Estefanía PInto dirigirá en las Eliminatorias masculinas de futsal
Estefanía PInto dirigirá en las Eliminatorias masculinas de futsal

El día que se confirmó su designación, María Estefanía Pinto no pudo contener el llanto. Había llegado antes de lo esperado, pero era real: la Conmebol la había elegido como una de las árbitras para las Eliminatorias masculinas de Futsal, certamen que se disputará a partir del 1 de febrero en Brasil. Así, se convertía en la primera argentina en la historia en obtener ese mérito. Todo un premio al sacrificio y al tiempo invertido en la tarea que se ha convertido en su gran pasión.

Las mujeres pisan cada vez más fuerte en el mundo del arbitraje y el futsal se ha vuelto un espacio en el que las puertas se han abierto para que puedan demostrar todas sus capacidades para controlar el juego. En el Mundial de varones de Tailandia 2012, la brasileña Renata Leite -actual instructora de Pinto y sus colegas- se convirtió en una pionera. En las próximas Eliminatorias, a la jueza argentina se sumarán la chilena Valeria Palma y la brasileña Anelize Schulz.

“No lo puedo creer todavía, estoy súper feliz. Nos habían dicho que íbamos a empezar a salir a torneos masculinos aquellas que pudiéramos dar la prueba física de varones. Yo la había dado en diciembre, pero no pensé que ya íbamos a arrancar con las Eliminatorias, que es el torneo más importante de Conmebol”, dijo Pinto a Infobae, aún conmovida por su designación.

Nacida en Sarandí, Pinto hizo del fútbol una forma de vida. Durante su niñez y adolescencia se la pasaba mirando partidos y así nacieron sus ganas de ser periodista, pero esa idea pronto quedó descartada. Cuando tenía 20 años quiso anotarse en la carrera para ser directora técnica, aunque no la aceptaron porque por aquel entonces solo podían ingresar mayores de 25. Fue así como se decidió por la Educación Física y, durante la cursada, conoció a un grupo de compañeras que estaban formándose en el arbitraje y la invitaron a sumarse.

Así, los caminos de Fani - como la apodan - y del arbitraje se unieron en el 2007. Un año más tarde, comenzó con las pruebas para entrar a la AFA. Tras pasar los exámenes físicos, médicos, psicológicos y teóricos, firmó su contrato con la entidad en junio de 2009. Desde ese momento ha pasado por distintas divisionales y categorías: como árbitra principal ha estado en fútbol infantil, juvenil y femenino, mientras que como jueza de línea ha actuado en Reserva, Primera C y D del masculino.

A los 33 años, ha pasado por diversas categorías del arbitraje argentino y sudamericano
A los 33 años, ha pasado por diversas categorías del arbitraje argentino y sudamericano

En 2011 comenzó su carrera en el futsal, donde se lució rápidamente y logró convertirse en Internacional en 2014. Un año más tarde hizo su gran aparición en la Copa Libertadores femenina de esa disciplina, donde le tocó dirigir el partido inaugural y también la final.

“Cada vez que dirigís un partido te gusta más, todos los fines de semana querés hacerlo, nunca querés quedar libre”, aseguró Fani, que en la actualidad no solo es árbitra de futsal masculino y femenino, sino que también actúa como jueza principal en fútbol 11 de mujeres y de juveniles varones.

Desde su perspectiva, el hecho de ser mujer nunca significó una traba para desarrollarse en el mundo del arbitraje: “La AFA nos abre las puertas y nosotras tenemos que hacer lo nuestro. Nos dan todas las posibilidades y oportunidades. Además, entrenamos a la par de los varones, todos juntos. Lo mismo pasa con las clases prácticas y teóricas, y con las capacitaciones. No entrenamos diferenciado porque apuntan a que todos demos lo mejor. Nos exigen igual”.

Para los dirigentes de los clubes sí era medio chocante ver una mujer al principio. Pero al pasar los años y ver cómo dirigimos, va bajando esa postura de rechazo. Ahora está todo aceptado y nos felicitan”, explicó Pinto, y contó que las situaciones más incómodas que ha vivido han sido siempre por comentarios que vienen desde el público: “Hace unos cuatro años fuimos con una terna de mujeres a un partido de Reserva en la cancha de Tigre y un señor nos dijo de todo por ser mujeres: que no podíamos estar dirigiendo, que éramos un desastre... Estuvo así todo el partido, ¡y con su mujer al lado! Era increíble”.

Lo que pocos saben es que, antes de meterse de lleno en el arbitraje, Fani ejerció como docente durante diez años: fue profesora de Educación Física y de Taller de Literatura en nivel inicial y en primaria. En 2015, con mucho pesar, debió renunciar porque se superponían sus dos carreras.

Además, Fani es directora técnica, profesora de educación física y docente
Además, Fani es directora técnica, profesora de educación física y docente

“En la semana hay muchos partidos o exámenes y pruebas físicas, y ya no lo podía sostener, era mucho. Tenía que faltar al trabajo, pedir licencia por los torneos. Eran muchos los días que dejaba a los nenes sin docente y la estaba pasando mal. La verdad es que los extraño mucho a mis alumnos, pero este era el momento para ser árbitra y lo haré hasta que me dé el físico. Después puedo volver a ejercer la docencia”, reflexionó.

Fani es una fanática del estudio. Es directora técnica y también ha realizado cursos de dirigente “para tener otras visiones del mundo del fútbol, que no sean solo las del arbitraje”.

A la espera de saber qué partidos le tocarán en las Eliminatorias, la argentina ya está en Brasil. “Desde 2015 me dedico solo al arbitraje y me demanda un montón, pero hay muchas cosas que satisfacen el esfuerzo que se hace”. Fani sabe que para dirigir ha tenido que resignar -al menos de manera transitoria- otras pasiones, pero confía en que todo ese esfuerzo será recompensado. La designación para este certamen es una prueba de ello.

SEGUÍ LEYENDO: