El mensaje de los familiares de los niños venezolanos que desaparecieron luego de ser deportados desde Trinidad y Tobago: “Los mandaron sabiendo que había un tornado en la zona”

El grupo también indicó que saben que algunos de los menores presentan signos de deshidratación. Exigieron a las autoridades que abran una investigación al respecto

Familiares de los 16 niños venezolanos que fueron deportados desde Trinidad y Tobago y están desaparecidos en altamar exigieron a las autoridades del país isleño que abran una investigación para determinar el paradero de los menores.

En un video publicado por el representante del gobierno interino de Juan Guaidó ante la OEA para la crisis de migrantes y refugiados, David Smolansky, el portavoz del grupo reiteró que no tienen información sobre la ubicación del grupo, y que solo saben que algunos presentan signos de deshidratación.

También indicó que los niños fueron subidos a embarcaciones precarias -”sin número ni registro”- aún a pesar de que “había un tornado pasando por la zona”. “No se sabe quien es el capitán. El ministro de Seguridad y las demás autoridades (de Trinidad y Tobago) dicen que no saben nada”, concluyó el hombre. En las embarcaciones también hay 13 adultos.

En paralelo al pedido, el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, anunció que ordenará a la propia Asamblea Nacional abrir una investigación respecto del hecho. “La vida de estos venezolanos corre peligro. Nuestra gente hoy no migra voluntariamente, son refugiados de una dictadura que comete delitos de lesa humanidad y generó una emergencia humanitaria”, agregó el mandatario interino.

Horas antes, Smolansky había resaltado que las autoridades del país , además, ignoraron un recurso de habeas corpus introducido por la defensa de los menores y que “un juez de la Corte Suprema ordenó a la Fuerza de Defensa de Trinidad y Tobago que devuelva a la isla a los niños”.

Según recordó el funcionario, Trinidad y Tobago “ratificó la Convención Americana sobre Derechos Humanos y la Convención sobre Refugiados de 1951”, dos instrumentos que “protegen a migrantes y refugiados contra la devolución”.

“Muchos trinitarios emigraron a Venezuela por décadas en busca de trabajo y estudio para superar la pobreza que padecían en su isla. Se les recibió con los brazos abiertos. No hay el mismo trato para los 40.000 refugiados venezolanos que han huido a esa isla por la dictadura”, concluyó.

En paralelo, el canciller del gobierno interino, Julio Borges, pidió a la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que intercedan ante las autoridades de Trinidad y Tobago.

“Instamos a Acnur y la OIM a interceder ante esta situación. Es un hecho cruel, que no refleja un espíritu de hermandad que tuvimos los venezolanos con todos los que llegaron a nuestra tierra en el siglo pasado”, escribió en Twitter. Distintos miembros de la Asamblea Nacional se hicieron eco de las denuncias y demandaron la aparición con vida del grupo.

Las autoridades de Puerto España, debido a la pandemia de covid-19, han endurecido los controles de entrada al país, donde, como en otros territorios de la región, el número de contagiados por coronavirus ha aumentado en los últimos meses y semanas.

Más sobre este tema:

El gobierno de Trinidad y Tobago deportó a 16 niños venezolanos en un bote: están desaparecidos en altamar