El mejor tamal del mundo está en Bogotá: reconocida guía gastronómica reveló cuál es el lugar donde lo venden

El portal recomendó probar el tradicional platillo acompañado de una buena taza de chocolate caliente

Guardar

Nuevo

Taste Atlas reveló cuál es el mejor restaurante para comer tamal en Bogotá - crédito Ipes
Taste Atlas reveló cuál es el mejor restaurante para comer tamal en Bogotá - crédito Ipes

Originario del departamento del Tolima, el tamal tolimense es un platillo emblemático de la cocina colombiana, que se caracteriza por su preparación meticulosa y su rica combinación de sabores, lo que lo ha convertido en una comida tradicional y uno de los favoritos entre los colombianos.

Su popularidad se debe, en gran parte, a su capacidad de capturar la esencia de la gastronomía colombiana, incorporando ingredientes locales y técnicas de cocción tradicionales. Si bien su preparación es considerada un acto social y familiar que suele llevarse a cabo durante festividades y reuniones importantes, este tradicional platillo se ha convertido en un plato ideal para comer a cualquier hora del día, especialmente si de desayuno, merienda o onces se trata.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Al ser un componente esencial de la identidad gastronómica colombiana y un verdadero favorito entre los comensales tanto locales como extranjeros, la guía Taste Atlas, una plataforma en línea dedicada a documentar, reseñar y calificar la comida tradicional y auténtica de todo el mundo, se dio a la tarea de identificar dónde se puede comer el mejor tamal tolimense a nivel mundial.

“Un manjar colombiano”

Taste Atlas destacó que a los colombianos les encante comer tamal a la hora del desayuno - crédito Ipes
Taste Atlas destacó que a los colombianos les encante comer tamal a la hora del desayuno - crédito Ipes

Antes de revelar cuál es el restaurante que consideran vende el mejor tamal tolimense del mundo, destacó cuáles son los ingredientes que debe llevar un buena preparación de esta receta, a la que calificaron como “un manjar colombiano”.

De acuerdo con la guía, esta variedad de tamal colombiano “se elabora con masa de maíz, arvejas, zanahorias, papas, pollo, cerdo, arroz y especias seleccionadas”. La mezcla resultante debe envolverse con esmero en hojas de plátano, una técnica que contribuye a conservar la humedad y los aromas de los alimentos durante la cocción.

Una vez envueltos, los tamales se colocan en una olla para ser cocidos a fuego lento, un proceso que puede prolongarse hasta cuatro horas.

Los tamales tolimenses deben cocinarse a fuego lento. Su cocción puede tardar hasta 4 horas - crédito Cuarto Oscuro
Los tamales tolimenses deben cocinarse a fuego lento. Su cocción puede tardar hasta 4 horas - crédito Cuarto Oscuro

Y si lo que quiere es ceñirse a la tradición colombiana de desayunar tamales tolimenses, el recomendado de la guía es que los acompañe con una taza de chocolate caliente.

¿Dónde comer el mejor tamal del mundo?

Si no sabe dónde comer el mejor tamal tolimense del mundo, los expertos en alimentación y críticos de Taste Atlas concluyeron que su lugar recomendado es La Puerta Falsa, el restaurante más antiguo de Bogotá, fundado el 16 de julio de 1816.

“Celebrando su bicentenario en 2016, este tradicional restaurante bogotano en el corazón de La Candelaria sirve lo que los lugareños llamarían “un sabor de la cocina de su abuela”. Para el desayuno, pida el tamal (un plato clásico con arroz especiado y pollo cocinado en una hoja de banana)”, escribió uno de los críticos gastronómicos en la plataforma.

Taste Atlas recomendó comer tamal tolimense en el restaurante La Puerta Falsa de Bogotá - crédito La Puerta Falsa
Taste Atlas recomendó comer tamal tolimense en el restaurante La Puerta Falsa de Bogotá - crédito La Puerta Falsa

Ubicado en pleno Centro Histórico de Bogotá, más exactamente en la calle 11 #6-50, a un lado de la Catedral Primada de Colombia, este centenario restaurante es popular entre los bogotanos porque durante ocho generaciones ha albergado la receta del tamal más famoso de la ciudad, del verdadero chocolate santafereño, de la tradicional changua (plato que genera amor y odio en muchos), y de los dulces bogotanos de antaño.

Además, es recordado porque con el paso del tiempo ha sido testigo de innumerables hechos históricos como el Bogotazo, el 9 de abril de 1948, o de la toma del Palacio de Justicia en 1985, o porque ha sido el escenario de historias curiosas, como las que dicen que Manuelita Sáenz, ‘La libertadora del Libertador’, visitaba el centro gastronómico para comprar los dulces favoritos de Simón Bolívar.

Y si ya degustó la tradicional receta de tamales de La Puerta Falsa y quiere degustar nuevos sabores, Taste Atlas también recomendó visitar en Bogotá La Florida, la pastelería más antigua de la ciudad, fundada en 1936, o en Protamales, un establecimiento ubicado en el barrio Palermo.

*Esta nota fue hecha con ayuda de inteligencia artificial.