Fueron capturados 23 militares involucrados en presuntos casos de corrupción

La investigación inició hace casi dos años, cuando se conocieron de algunas irregularidades en el área de reclutamiento del Ejército Nacional

Compartir
Compartir articulo
Los uniformados habrían recibido dinero por inexistentes incorporaciones. REUTERS/Carlos Julio Martínez
Los uniformados habrían recibido dinero por inexistentes incorporaciones. REUTERS/Carlos Julio Martínez

Después de adelantar investigaciones, las autoridades concretaron la captura de 23 militares que estarían involucrados en presuntos casos de corrupción dentro de la institución. Los uniformados habrían recibido dinero por las incorporaciones de varios soldados que no habían sido registrados en el Ejército Nacional.

Según dio a conocer el Ejército Nacional, de los 23 soldados que fueron retenidos, ocho estarían en condición de retiro. El mismo medio señaló que el proceso que afrontarán los sindicados fue tomado por la justicia ordinaria luego de que fuera remitido por la Justicia Penal Militar.

Entretanto, desde el Ejército Nacional indicaron que los sindicados fueron puestos a disposición de las autoridades competentes para que se les impute por los presuntos delitos de concierto para delinquir, peculado por apropiación, peculado por uso, falsedad en documento público, fraude procesal, abuso de función pública y prevaricato.

“La institución, en cumplimiento a la política de transparencia y cero tolerancia con la corrupción, seguirá facilitando el apoyo necesario a las autoridades judiciales, conforme el principio constitucional de colaboración armónica; así mismo, se dará inicio a las investigaciones internas a que haya lugar”, indicaron desde el Ejército Nacional.

Se conoció que las detenciones se registraron en Magdalena, Antioquia, Huila, Córdoba y Nariño, precisamente zonas en donde las Fuerzas Militares tienen masiva presencia de personal para combatir a los grupos armados que allí operan. Las capturas se suman a las que se registraron en marzo del 2023, cuando tres oficiales del Ejército Nacional fueron detenidos tras ser hallados responsables de múltiples hechos de corrupción en el país.

En esa oportunidad, los uniformados, de los cuales uno de ellos era mayor de la institución, fueron detenidos en una instalación militar de Bogotá. Semana indicó que el oficial habría estado implicado en un caso de corrupción relacionado con un contrato de combustible que se habría firmado el 7 de diciembre de 2020. El vínculo habría sido por un valor de 6.000.000 millones de pesos para la adquisición de Acpm y lubricantes en el Valle del Cauca.

Otro de los casos recientes que se ha registrado en el Ejército Nacional relacionado con corrupción fue en 2021. En aquel entonces, la misma institución señaló que dos oficiales y un suboficial habían sido capturados, por orden de la Fiscalía General de la Nación, tras estar involucrados en un caso de corrupción administrativa.

“En desarrollo de una operación enmarcada en la protección de la fuerza, con el objetivo de prevenir, detectar y neutralizar actuaciones individuales de integrantes de la institución que no corresponden a los valores y principios, ni están enmarcados en la ley, permitió dar cumplimiento a las órdenes de captura emanadas de la Fiscalía General de la Nación especializada en delitos contra la administración pública de dos oficiales y un suboficial retirado”, indicaron desde el Ejército Nacional en aquella oportunidad.

Y es que Colombia es uno de los países con los índices de corrupción más altos en el mundo. Según un informe expuesto por Transparencia Internacional en el texto Percepción de la Corrupción para 2022, el país cuenta con una calificación de 39 sobre 100 en este aspecto, siendo un grave indicio de casos de este tipo, teniendo en cuenta que los países que están por debajo de 50 puntos son los que mantienen esta problemática en un punto crítico.

La situación es tal que Colombia ha mantenido una calificación promedio de 38 puntos desde 2012, siendo los sectores de defensa y seguridad, donde están las fuerzas militares, los más afectados por esta problemática. De igual forma, en el texto se indica que en el país es necesario fortalecer los mecanismos que erradiquen los casos de corrupción.

“En esta región, la falta de una acción decisiva para combatir la corrupción y fortalecer las instituciones públicas alimenta las actividades del crimen organizado, lo que socava la democracia y los derechos humanos, amenaza el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y provoca violencia, daños ambientales y migración en todo el hemisferio”, concluye dicho informe emitido en enero de 2023.