Indígenas han invadido 8.000 hectáreas de propiedad privada, denunció Asocaña

Uno de los hacendados aseguró que cientos de personas llegan a “quemar la caña” y las autoridades departamentales no hacen nada al respecto

Compartir
Compartir articulo
Indígenas han invadido un aproximado de 8.000 hectáreas en Cauca, denuncó Asocaña. AFP
Indígenas han invadido un aproximado de 8.000 hectáreas en Cauca, denuncó Asocaña. AFP

En los últimos se volvieron recurrentes las denuncias y evidencias sobre la invasión de territorios en el Cauca por parte de grupos indígenas, quienes aseguran que están recuperando parte de la tierra que les perteneció hace siglos, pero afectando a dueños de estas propiedades.

Gremios de distintos sectores agricultores se ven preocupados por la cantidad de casos presentados, incluso acusando a miembros del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) de ser los líderes de estas invasiones con cientos de personas y, en algunas situaciones, con el uso de la violencia.

Incluso la Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar (Asocaña) aseguró que el problema fue creciendo a niveles inaceptables, las autoridades tampoco han hecho lo suficiente para detener estos hechos y los hacendados ya no saben qué hacer para confrontar a los indígenas que protagonizan estos hechos.

Denuncias contra indígenas

La revista Semana dio a conocer las denuncias de algunas personas, dueñas de tierras, que se vieron afectadas por las invasiones de indígenas a sus territorios, algunos de ellos fueron obligados a salir de su propiedad por el temor a ser violentados.

Uno de los propietarios de una finca que está cerca a la vereda El Tetillo, zona rural de Guachené, al norte de Cauca, aseguró que “hoy, sin temor a equivocarme, puedo decir que los mayores acaparadores e invasores de tierra son los indígenas del Cric”.

Miembro del Consejo Regional Indígena del Cauca. REUTERS/Lina Gasca.
Miembro del Consejo Regional Indígena del Cauca. REUTERS/Lina Gasca.

Otra persona que fue desterrada por los indígenas le dijo al medio de comunicación que estos actos fueron aumentando por la falta de autoridad por parte de la Policía, así como la Gobernación y alcaldías para controlar a los responsables de sacar a los hacendados.

“Hasta hace un tiempo, las invasiones se controlaban un poco más, hoy ni con orden judicial se han logrado restablecer los predios. Nos sentimos muy desprotegidos, a la deriva, sin saber qué hacer o cómo defendernos. Los indígenas llegan a las fincas en manada, empiezan a cortar y quemar la caña, luego hacen campamentos y se quedan ahí”, afirmó.

Llamado al Gobierno

Claudia Calero, presidenta de Asocaña, le pidió al Gobierno que intervenga en el Cauca para que los indígenas no sigan invadiendo tierras y saque a sus dueños, en especial por las denuncias de enfrentamientos con las comunidades y algunos trabajadores resultaron heridos.

“Nuevamente, hacemos un llamado sentido al Gobierno nacional para que tome acciones urgentes en esta región. Las agresiones son permanentes contra nuestros trabajadores, no podemos dejar que los violentos nos ganen el pulso y desestabilicen esta región”, dijo.

La presidenta de Asocaña agregó que “quiero insistir que no existen garantías para trabajadores de nuestra agroindustria, al trabajo, a la vida, a la movilidad y propiedad privada, hemos venido insistiendo al Gobierno Nacional que tome cartas en el asunto y que haga acciones contundentes en la región”.

La Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar (Asocaña) y el Grupo Agroindustrial Riopaila Castilla denunciaron el ataque contra trabajadores de una de sus filiales, ocurrido en zona rural del municipio Miranda, en el norte del Cauca.
La Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar (Asocaña) y el Grupo Agroindustrial Riopaila Castilla denunciaron el ataque contra trabajadores de una de sus filiales, ocurrido en zona rural del municipio Miranda, en el norte del Cauca.

La entidad también denunció un caso reciente en el Cauca con una invasión que lleva casi una semana y sin respuesta de la Policía: “Mantiene desde hace seis días en tres predios del municipio de Miranda, pese a los llamados insistentes que hemos hecho a las autoridades en diferentes instancias”.

“Desde el miércoles pasado se registran intimidaciones a los trabajadores, destrucción de cultivos y construcción de cambuches en predios que nunca habían sido invadidos, así como afectación a la movilidad de las comunidades aledañas (...) hechos que condenamos rotundamente y que, además, van en contravía de los avances que se han logrado en la mesa de diálogo del norte del Cauca, liderada por el Gobierno nacional”, agregó.

Asocañas finalizó diciendo que “teniendo en cuenta el compromiso de todos los actores de trabajar por la paz, la convivencia y el respeto de los derechos de quienes forman parte del norte del Cauca”.