Taxista le cobró diez veces más el valor de la carrera a una pareja de turistas en Cartagena

De acuerdo con los lugareños, la carrera equivalía a una tarifa mínima, es decir, $10.000, pero el conductor le cobró $100.000 a los visitantes

Compartir
Compartir articulo
En video quedó el momento en el que un taxista le cobró $100.000 a turistas en Cartagena - crédito El Bolivarense / Instagram

No paran las denuncias de abusos contra los turistas en Cartagena. En un nuevo episodio, un taxista le cobró diez veces más el precio de una carrera desde el sector de La Bodeguita hasta el centro histórico de la ciudad.

El caso fue expuesto en redes sociales por los mismos lugareños que expresaron que la carrera debía costar algo más de $10.000 y no los $100.000 que estaba cobrando el conductor, quien se escudó en que fue una carrera que le asignaron y que, supuestamente, fueron sus jefes los que le dijeron que le pidiera ese monto a los turistas.

Cuando llegaron al lugar los visitantes, al parecer desde el interior del país, se negaron a pagar la cuantiosa suma debido a que anteriormente se habían movilizado entre los dos puntos y les habían cobrado solo $15.000. “Es que la última vez pagamos como $15.000, entonces es súper diferente”, dijo la turista.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

En medio de la discusión por el pago de la carrera, intervino una pareja de cartageneros que grabó la situación y cuestionó al conductor por el exorbitante cobro a los turistas.

“¿De dónde vienen?”, preguntó una lugareña a los turistas, quienes respondieron que de Getsemaní, a lo que el taxista replicó y dijo que iban del sector de La Bodeguita.

Acto seguido, la mujer preguntó que cuánto dinero estaba cobrando el hombre, a lo que él respondió que $50.000 y le guiñó el ojo a quien grababa en búsqueda de complicidad para la estafa que estaba a punto de cometer.

El taxista intentó esconderse al ver que estaba siendo grabado - crédito captura de pantalla
El taxista intentó esconderse al ver que estaba siendo grabado - crédito captura de pantalla

De inmediato, los turistas replicaron y le dijeron a quienes los defendían que en realidad el hombre estaba cobrando $100.000 por la carrera mínima y no el monto que había dicho.

Al ver la intervención de los cartageneros, el conductor dijo “por favor, deja que yo trate con ellos, yo estoy cobrando mis servicios”, en un intento de continuar con la estafa y de evitar que la comunidad interviniera; sin embargo, los nativos hicieron caso omiso y continuaron con su reclamo.

“Compa’, ¿Del muelle de La Bodeguita a aquí $100.000? Eso es una estafa contra el turista, si con $15.000 pesos estás bien pago porque eso son solo dos pasitos de allá a acá. Así que, por favor, no podemos abusar del turismo”, se oye que le dicen los cartageneros al taxista.

Al verse descubierto en el intento de estafa, el conductor, que intentó tapar su rostro con la ventanilla del carro, dijo que era un impuesto que le cobraban desde la empresa y que era el precio que le habían asignado antes de salir.

Erika advirtió a sus familiares y amigos para que no caigan en esta nueva modalidad - crédito Colprensa
Erika advirtió a sus familiares y amigos para que no caigan en esta nueva modalidad - crédito Colprensa

Se desconoce si finalmente los turistas pagaron los $100.000 o $50.000 que estaba pidiendo el taxista, pues la grabación se cortó; sin embargo, se presume que gracias a la intervención de los lugareños, no se consumó la estafa.

El hecho causó repudio en redes sociales y decenas de cartageneros recriminaron la actitud del conductor: “Cómo dañan la imagen y la reputación TURÍSTICA de Cartagena. Deben exhibir un listado del costo de las carreras según las distancias o recurrir al uso de la tecnología con un taxímetro u otro dispositivo”.

“Por eso es que la gente prefiere las plataformas, después se ponen en las bobadas de hacer paro y trancón, por culpa de ellos mismos es que los usuarios ya no los prefieren”; “Ajá y dónde está las autoridades, tránsito, etc. La verdad algunos taxistas no deben estar circulando, pero como Cartagena es ciudad de nadie. Aquí no hay leyyyyy. El día que la ley comience a poner orden seremos felices”, fueron algunos de los comentarios publicados en Instagram.