Una fuerte denuncia apunta contra la natación china a tres meses de París 2024

El programa alemán Geheimsache Doping y The New York Times publicaron que 23 deportistas chinos no fueron suspendidos pese a dar positivo antes de Tokio 2020; la AMA ratificó la versión de un consumo involuntario.

Compartir
Compartir articulo
Zhang Yufei se consagró campeona de los 200 metros mariposa con Récord Olímpico en Tokio 2020.
Zhang Yufei se consagró campeona de los 200 metros mariposa con Récord Olímpico en Tokio 2020.

Una resonante denuncia vertida por el programa televisivo alemán Geheimsache Doping (Dopaje de Alto Secreto, en español), de la señal pública ARD, y el diario estadounidense The New York Times asegura que 23 nadadores chinos dieron positivo en pruebas de dopaje a principios de 2021, pocos meses antes de los Juegos Olímpicos de Tokio, y no fueron sancionados.

Entre los deportistas implicados, 13 compitieron posteriormente en la capital japonesa y tres de ellos resultaron campeones olímpicos: Zhang Yufei, ganadora de los 200 metros mariposa y de otras tres medallas, Yang Yunxuan, laureado en los 200m combinados y Wang Shun, partícipe de la consagración en el relevo 4x200m libres.

La delación asevera que el control fue efectuado mientras participaban en un certamen en la provincia de Hebei, China, y que la sustancia detectada fue la trimetazidina (TMZ), el fármaco prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) desde 2014 que le valió una sanción de cuatro años a la patinadora rusa Kamila Valieva y cuya propiedad saliente es mejorar la función cardíaca al incrementar el flujo sanguíneo.

Según la acusación, un informe de marzo de 2021 de la Agencia China Antidopaje (CHINADA) había señalado a una contaminación alimentaria como la causa involuntaria del consumo del modulador metabólico.

A través de una declaración publicada el último sábado, la AMA reconoció haber sido notificada de dichos resultados en junio de 2021 y luego haber procedido con la revisión, sin que los investigadores consiguieran ingresar a China por los protocolos inherentes al COVID-19. En efecto, esgrimió no poder “refutar” la versión de la contaminación ni atribuir “negligencia” y “falta” a los atletas. El Comité Olímpico Internacional (COI) aún no se pronunció sobre el caso.