Otro distanciamiento del Gobierno con la Iglesia, en este caso con la Iglesia Luterana que envió una carta pública al Poder Ejecutivo, legisladores nacionales y a los ciudadanos en general.

"Con gran dolor e incertidumbre manifestamos a ustedes nuestra opinión, de lo que creemos un grave error del Poder Ejecutivo: nos referimos a la eliminación de, entre otros, el Ministerio de Salud", manifestó un centenar de ministros, ministras, laicos y laicas de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata.

Y continuaron: "Las crisis económicas, cíclicas, son dañinas para la sociedad, especialmente para los sectores más pobres, pero transitorias. Mientras que la Salud es un área del Estado que exige un permanente crecimiento y perfeccionamiento, justamente pensando en el beneficio para aquellos conciudadanos marginados y postergados en sus derechos y salarios".

Preocupados, los representantes de la IERP, desde municipios del conurbano a toda la provincia de Buenos Aires y gran parte de las provincias del país, consideraron que "de no ser revisadas estas irresponsables medidas, nos vemos compelidos a pensar que nuestro gobierno no es sincero al hablar de los pobres, por el contrario, los destinatarios tácitos de sus medidas son los sectores privilegiados, tanto en salud como en otras áreas".