Hasta el FBI está buscando a colombiana desaparecida en España: esta es la historia

La mujer que vivía en Florida, se mudó a España tras atravesar un duro divorcio con el hombre con quien estuvo 13 años casada

Compartir
Compartir articulo
Ana María desapareció el 2 de febrero según lo indicado por su familia - crédito Ministerio del Interior de España
Ana María desapareció el 2 de febrero según lo indicado por su familia - crédito Ministerio del Interior de España

La comunidad colombiana en Madrid está conmocionada ante la desaparición de Ana María Knezevich Henao, de 40 años, cuyo paradero se desconoce desde hace ya 27 días.

Este preocupante suceso ha puesto en alerta tanto a sus familiares como a las autoridades locales e internacionales. Ana María, que había emigrado a Europa desde Florida, Estados Unidos, en diciembre, tras su divorcio, se encontraba en un proceso de transición personal y legal complejo. Su último rastro se perdió en Madrid el 2 de febrero, fecha desde la cual no se ha vuelto a saber nada de ella.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

La inquietud por la desaparición de la colombiana se intensificó cuando su hermano, Juan Henao, tomó la iniciativa de contactar a la Policía de Fort Lauderdale en Florida. Juan expresó su preocupación sobre el estado emocional y legal en el que se encontraba su hermana debido a un “proceso de divorcio bastante complicado y desagradable”, donde estaban en juego asuntos económicos importantes. Específicamente, mencionó que había “una cantidad significativa de dinero de por medio”, lo que añade una capa de complejidad al caso.

Ana María, antes de su desaparición, había decidido empezar una nueva vida en Europa tras un matrimonio de 13 años con su expareja, David. Este nuevo capítulo en Madrid se vio abruptamente interrumpido, generando una ola de especulaciones y teorías sobre su desaparición.

A través de redes sociales se han compartido imágenes de la colombiana desaparecida - crédito @sosdesaparecido/X
A través de redes sociales se han compartido imágenes de la colombiana desaparecida - crédito @sosdesaparecido/X

La desaparición de Ana María Knezevich Henao ha escalado a un asunto de atención internacional, implicando la intervención del Buró Federal de Investigaciones (FBI) para hallar el paradero de la mujer. Según detalla NBC News, Knezevich Henao desapareció el 2 de febrero en circunstancias misteriosas.

La Policía de España, con autorización judicial, ha iniciado un análisis de geolocalización del teléfono móvil de Ana, que se encuentra apagado desde el 3 de febrero, un día después de su reportada desaparición. Este dispositivo es crucial pues contiene mensajes de texto con dos amigas de Ana, en los cuales mencionaba que planeaba viajar con un hombre recién conocido. “David no tiene nada que ver con esto (…) Obviamente esperamos, como todo el mundo, que la encuentren y que esté bien”, señaló Ken Padowitz, abogado que representa a David, una persona cercana a la desaparecida, en declaraciones a NBC News.

Ana María Knezevich Henao ha sido descrita por SOS Desaparecidos de España como una mujer de 1.47 metros de altura, 45 kilogramos de peso, con pelo castaño largo y ondulado, complexión delgada y ojos color marrón. Además, se ha destacado la importancia de su medicación.

A pesar de los esfuerzos, la investigación enfrenta desafíos significantes pues las cámaras de seguridad del edificio donde Ana estaba hospedada en Madrid fueron vandalizadas con pintura negra. No obstante, las autoridades continúan sus esfuerzos por obtener imágenes de las cámaras de los alrededores que puedan ofrecer alguna pista sobre su desaparición.

Las contradicciones del ex

Según declaraciones de Ken Padowitz, abogado de David Knezevich, su cliente se encontraba en su país natal en el momento de la desaparición, una afirmación que contrasta con las acusaciones de que estuvo en Florida. Esta situación se complica aún más con las aseveraciones sobre la conducta de Knezevich, incluyendo alegatos de infidelidad y desacuerdos sobre la división de bienes.

La disputa matrimonial de 13 años entre David y su esposa, según la familia de Ana, se vio marcada por desavenencias sobre cómo repartir su patrimonio. La esposa sugería una división equitativa 50%-50%, mientras que Knezevich aparentemente prefería una distribución 70%-30% en su favor. Este desacuerdo sobre el patrimonio, sumado a las dificultades de la relación, incluyendo acusaciones de infidelidad de David con una mujer en Bogotá, han intensificado el drama en torno a este caso.

La familia de Ana indica que el divorcio no era tan amistoso como el abogado de David trata de hacer ver - crédito Asociación SOS Desaparecidos España
La familia de Ana indica que el divorcio no era tan amistoso como el abogado de David trata de hacer ver - crédito Asociación SOS Desaparecidos España

“Lo que sea que haya hecho, obviamente puede ser confirmado por las autoridades”, subrayó una amiga de la esposa, quien cuestionó la versión presentada por el abogado de Knezevich sobre su ubicación en el momento de la desaparición. Esta discrepancia ha llevado a un escrutinio más detallado de sus movimientos y actividades durante el periodo en cuestión. El abogado de Knezevich ha intentado contrarrestar estas implicaciones, afirmando que ambos estaban trabajando de manera amistosa para resolver el asunto de sus propiedades.

El círculo cercano a la esposa ha expresado previamente su descontento con Knezevich, señalando problemas previos en el matrimonio y alegando una infidelidad que “la destrozó”, motivando a la esposa a buscar un nuevo comienzo en Madrid, lejos de su vida en Fort Lauderdale.

A medida que este caso continúa desarrollándose, las miradas se centran en los movimientos y las declaraciones de Knezevich, así como en los esfuerzos por parte de todas las partes involucradas para llegar a la verdad. Mientras tanto, las implicaciones de las acciones de Knezevich, ya sean comprobadas o refutadas, siguen generando debates y teorías sobre lo que realmente aconteció en este complejo entramado de relaciones personales y legales.