quiero agradecerles a todos las muestras de amor constantes para mi papá, para mi hermana y para mí. Gracias a todos los que rezaron por él”. Gianinna, que también estuvo presente en Olivos, hizo algo similar y agradeció por la vía virtual.

MÁS SOBRE ESTEMA: