El Volkswagen Up! es el último de los diez autos más económicos del convulsionado mercado automotor
El Volkswagen Up! es el último de los diez autos más económicos del convulsionado mercado automotor

Inflación, suba de tasa de interés, devaluación, aceleración estrepitosa del dólar. Era cuestión de días para que la coyuntura económica del país interviniera en el precio de los autos. La inestabilidad y volatilidad cambiaria impacta directamente en los productos importados y también afecta a los modelos de industria nacional que se fabrican con el 70% de piezas dolarizadas. Ante este panorama, la lista de precios se actualizó con subas de hasta el 20 por ciento.

En agosto, los patentamientos cayeron por tercer mes consecutivo. Se vendieron 65.247 unidades, 25,2% menos que en el mismo mes de 2017, cuando se vendieron 87.207 automóviles. La caída se acrecentó en relación al 17% de descenso de ventas promedio que se registró en junio y julio. El acumulado anual aún se sostiene con números positivos aunque con pronósticos desalentadores.

Las 633.481 operaciones sostienen a los primeros ocho meses de 2018 con un 1,9% arriba en comparación con el mismo período del año pasado, cuando se vendieron 621.465 vehículos. El crecimiento del 20% del mercado en el primer semestre se contrastará con una retracción estimada en un 20% para el segundo semestre del año. Aunque las bonificaciones no se detengan, los precios se sometieron a actualizaciones más severas con hasta subas semanales en los precios sugeridos por las terminales.

Hubo automotrices que subieron los precios de sus vehículos más baratos por encima de los 70.000 pesos. Las que ajustaron de manera más agresiva fueron Chevrolet y Volkswagen: más del 20%. Ford, Renault y Peugeot asimilaron la situación cambiaria con incrementos en el orden del 10%. Mientras que Toyota, con otra espalda financiera, traspasó a sus precios una suba del 4%. En un proceso de actualización permanente, en los primeros días de septiembre, los autos más económicos del mercado argentino son:

Nissan March – $335.500,00

La versión Active del modelo entrada de gama de la automotriz japonesa tiene una bonificación especial de 30.000 pesos que lo ubica, por el momento, como el auto más barato del país. El March tiene cinco puertas y llega importado desde Brasil.

Renault Kwid – $360.700

El modelo que reemplazó al mítico Clio recibió un aumento cercano al 9% para la lista actualizada de septiembre y viene recibiendo subas mensuales abruptas: en febrero su valor era de 233.600 pesos en su versión más básica (Life). Ahora su gama se constituye de cuatro variantes, que van desde los 360.700 hasta los 401.800 pesos.

Toyota Etios – $373.700

Es el auto más vendido del año con 25.602 patentamientos. Toyota fue una de las terminales que procuró no trasladar drásticamente a los precios la inestabilidad económica. Su entrada de gama aumentó apenas por encima del 4% en relación con la lista de precios de agosto. La versión del Etios de cinco puertas más accesible cuesta $373.300 y la de cuatro puertas llega a $389.000.

Ford Ka – $373.800

Con cien pesos de diferencia en comparación con el Etios aparece el Ka de Ford, el modelo más vendido en agosto con 2.798 patentamientos. La versión más económica del compacto de la firma norteamericana es el S y cuesta $373.800, al menos hasta que llegue en el último trimestre del año la evolución del modelo importado desde Brasil.

Nissan Versa – $378.900,00

Con una bonificación de 30.000, otro modelo de Nissan se ubica entre los diez más económicos del mercado argentino. La versión Sense MT del Versa costaría por encima de 400.000 si no fuera por la estrategia de venta sugerida por la automotriz nipona.

Fiat Mobi – $383.100

El Mobi Easy 1.0 es la versión entrada de gama de la automotriz italiana en Argentina. Este típico city car cuenta con un motor 1.0 capaz de erogar una potencia de 70 caballos. La variable mejorada del modelo es el Way 1.0 y alcanza un precio de 412.000 pesos.

Chery QQ 1.0 – $385.728

En febrero costaba 214.905 pesos y era uno de los autos más económicos del país. Pero es uno de los modelos que más sufre los impuestos a la importaciones, ya que proviene desde su país fabricante, China. La versión Light Security soportó un aumento estimado en un 12% hasta llegar a los 385.000 pesos. Mientras que la versión Confort Security supera los 420.000 pesos.

Renault Sandero – $391.100

El modelo que se produce en la planta de Santa Isabel, Córdoba, es uno de los más vendidos en el país. Su precio creció en el orden de un 9% de agosto a septiembre. La versión Expression es la más económica de una gama que se completa con otras cinco opciones.

Renault Logan – $402.800

Otra opción del rombo francés en la lista de los autos más accesibles del mercado argentino. Authentique es la versión más barata del sedán de Renault con motor 1.6 con una potencia de 85 CV. La gama llega hasta la versión Privilege Plus que cuesta $487.700.

Chevrolet Onix – $ 424.900

El segundo auto más vendido de agosto y uno de los más patentados del año sufrió una suba estrepitosa en los últimos dos meses. La versión Joy LS del Onix se involucró en el abrupto incremento de precios de Chevrolet en su lista de precios sugeridos, luego de que en los primeros meses del año se haya constituido como el auto más popular del país.

Volkswagen Up! – $425.800

La versión base del entrada de gama de Volkswagen también recibió un importante traslado de precios. En febrero, la variante de cinco puertas más económica costaba 242.453 pesos. Su ascenso fue considerable y cierra el top 10 de los autos más baratos del mercado argentino durante los primeros días de septiembre.

Seguí leyendo: