ELN habría amenazado con realizar acciones contra actividades mineras y “monocultivos capitalistas”

El grupo guerrillero atribuye incendios forestales en el país, producto de actividades extractivistas

Guardar

Nuevo

ELN contra la minería y monocultivos por los ecosistemas colombianos - crédito Albeiro Lopera / Reuters
ELN contra la minería y monocultivos por los ecosistemas colombianos - crédito Albeiro Lopera / Reuters

El Frente Nororiental del ELN ha emitido una declaración en la que afirma que tomará medidas contra las actividades de extracción minera y los monocultivos que, según sus palabras, amenazan los ecosistemas forestales, como los páramos colombianos.

En el anuncio, el grupo armado expresó su intención de “aplicar su justicia” en defensa de los recursos naturales, particularmente en respuesta a los recientes incendios forestales que han devastado grandes extensiones de tierra en Colombia, según cita La FM y RCN Radio.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Así lo informaron varios medios en redes sociales - crédito X
Así lo informaron varios medios en redes sociales - crédito X

Esta declaración surge en un contexto de creciente preocupación por el impacto ambiental de los múltiples incendios que han ocurrido en todo el territorio nacional.

“Frente nororiental del ELN amenaza que, ante los incendios forestales y en defensa de los recursos naturales en los páramos, ‘aplicará su justicia a actividades de extractivismo (minería) y monocultivos capitalistas’”, mencionan los medios previamente citados en sus cuentas de X, antes Twitter.

Pese a la gravedad de las presuntas declaraciones del ELN, no se ha conocido mayor información al respecto. De hecho, desde Infoabe Colombia tratamos de buscar la fuente oficial y no encontramos el mencionado comunicado en ninguno de los portales de comunicación del ELN como en la Revista Insurrección ni la “Página Oficial” del Frente de Guerra Urbano.

Por otro lado, Rodrigo Botero, director de la Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible (FCDS), alertó sobre la crítica situación que enfrenta la Amazonía colombiana debido al incremento en la incidencia de incendios, instando a la nación a adoptar medidas drásticas similares a las emprendidas en los procesos de paz con grupos armados.

La deforestación provocada por los incendios ha devastado aproximadamente 140,000 hectáreas de selva, poniendo en riesgo los ecosistemas más vitales del país, incluyendo los páramos y la selva amazónica, esenciales para el suministro de agua a nivel nacional y global.

Botero destacó, en conversaciones con Semana, la importancia crítica de los bosques amazónicos, quienes son capaces de almacenar enormes cantidades de biomasa y carbono, contribuyendo significativamente a la mitigación del cambio climático. La pérdida de 600 a 700 árboles maduros por hectárea en estos incendios resalta la gravedad de la degradación ambiental que contrasta fuertemente con la biodiversidad limitada de los bosques de pino de Bogotá.

07/09/2021 September 7, 2021, Porto Velho, Rondonia, Brazil: Burning of the Amazon Forest, in the city of Porto Velho, in the state of Rondônia, on the afternoon of Tuesday 7th September. In June, the federal government issued a decree banning burning throughout Brazil for 120 days.
POLITICA 
Europa Press/Contacto/Fernando Souza
07/09/2021 September 7, 2021, Porto Velho, Rondonia, Brazil: Burning of the Amazon Forest, in the city of Porto Velho, in the state of Rondônia, on the afternoon of Tuesday 7th September. In June, the federal government issued a decree banning burning throughout Brazil for 120 days. POLITICA Europa Press/Contacto/Fernando Souza

Una hectárea de bosques amazónicos puede almacenar más o menos 280, 300 toneladas de biomasa por hectárea, que adicionalmente representan unas 140 a 150 toneladas de carbono, almacenado allí en términos de su cobertura aérea, que tiene además la posibilidad de retener en sus raíces, una cantidad casi que similar a la que se sostiene en la parte aérea y con una capacidad, obviamente, de remoción de carbono atmosférico cercana a las 300 toneladas”, sostuvo Botero en diálogo con el medio mencionado.

Además, señala un alarmante incremento del 200% en la actividad de incendios en la región amazónica en referencia al año anterior, lo que evidencia una aceleración en la pérdida de biodiversidad y aumenta la liberación de CO2, contribuyendo a la contaminación atmosférica.

Estos eventos no solo amenazan la diversidad biológica de una de las regiones más ricas en especies del planeta, sino que también tienen un impacto directo en la calidad del aire en las ciudades colombianas, exacerbando problemas de salud pública. La conexión entre la contaminación del aire y el aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares es un factor preocupante, según un estudio reciente publicado en la revista European Journal of Clinical Investigation.

A corte del 26 de enero, este es el mapa de incendios activos en Colombia según La Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible - crédito La Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible
A corte del 26 de enero, este es el mapa de incendios activos en Colombia según La Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible - crédito La Fundación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible

La urgencia de detener la destrucción de la Amazonía resuena como un llamado a la acción inmediata, en línea con la protección de los recursos más preciados del país. La iniciativa de Rodrigo Botero subraya la necesidad de compromisos contundentes y medidas sustanciales para preservar el invaluable patrimonio natural de Colombia.

“Para dar una idea también en términos de la magnitud, aquí en Bogotá se han quemado cerca de 30 hectáreas. Estamos hablando de que en la región amazónica es multiplicado por mil lo que hemos visto. En los últimos cinco años hemos encontrado cifras de 120 mil a 140 mil hectáreas de bosques incendiados y calcinados, producto del proceso de deforestación. Esto sin contar, por ejemplo, lo que sucede con las áreas de sabanas que no se contabilizan dentro de los procesos, digamos lo de incendios o las áreas de rastrojos que también se pierden, que son coberturas naturales producto de los incendios”, finalizó Botero en conversaciones con Semana.

Guardar

Nuevo