Esta es la empresa que reducirá su jornada laboral de 47 a 40 horas semanales en 2024

Busca que sus empleados encuentren mayor satisfacción en su trabajo y mejoren su calidad de vida, aumentando los tiempos de descanso

Compartir
Compartir articulo
La empresa redujo más horas de trabajo semanales que las establecidas en la Ley 2101 de 2021, que pone como tope máximo las 42 horas, para 2026 - crédito Visa/EFE
La empresa redujo más horas de trabajo semanales que las establecidas en la Ley 2101 de 2021, que pone como tope máximo las 42 horas, para 2026 - crédito Visa/EFE

Con el fin de velar por el bienestar de los empleados, una empresa en Colombia decidió reducir la jornada laboral semanal; pasará de ser de 47 a 40 horas. La medida empezará a regir el primero de enero de 2024; permitirá que los colaboradores solo laboren cinco días a la semana, y en consecuencia, descansen dos. Esto representará un beneficio para ellos, en la medida en que sus condiciones de vida mejorarán.

Se trata de Decathlon, que pertenece al grupo francés Mulliez. La empresa aseguró que la medida se discutió y se aprobó con el fin de proteger al “capital más valioso” que tiene: el talento humano. “Queremos ser una compañía innovadora, cuidando a nuestro equipo como nuestro principal objetivo”, detalló el CEO de Decathlon en Colombia, Carlos Gómez, citado por El Espectador.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Afirmó que la reducción en el tiempo de trabajo no implicará una disminución en el pago de los salarios y demás beneficios con los que actualmente cuentan los trabajadores. Por el contrario, su labor tendrá la misma remuneración, a pesar del aumento de las jornadas de descanso. Además, se espera que ayude a aumentar la satisfacción de los empleados. “Tenemos la fuerte voluntad y deseo de que entre todos creemos la innovación en el retail colombiano y sigamos cambiando la industria”, precisó el CEO de la compañía de retail, según el medio citado.

La medida de Decathlon se une a las iniciativas que desde el Gobierno nacional y administraciones anteriores han buscado impulsar. Una de ellas ya entró en vigencia: se trata de la Ley 2101 de 2021, que empezó a regir el 16 de julio de 2023, con la que quedó estipulada la reducción de horas laborales obligatorias a la semana: ya no son 48, sino 46. Sin embargo, esta disminución no se estancará; para el 16 de julio de 2025 se tiene prevista la reducción a las 44 horas y, el 16 de julio de 2026, la jornada será de 42 horas semanales. Este será el tope máximo de tiempo en el que podrán trabajar los colombianos.

La reducción de jornada laboral no afectará los salarios de los trabajadores - crédito Luisa González/Reuters
La reducción de jornada laboral no afectará los salarios de los trabajadores - crédito Luisa González/Reuters
“No es perjudicial para aquellos empleadores que quieran acogerse de forma anticipada a la reducción de la jornada máxima propuesta por la norma y se recuerda, que la reducción de jornada no implica una disminución salarial”, explicó entonces la ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez Ríos, citada en un comunicado de la cartera.

Esta disminución solo aplica para personas que trabajen en el sector privado, por lo tanto, no cobija a servidores públicos, a menos de que estén empleados en empresas del Estado y que sus contratos se rijan por el Sustantivo del Trabajo. De acuerdo con la ministra del Trabajo, la ley no afecta en nada a quienes ya cuentan con jornadas laborales inferiores, como por ejemplo, los menores de edad que cuentan con el permiso de la cartera para cumplir responsabilidades a cambio de remuneración.

Buenas noticias para empleados del servicio doméstico

Los y las trabajadoras internas del servicio doméstico en Colombia también se benefician de esta medida, gracias a un fallo proferido por la Corte Constitucional, en el que aseguró que la jornada ya no será de 60 horas a la semana, sino de 52 horas y media.

Esto, teniendo en cuenta que, desde su perspectiva, la Ley 2101 de 2021 que entró en vigor “excluyó al servicio doméstico interno de la reducción de la jornada máxima ordinaria de trabajo sin una razón suficiente y propició un trato discriminatorio en contra de un grupo poblacional específico”. En ese sentido, ordenó que se cumpla con sus disposiciones, para que estos empleados también gocen de una reducción de su jornada laboral sin perjuicio de sus salarios.