Uno de los infectólogos que asesora al Gobierno pidió “subsanar el déficit de vacunas” para prevenir una nueva ola de COVID-19 en el invierno

Eduardo López manifestó su preocupación porque aún no se alcanzó el número de personas vacunadas prometido y advirtió que, de no acelerar el proceso, el escenario epidemiológico será similar al del año pasado

Eduardo López, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica (Télam)
Eduardo López, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica (Télam)

Eduardo López, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica, e integrante del comité de expertos que asesora al Gobierno Nacional desde el inicio de la pandemia, manifestó su preocupación porque aún no se alcanzó el número de personas vacunadas prometido por las autoridades sanitarias y advirtió que de no acelerar el proceso habrá una nueva ola de contagios por COVID-19 en invierno.

El infectólogo contextualizó que la curva de casos de coronavirus se encuentra “amesetada” pero “alta”, y planteó que Argentina se encuentra frente a “un déficit de vacunas que tenemos que subsanar lo más rápidamente posible”.

En ese sentido puntualizó como prioridad que se complete la vacunación al personal de salud y que se apunte la campaña a los mayores de 60 años: “Nuestro objetivo es de 7.400.000 adultos mayores para vacunar, como ideal, antes de que llegue el invierno”.

En declaraciones al programa Crónica de una Tarde Anunciada (Radio Rivadavia), ante la consulta acerca del ritmo con el que el Gobierno avanza con la campaña, López opinó que “todavía no hemos podido aumentar la logística, pero creo que también vamos lento porque no tenemos vacunas”. En ese sentido lamentó: “No entiendo porque no hemos conseguido más vacunas”.

Argentina comenzó el 29 de diciembre su plan de inmunización contra el COVID-19 con la vacuna rusa Sputnik V (EFE/ Enrique García Medina/Archivo)
Argentina comenzó el 29 de diciembre su plan de inmunización contra el COVID-19 con la vacuna rusa Sputnik V (EFE/ Enrique García Medina/Archivo)

“Lo que más me preocupa es que no llegamos a vacunar lo que habíamos prometido: 4 millones de dosis en enero de la vacuna Sputnik V y 14 millones en febrero. No han llegado y eso sí que no es bueno”, expresó preocupado. Al respecto explicó que el Gobierno debe avanzar a paso firme, de lo contrario habrá una segunda ola de contagios similar a la primera: “Si usted no vacuna, va a ser lo mismo que el año pasado, va a llegar el invierno, va a empezar a aumentar y habrá una nueva ola”.

El titular de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica consideró que para evitar un escenario similar al de 2020, “tenemos tres o cuatro meses por delante” en los que “si trabajamos fuerte, creo que se puede evitar o por lo menos minimizar”.

Más allá de que la mayoría de las vacunas están compuestas por dos dosis para lograr mayor inmunidad, remarcó que “aún con la primera dosis, tiene una eficacia del 71%, tanto la de AstraZeneca como la Sputnik V, y además previene la enfermedad grave”. Pero volvió a advertir: “Si seguimos corriendo la fecha de arrancar con una vacunación masiva en el adulto mayor, entonces estamos en problemas para ver qué pasa en el mes de mayo o junio”.

Sobre los números actuales de la pandemia en el país, López dijo que los casos se encuentran “amesetados”. “Ha caído de 14 mil de fin de diciembre; estamos entre los 7 y 8 mil, que es una meseta alta, y tenemos una mortalidad que tampoco es baja”, describió.

Consultado por el escándalo de los vacunados VIP que derivó en la renuncia del ministro de Salud, Ginés González García, el infectólogo lo definió como “un episodio desafortunado y triste”, que fue visto por la ciudadanía como “un hecho pésimo”, aunque remarcó que de todas maneras “la gente quiere irse a vacunar, especialmente el adulto mayor que está muy cansado del distanciamiento y el aislamiento”.

Seguí leyendo: