Reseñas de videojuegos: Escapa del calor ascendiendo a un trono oceánico

Reportajes Especiales - Lifestyle

Guardar

Nuevo

infobae

Durante los primeros días de este verano con un calor opresivo, "Crab God", "Riven" y "Rabbids: Legends of the Multiverse" ofrecen tentadoras experiencias virtuales en refrescantes biomas oceánicos, un exuberante mundo de ciencia ficción y geniales pueblos medievales.‌ "Crab God" ‌En un mundo de arrecifes de coral, criaturas marinas diligentes y depredadores peligrosos, estás en deuda con el dios cangrejo ("Crab God", en inglés) que le da el nombre al videojuego. Las ofrendas comienzan con una tarea al estilo "Tamagotchi" en la que debes supervisar a las crías de cangrejos de ojos redondos y con nombres antropomorfizados como Clawdette. Estos suenan como bebés cuando los haces nacer y luego se les asignan trabajos para crear un bioma acuático diverso.‌‌Pero todo esto implica una estrategia profunda. Cinco tipos de cangrejos protegen la guarida y a un precioso huevo que evolucionará hasta convertirse en el próximo dios cangrejo. Los pequeños cangrejos construyen, cultivan jardines y rinden homenaje al sospechoso crustáceo que acecha desde el fondo. Todo es una labor para ayudar a la colonia a prosperar en el fondo del mar.

Debido a las tácticas y la ciencia detrás de todo esto, este videojuego para computadora de 30 horas de duración es atractivo en todos los sentidos posibles. Me atrajo el equilibrio necesario para garantizar un ecosistema próspero y estable, al igual que detalles como los encantadores movimientos laterales de un cangrejo bebé que sostiene un mazo.‌"Crab God", del estudio Chaos Theory, forma parte de un género de videojuegos sobre el clima que te hacen consciente de los desafíos ambientales del mundo real. Ganó el Unity for Humanity Award porque una buena parte de su trama gira en torno a la preservación de los océanos.‌No llega a sermonear a los jugadores por la crisis climática que se avecina; "Crab God" destaca precisamente por tejer ideas relevantes de manera sutil. Al principio, los pequeños cangrejos, energizados al comer algas burbuja, derrotan fácilmente a intrusos como a una invasora estrella de mar de espina oscura. Poco después, una enciclopedia ofrecerá información detallada sobre cada ser al que te encuentras, algo así como una "Pokédex".

‌Si deseas profundizar en información útil, abre el mapa de este mundo. Con los relajantes sonidos de percusión ligera y sintetizadores, descubrí cómo se están salvando a las tortugas marinas en Papúa Nueva Guinea y cómo se están restaurando los corales en España. Cada vez que descubras una Piedra de Preservación, podrás elegir una de las tres donaciones que los desarrolladores harán en tu nombre.‌Parte de la emoción de este juego es la similitud que tiene con la construcción de un acuario, excepto que se desarrolla en la naturaleza y el jugador es una especie de Jacques Cousteau omnisciente. También puedes sentir como tus frustraciones de la vida real se desvanecen a través de una combinación de música relajante, burbujas de aire y acción de cangrejos animados.‌ "Riven" ‌"Riven" fue la secuela de 1997 del gráficamente sorprendente "Myst", un videojuego de acertijos de ciencia ficción lleno de obras de arte ambientales en las que haces clic para poder avanzar. "Myst" y "Riven" vendieron millones de copias, posiblemente porque podrían verse como meditaciones sobre la soledad existencial, la desolación y la paranoia.‌La adaptación de "Riven" que hizo Cyan Worlds es igual de intensa y alucinante, con sus extraños libros que funcionan como portales a mundos variados. Aunque parezca que estás solo, siempre sientes que estás siendo observado. La música inquietante y zumbante intensifica esta sensación mientras buscas a una mujer llamada Catherine y luchas para liberarte de estas tierras extrañas.‌El principal cambio de esta nueva versión está en la jugabilidad. Los jugadores finalmente pueden avanzar en un entorno 3D sin tener que hacer clic en las pantallas estáticas de otra época. Es un placer maravillarse con las brillantes olas de Temple Island como si estuvieras en la cima de una rocosa isla griega mirando fijamente al océano. El movimiento chirriante de una góndola "steampunk" me inquietó mientras me relajaba al ritmo de las olas.‌Debido a que el videojuego también está hecho para realidad virtual, puedes darte la vuelta e inspeccionar las cosas cercanas. Las pistas pueden llegar a ser casi invisibles. Pero están en todas partes, incluso en el tronco de un árbol. Un nudo revela un ojo que se abre y se cierra. Has visto este ojo antes. ¿Pero qué simboliza? Es necesario mantener un cuaderno de pistas. Incluso hoy en día, "Riven" puede considerarse una obra de arte popular duradera, excepto por un problema crucial.‌Para pasar de una escena a otra, el software debe cargarse y los tiempos de carga son largos. Los minutos que tardó calentaron mi computadora hasta el punto que pensé que mi tarjeta gráfica se dañaría. El culpable fue mi equipo. La tarjeta de video que tengo desde hace tres años no pudo soportarlo. Seguí adelante, jugando poco a poco cada vez y disminuyendo la resolución del video para no calentar demasiado la computadora portátil. "Riven" todavía lucía impresionante, pero la distracción disminuyó su encanto. Las ilustraciones meticulosamente detalladas eran raras en la década de 1990, pero hoy por hoy se espera que los entornos de los videojuegos resalten con hiperrealismo. Para esta adaptación, los desarrolladores fueron demasiado lejos.‌Décadas después, los acertijos siguen derritiendo cerebros, hasta el punto de que una guía para revisores incluía sugerencias "suaves" y "fuertes". Sin embargo, la preocupación por el calentamiento de mi computadora siguió impidiendo que disfrutara de la experiencia. Las especificaciones técnicas de última generación que se necesitan aquí podrían impedir que muchos jueguen "Riven". En lugar de enfatizar el fotorrealismo, habría sido beneficioso que los creadores agregaran más niveles, acertijos e historias para atraer a una nueva generación a este lugar fantástico.‌ "Rabbids: Legends of the Multiverse" ‌Es probable que los Rabbids hayan sido una inspiración para los Minions. Pero definitivamente son más groseros.‌Ubisoft presentó a los lindos, excéntricos pero rebeldes conejos alienígenas en "Rayman Raving Rabbids", de 2006. Calificados como "agresivos" y "estúpidos" por su creador, Michel Ancel, han evolucionado hasta convertirse en un escuadrón de luchadores en "Rabbids: Legends of the Multiverse", un entretenido juego de estrategia para dispositivos móviles. Creado exclusivamente para el subestimado Apple Arcade, esta joya de 10 horas está disponible con la tarifa de suscripción mensual.‌En este pequeño juego con sorpresiva profundidad, lanzas cartas que representan una amplia variedad de Rabbids al campo de juego, el primero de los cuales está en una ciudad medieval. Agregar algunas cartas libera a Rabbids con flechas, espadas y magia. Si derrotas a un monje borracho llamado Brother Gothmilk, serás dueño de su carta, la cual puede curar heridas sirviéndote leche.‌Los Rabbids, con sus ojos saltones y dientes separados, avanzan diligentemente a través de cada nivel, preparándose para luchar con poderes absurdos pero útiles, como los del lento campanero. Inspirado en el Quasimodo de Victor Hugo, empuña una cadena pesada para azotar a los enemigos. Una vez que acumula poder, puede hacer girar los eslabones de metal para atrapar a los enemigos que estén demasiado cerca. Puede llegar a ser increíblemente divertido. Tu héroe principal, un poco más grande que el resto, lleva lo que parece ser una cámara Polaroid, con la diferencia de que dispara rayos a los enemigos cuando se acercan.‌Quizás el entorno más imaginativo sea la Montaña del Dragón, con temática de Asia del Este, donde las cascadas están representadas como largos fideos que fluyen de tazones de porcelana. Aquí, los Rabbids practican taichí alrededor de un estanque de peces koi lleno de nenúfares. También es el lugar en el que el juego se vuelve más desafiante. Creé diligentemente un mazo estratégico de cartas con temática de la Montaña del Dragón, pero las nuevas cartas no fueron lo suficientemente fuertes. Me replegué hacia el mazo de cartas medieval, construido tras completar 10 niveles. Funcionó bien.‌Un método para aumentar el poder del Rabbid principal se encuentra en la arena de jugador contra jugador. Cuando ganas, recibes monedas que te ayudan a aumentar la fuerza del Rabbid. Pero con demasiada frecuencia te asignan un enemigo tan formidable que no hay manera de salir victorioso. Se supone que los sistemas de emparejamiento se reparten con algo de equidad. Aquí, me sentí pequeño e impotente.‌Tengo una queja más: cuando muchos Rabbids aparecían juntos en la pantalla, mi iPhone 12 se calentaba considerablemente. Al parecer, también puede ser difícil para los videojuegos combatir el calor.

Una escena del videojuego "Crab God". (Chaos Theory vía The New York Times).

Guardar

Nuevo