Asesinaron a un dragoneante del Inpec frente a sus amigos y familiares en Cúcuta

Desde la entidad penitenciaria aseguraron que los homicidios contra sus funcionarios se están perpetrando de manera sistemática

Compartir
Compartir articulo
Como Carlos Andrés Sandoval Ortiz fue identificado el dragoneante del Inpec que asesinaron en Cúcuta. (Colprensa)
Como Carlos Andrés Sandoval Ortiz fue identificado el dragoneante del Inpec que asesinaron en Cúcuta. (Colprensa)

En la noche del miércoles 31 de enero se reportó el homicidio, a manos de sicarios, de un dragoneante del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec).

A través de un comunicado, en esa entidad estatal confirmaron el crimen, el cual se perpetró en el barrio Motilones de la capital nortesantadereana, donde la víctima departía con sus allegados, según informaron en el periódico regional La Opinión.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

“Lamentamos el asesinato del funcionario de Cuerpo de Custodia y Vigilancia Carlos Andrés Sandoval Ortiz en las últimas horas en la ciudad de Cúcuta, en hechos que son materia de investigación por parte de las autoridades”, señalaron.

El director de la entidad, el coronel (r) Daniel Gutiérrez, replicó el comunicado en su cuenta oficial de la red social X, junto con un mensaje de solidaridad a los parientes del funcionario.

“Un hecho lamentable que rechazamos y condenamos, el asesinato de nuestro funcionario (...) Acompañamos a su familia en este difícil momento. Hoy el @INPEC_Colombia está de luto (sic)”, trinó.

Mientras que en el comunicado del Inpec recordaron que no era la primera vez que ultimaban a uno de sus funcionarios y solicitaron celeridad en las investigaciones por esos asesinatos.

“Rechazamos los hechos de violencia en contra de servidores penitenciarios, que se han venido presentando de manera sistemática, y ya estamos trabajando de manera articulada con los entes investigativos, con el fin de esclarecer los hechos y dar con los responsables (sic)”, denunciaron.

El homicidio

De acuerdo con la información preliminar que obtuvieron en La Opinión, el uniformado se encontraba hacia las 8 de la noche departiendo con algunos de sus familiares y amigos, en las inmediaciones de la calle 6ª con avenida 8ª, cuando un sicario llegó al lugar y abrió fuego en su contra, para luego huir en una motocicleta.

Agregaron que aunque los allegados de Sandoval Ortiz lo trasladaron de inmediato a un centro asistencial, falleció por la gravedad de las heridas que le provocaron.

La Policía, en las primeras indagaciones que realizaron por el hecho, destacó que los parientes del dragoneante manifestaron que desconocían que hubiera recibido amenazas o intimidaciones.

En agosto del año pasado se reportó el crimen de otro funcionario del Cuerpo de Custodia, hecho que condenó el ministro de Justicia, Néstor Osuna.

“Repudio con toda contundencia el vil asesinato del Dgte. Diego Torres Lemus, guardián del la cárcel de Valledupar. Haremos todo para que no quede impune. A su familia y seres queridos mi sentido pésame y a sus compañeros del Inpec mi solidaridad. Hay que parar esta locura (sic)”, expresó en su cuenta de X en esa ocasión.

El servidor del Inpec fue asesinado en medio de lo que sería un plan pistola, cuando el joven salía de su turno de trabajo en la cárcel de la capital de Cesar. Al parecer, individuos armados atacaron al funcionario sin mediar palabra.

La entidad penitenciaria confirmó el crimen y expresó su solidaridad con la familia a través de las redes sociales. Además, solicitaron a las autoridades correspondientes que intervinieran y realizaran las acciones necesarias para identificar a los responsables.

“Nuestro Instituto está de luto, se apagó la vida del Dragoneante Diego Hernando Torres Lemus. Como familia INPEC, nos unimos para pedir a las autoridades que encuentren a los responsables de este asesinato. Acompañamos a sus seres queridos en esta dolorosa pérdida”, afirmaron en otro comunicado.

Este nuevo homicidio en Cúcuta, también se da en medio de las supuestas amenazas de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo a los guardianes y líderes de patios en la cárcel Modelo de Bucaramanga, a través de panfletos que se conocieron a inicios de este mes.