(Museo Nacional de Bellas Artes)
(Museo Nacional de Bellas Artes)

Entre el año 27 a. C. y 476 d. C. existió uno de los imperios más grandes de la historia, pero también más influyentes en la actualidad. Se trata del Imperio Romano, donde se realizaron obras de arte de inquietante complejidad y virtuosismo. Entre ellas, en el mármol Afrodita de Capua una pieza de 2,20 metros de altura que fue guardada y cuidada por el Museo Arqueológico de Nápoles, en Italia.

¿La noticia? Que desde el 15 de noviembre, la Ciudad de Buenos Aires será su guardiana. Se exhibirá en el hall del Museo Nacional de Bellas Artes y el público podrá disfrutar de esta obra emblemática para la historia del arte occidental, creada durante el imperio de Adriano (117 al 138 d. C.)

(Museo Nacional de Bellas Artes)
(Museo Nacional de Bellas Artes)

Según explica el director del Museo, Andrés Duprat, "la presentación en el Bellas Artes de esta obra maestra del arte clásico, que ha inspirado la imagen de la femineidad por dos milenios, forma parte de las relaciones e intercambios culturales entre los Estados italiano y argentino, y se lleva a cabo en el contexto de la Cumbre del G-20, próxima a celebrarse en el país".

Diosa del amor y la belleza, también conocida como Venus de Capua, esta versión romana de Afrodita deriva de un original griego realizado en bronce a finales del siglo IV a. C. Fue hallada en 1750 en el Anfiteatro Campano de Capua –el segundo en importancia después del Coliseo–, donde formaba parte de la decoración arquitectónica. En 1820, se restauraron los brazos, parte del drapeado y la nariz de la escultura.

(Museo Nacional de Bellas Artes)
(Museo Nacional de Bellas Artes)

La figura presenta a Afrodita semidesnuda y en contrapposto, posada sobre su pierna derecha, con el pie izquierdo apoyado sobre un casco. Un himation o paño drapeado cubre la parte inferior del cuerpo, sostenido por la rodilla de la pierna izquierda ligeramente doblada. El cabello está dividido en la frente y recogido en la nuca. La parte superior del cuerpo y la cabeza giran apenas hacia la izquierda, mientras que los brazos se elevan para sostener el escudo de su amante Ares, dios de la guerra en la mitología griega, donde la mujer contempla su imagen como si se tratase de un espejo.

Una de las interpretaciones del tema representado refiere al mito romano de la victoria de Venus sobre Marte, una alegoría del triunfo del amor sobre la guerra. Esta lectura puede vincularse, además, con la adoración de Venus Vincitrix en Capua, luego de que Julio César la convirtiese en colonia de veteranos, en el año 59 a. C., y la eligiera como deidad protectora de la ciudad.

(Museo Nacional de Bellas Artes)
(Museo Nacional de Bellas Artes)

"El enigma de esta escultura, cifrado por el pudor y la serenidad clásicos con que se anudan lo sublime y la más terrenal de las carnalidades, le infunde tal potencia iconográfica que resulta difícil pensar la figura femenina, al menos desde el Renacimiento, sin ella", analiza Duprat sobre la obra.

La exhibición de Afrodita de Capua se realiza con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Nación, la Embajada de Italia en la Argentina, el Instituto Italiano de Cultura, el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles y la Asociación Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes.

(Museo Nacional de Bellas Artes)
(Museo Nacional de Bellas Artes)

* Afrodita de Capua
Del 15 de noviembre, hasta el 17 de febrero de 2019
Martes a viernes, de 11 a 20, y sábados y domingos, de 10 a 20
Museo Nacional de Bellas Artes
Av. del Libertador 1473 . CABA

 

_____

SEGUÍ LEYENDO