Defensor del Pueblo solicita al ELN y las disidencias de las Farc confirmar nombres de secuestrados que tienen en su poder

En una carta enviada a las delegaciones que conforman las mesas de diálogo, Carlos Camargo Assis insta a los dos grupos al margen de la ley a dejarlos en libertad lo más pronto posible

Compartir
Compartir articulo
A través de una carta, el defensor del pueblo solicitó a los grupos armados liberar a quienes tienen en su poder - crédito Defensoría del Pueblo
A través de una carta, el defensor del pueblo solicitó a los grupos armados liberar a quienes tienen en su poder - crédito Defensoría del Pueblo

El Defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Camargo Assis, ha exigido a grupos subversivos como el ELN y una de las disidencias de las Farc, específicamente al Estado Mayor Central (EMC), datos confirmados sobre las personas retenidas ilegalmente. La solicitud ocurre en medio del Día de los Derechos Humanos, la Defensoría ha registrado un aumento en el número de secuestros durante el último año, particularmente en zonas de conflicto armado interno. La institución ha contabilizado 91 casos de violación al derecho a la libertad individual.

El pedido se ha materializado en una carta enviada a los líderes de las delegaciones de paz del Gobierno nacional, debido a la gravedad del problema y su impacto en los derechos fundamentales de integridad y libertad. En el contexto de un conflicto que no da tregua en determinadas regiones del país, la Defensoría actúa también como mediador ante las peticiones de familiares desesperados que buscan la liberación de sus seres queridos. Este posicionamiento resalta la necesidad de una solución humanitaria ante la problemática del secuestro, que además sume a otras violaciones de derechos.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Los equipos de las 42 Defensorías Regionales trabajan en terreno recogiendo información de casos, que ha resultado en la identificación de las 91 personas privadas de su libertad. Esta labor responde al clamor de las familias afectadas que acuden a la Defensoría del Pueblo en busca de apoyo e intervención para la liberación de los secuestrados. La entidad nacional de derechos humanos se convierte así en un canal crítico entre los afectados y las agrupaciones armadas ilegales.

Varias entidades colaboran con la Defensoría para abordar la problemática del secuestro - crédito Defensoría del Pueblo
Varias entidades colaboran con la Defensoría para abordar la problemática del secuestro - crédito Defensoría del Pueblo

La preocupación creciente por el fenómeno del secuestro en Colombia resalta los desafíos que enfrenta el país en materia de seguridad y respeto a los derechos humanos, especialmente en las áreas donde la presencia del Estado es limitada y los grupos armados imponen su autoridad por medio de la violencia y la intimidación. Con la solicitud de la Defensoría, se busca tanto aliviar la situación de las víctimas y sus familias como promover una cultura de paz y legalidad en un contexto todavía marcado por el legado del conflicto armado.

En Colombia, desde mayo de 2020 hasta diciembre de 2023, se han registrado más de 90 secuestros, predominando en departamentos como Arauca con 33 casos, Norte de Santander con 13, y otros como Valle del Cauca, Antioquia, Cesar, Chocó y Cauca. El defensor del pueblo destaca la preocupación por el posible subregistro de estos hechos delictivos debido al temor a represalias de grupos armados ilegales.

Durante el período mencionado, se ha dado especial atención a la situación de tres menores de edad cuyo paradero es desconocido. Esta realidad ha motivado un pedido explícito por parte de Camargo Assis para que se acelere su búsqueda y liberación, aludiendo a la protección constitucional que merecen. El registro de secuestros de este año asciende a 69, lo que evidencia un incremento notable en comparación con años anteriores.

Como parte de la conmemoración de los Derechos Humanos, Camargo Assis ha hecho un llamado a las delegaciones negociadoras, instando a que se priorice la paz nacional y se proceda con la identificación y liberación de las personas secuestradas. Esta acción se plantea como un gesto esencial para progresar hacia la reconciliación y tranquilidad que anhela la sociedad colombiana.

Panorama del secuestro en Colombia

En el contexto actual esta problemática ha presentado una tendencia a la alza. El Gobierno colombiano y las autoridades locales han implementado diferentes estrategias para combatir este delito, afectando las operaciones de los grupos armados y delincuenciales responsables de estos actos ilícitos, sin embargo se sigue presentando.

El ELN sigue siendo uno de los mayores reto para el gobierno - crédito Christian Escobar Mora/EFE
El ELN sigue siendo uno de los mayores reto para el gobierno - crédito Christian Escobar Mora/EFE

Los grupos guerrilleros que operan en Colombia, como el ELN (Ejército de Liberación Nacional), y otros grupos armados organizados siguen siendo una amenaza latente. La presencia de estas organizaciones en regiones fronterizas y remotas complica las labores de control y vigilancia. Además, el fenómeno del secuestro exprés, donde las víctimas son retenidas por breves periodos de tiempo para exigir rescates rápidos, aún se presenta en áreas urbanas.

La comunidad internacional ha manifestado su apoyo a Colombia en la lucha contra el secuestro y otros crímenes relacionados con el conflicto armado interno. Este apoyo se ha traducido en entrenamiento, asesoramiento y asistencia técnica. Organizaciones como la Cruz Roja han tenido un papel crucial en procesos de negociación y recuperación de secuestrados.