Fanny Rodríguez y su festejo en “Modo Oso” (@RiverPlate)
Fanny Rodríguez y su festejo en “Modo Oso” (@RiverPlate)

Fanny Rodríguez convierte un gol para River ante San Lorenzo y sale corriendo, pero de repente se frena, cruza sus brazos y mira al horizonte con una sonrisa. Horas más tarde, en las redes sociales, se viralizará la foto de esa celebración en "Modo Oso", una suerte de homenaje a la pose inmortalizada por Lucas Pratto en aquella final de la Copa Libertadores en Madrid.

Boca 5 - 0 River - Fútbol femenino

Solo cinco meses después de aquella imagen, la goleadora vivió un Superclásico diferente: sus días con la camiseta del Millonario son cosa del pasado. Hoy es jugadora de Boca, club en el que ya había estado hace algunos años y donde recientemente pudo firmar su primer contrato como profesional. Y resultó la figura del Superclásico: anotó tres goles y provocó un penal para el 5-0 con el que el Xeneize inició su camino en el torneo de Primera División.

En el semestre pasado, Fanny brilló en River. Había llegado al elenco de Núñez a principios de 2019 luego de un paso destacado por Asociación Coronel Brandsen de la Liga Amateur Platense y por el futsal de Gimnasia La Plata. Su pasado en Boca -club del que es hincha- no le impidió adaptarse rápidamente al Millonario. Incluso, debutó con un gol justo en el Superclásico: fue el 9 de febrero pasado en la victoria por 3-1 de las dirigidas por Daniel Reyes ante sus eternas rivales en el partido que se disputó en la cancha auxiliar del Monumental.

VIDEO: EL GOL DE LA DELANTERA PARA RIVER ANTE BOCA

El 1° de agosto pasado, la temible delantera (cuya carrera también incluye un paso por Estudiantes de La Plata) hizo una publicación en las redes sociales que sorprendió a aquellos hinchas del Millonario que habían empezado a seguirla a partir de sus buenas actuaciones con la Banda. "Feliz de llegar a esta etapa, cabj", escribió Fanny en su cuenta de Instagram, junto a una foto en la que vestía la indumentaria de Boca. Rápidamente, los comentarios se multiplicaron: desde los fanáticos de River que le recriminaron el salto a la vereda de enfrente hasta los simpatizantes del Xeneize que la felicitaron por su regreso a la institución en la que ya había estado en el 2017.

Por decisión propia, la goleadora pasó a Boca, club que le dio la oportunidad de firmar su primer contrato como futbolista profesional. De hecho, la entidad de la ribera fue la única de la máxima categoría que profesionalizó a su plantel femenino completo: lo hizo en un acto del que participaron todas las jugadoras, Pablo Jerez (coordinador de la disciplina), Christian Gribaudo (secretario general) y Nicolás Burdisso (director deportivo).

Fanny Rodríguez firmó su contrato profesional con Boca
Fanny Rodríguez firmó su contrato profesional con Boca

Sin embargo, la historia de Fanny -que es madre de una nena y de un nene- no es excepcional: en los últimos días se confirmó que también Gabriela Chávez dejó River y se convirtió en nueva jugadora de Boca. "Contenta de volver a defender la Azul y Oro", publicó en sus redes sociales la lateral de la selección argentina, otro refuerzo de jerarquía para el conjunto de "Las Gladiadoras" que dirige Christian Meloni.

Estos pases no son rarezas en un fútbol femenino argentino en el que, en tiempos de amateurismo y en esta nueva etapa de semi-profesionalización, las jugadoras eligen aquellos espacios que, de acuerdo a sus propios momentos personales y deportivos, les ofrecen las mejores condiciones. Muchas llevan adelante vidas con múltiples ocupaciones (estudian, trabajan, son madres, practican deporte, etcétera) y, la mayoría de las veces, esa "lealtad o amor por los colores" que tanto pesa en el folklore del fútbol queda en un segundo plano en pos de encontrar el club que más se adapte a sus necesidades en cuanto a horarios de entrenamientos, modos de trabajo y comodidades. En la actualidad, a esos factores se suma la cuestión de los salarios.

La delantera, junto a sus compañeras de equipo Carolina Troncoso y Lorena Benítez
La delantera, junto a sus compañeras de equipo Carolina Troncoso y Lorena Benítez

Es así como la de Fanny se transformó en la historias destacada del primer Superclásico de la era del profesionalismo en el fútbol femenino. Y gritó los goles con la misma pasión con la que los celebraba en River en modo Oso. “Fue un desafío pasar de un club al otro, pero una es profesional, tuve la chance de estar en Boca, lo analicé, lo pensé con mi familia, busqué lo mejor y estoy en Boca, que es lo más grande que hay. Esto es fútbol, me toca defender la camiseta de Boca y la voy a defender a muerte”, concluyó.

SEGUÍ LEYENDO: